Globered
Consigue tu propia página web



antoniosabatermira



 Por favor, si la utiliza, solo pedimos

 a cambio que difunda la Web

 en su medio.  Gracias.





 tot carcaixent

0 0 0

Padre Eugenio de Carcaixent, (O.F.M.Cap.). Colección epistolar

Por: Antonio Sabater Mira | Publicado: 22/07/2012 19:13 |
 
 

 

El Reverendísimo Padre

 

EUGENIO DE CARCAIXENT

(O.F.M.Cap.)

 

(Juan Bautista Soler Rodríguez)

 

Primer Prefecto Apostólico

de San Andrés y Providencia

(Colombia)

 

 

Colección Epistolar

 

 

 

Transcripción y notas:

Bernardo Darás Mahiques

 

 

Del Padre Eugenio a doña Carmen Anglasell de Taléns 

 

Carta número

Procedencia

Fecha

1

Barranquilla

7 noviembre 1905

2

Bogotá

1 julio 1906

3

Bogotá

1 diciembre 1906

4

Bogotá

12 mayo 1907

5

Bogotá

31 octubre 1907

6

Riohacha

27 junio 1909

7

Barranquilla

14 septiembre 1909

8

Barranquilla

15 noviembre 1909

9

Barranquilla

8 diciembre 1909

10

Barranquilla

31 enero 1910

11

Barranquilla

7 octubre 1913

12

Barranquilla

13 septiembre 1914

13

Barranquilla

5 junio 1915

14

Valencia

13 julio 1915

15

Valencia

16 julio 1915

16

Valencia

5 agosto 1915

17

Totana

27 noviembre 1915

18

Valencia

14 diciembre 1915

19

Valencia

20 diciembre 1915

20

Valencia

23 diciembre 1915

21

Valencia

7 enero 1916

22

Barranquilla

1 abril 1916

23

Jijona

8 julio 1918

24

Jijona

31 agosto 1918

25

Jijona

22 octubre 1918

26

Jijona

22 enero 1919

27

Jijona

30 mayo 1920

28

Ollería

7 octubre 1920

29

Ollería

13 diciembre 1920

30

Ollería

13 mayo 1922

31

Ollería

7 agosto 1922

32

Ollería

14 octubre 1922

33

Ollería

9 febrero 1923

34

Masamagrell

13 agosto 1923

35

Masamagrell

23 diciembre 1923

36

Masamagrell

28 febrero 1925

37

Masamagrell

27 mayo 1925

38

Masamagrell

16 julio 1925

39

Masamagrell

25 noviembre 1925

40

Masamagrell

23 diciembre 1925

41

Masamagrell

26 junio 1926

42

Valencia

10 agosto 1926

43

Valencia

12 agosto 1926

44

Barcelona

28 agosto 1926

45

San Andrés

21 abril 1928

46

San Andrés

30 agosto 1928

47

San Andrés

25 mayo 1929

48

San Andrés

25 julio 1930

49

Providencia

30 octubre 1930

50

San Andrés

18 abril 1931

51

San Andrés

15 noviembre 1931

52

San Andrés

15 diciembre 1931

53

San Andrés

9 marzo 1932

55

San Andrés

20 septiembre 1932

56

San Andrés

30 septiembre 1932

57

San Andrés

18 marzo 1934

58

San Andrés

20 julio 1935

59

San Andrés

9 noviembre 1935

60

San Andrés

30 marzo 1936

61

San Andrés

2 agosto 1939

62

San Andrés

2 enero 1941

63

San Andrés

15 abril 1947

64

San Andrés

20 diciembre 1947

65

San Andrés

19 diciembre 1950

66

San Andrés

16 abril 1953

68

San Andrés

9 diciembre 1953

71

San Andrés

28 marzo 1954

72

San Andrés

15 mayo 1954

73

San Andrés

7 noviembre 1954

 

 Del Padre Eugenio a doña María de Aguas Vivas Talens Anglasell (de Rius)


Carta número

Procedencia

Fecha

54

San Andrés

25 abril 1932

69

San Andrés

19 enero 1954

75

San Andrés

14 diciembre 1954

 

Del Padre Eugenio a doña Besina Talens Anglasell (de Rius)

 

Carta número

Procedencia

Fecha

67

San Andrés

29 junio 1953

76

San Andrés

20 marzo 1955

77

San Andrés

20 mayo 1955

78

San Andrés

Sin fecha. Contestada

19-6-55

79

San Andrés

9 octubre 1955

 

Del Padre Eugenio a don José María Rius Taléns

 

Carta número

Procedencia

Fecha

70

San Andrés

20 enero 1954

74

San Andrés

1 diciembre 1954


Cartas con noticias sobre el Padre Eugenio de Carcaixent

Carta número

Procedencia

Fecha

80

San Andrés

18 diciembre 1950

81

San Andrés

Enero 1954

82

San Andrés

25 marzo 1954

83

San Andrés

15 mayo 1954

84

San Andrés

7 septiembre 1954

85

San Andrés

20 marzo 1955

86

San Andrés

2 junio 1955

87

San Andrés

2 junio 1955

88

San Andrés

16 agosto 1955

89

Carcaixent

12 junio 1956

90

San Andrés

13 junio 1956

 

PARTIDA DE BAUTISMO DEL PADRE EUGENIO DE CARCAIXENT

 

El infrafirmado Don VICENTE ANTONIO RICHART HOSTENCH, Cura Párroco de “La Asunción de Nuestra Señora”, de Carcaixent. 

CERTIFICO: Que en el libro de Bautismos, tomo 32, folio 12, núm. 32, de este Archivo Parroquial se encuentra una partida que dice así:

“En la Parroquial Yglesia de la villa de Carcagente; á los veinte y cuatro de enero de mil ochocientos sesenta y cinco: Yo don Pedro Talens, coadjutor de la Parroquia de la Asunción de la misma, bauticé solemnemente á Juan Bautista Soler y Rodríguez, nacido el mismo día á las dos de la mañana, hijo de Joaquín y de Angela, siendo sus abuelos paternos Juan Bautista y Rita Chisbert; y los maternos Benito y Pascuala Garrigues, todos nacidos y vecinos de ésta. Fueron padrinos Blas Castelló, y Pascuala Soler, á quienes advertí el parentesco espiritual contrahido con el ahijado y sus padres, y la obligación de enseñarle la doctrina cristiana. Y para que conste extendí y autoricé la presente partida en el libro de Bautismos de esta Parroquia, fecha ut supra.- Pedro Talens, coadjutor”.

Así resulta del libro indicado a que me refiero.

Y para que conste, firmo y sello la presente en Carcaixent a diez y siete de febrero de dos mil dos.- Vicente Richart (L. ✠ S.)

 

PARTIDA DE CONFIRMACIÓN DEL PADRE EUGENIO DE CARCAIXENT

 

El infrafirmado Don VICENTE ANTONIO RICHART HOSTENCH, Cura Párroco de “La Asunción de Nuestra Señora”, de Carcaixent.

CERTIFICO: Que en el libro de Confirmaciones, tomo 1, folio 81, núm. 618, de este Archivo Parroquial se encuentra anotada la confirmación de JUAN BAUTISTA SOLER RODRÍGUEZ, que se verificó en esta Parroquia, el día 2 de noviembre de 1871, por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Dr. D. Mariano Barrio Fernández, Arzobispo de Valencia; actuando de padrino D. Francisco Vives Darás.

Así resulta del libro indicado a que me refiero.

Y para que conste, firmo y sello la presente en Carcaixent a diez y siete de febrero de dos mil dos.- Vicente Richart (L. ✠ S.)

 

EL PADRE EUGENIO DE CARCAIXENT, O.F.M.Cap.

CRONOLOGÍA

 

1865, 24 Enero

Nace en Carcaixent, en el barrio de Santa Bárbara (Calle San Pablo, 27), hijo de Joaquín Soler Gisbert y Angela Rodríguez Garrigues. Fue bautizado en la Parroquia de la Asunción el mismo día por el Coadjutor D. Pedro Talens, actuando de padrinos Blas Castelló y Pascuala Soler.

1871, 2 Noviembre

Es confirmado en la Parroquia de la Asunción, por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Dr. D. Mariano Barrio Fernández, Arzobispo de Valencia, actuando de padrino D. Francisco Vives Darás.

1882, 3 diciembre

Viste el hábito capuchino en el Convento de Santa María Magdalena de Massamagrell (València).

1883, 4 diciembre

Profesión simple en el convento de Massamagrell.

1886, 25 diciembre

Profesión solemne en el convento de Pamplona (Navarra).

1889, 17 mayo

Ordenación sacerdotal. Respecto a fecha de la ordenación sacerdotal, existen varias fechas: 17 de mayo 1898 (P. EMILIO DE SOLLANA: Escritores ..., 1963, pág. 115; 14 de mayo 1888 (ANALECTA 62, 1946, 126)

1890, 28 junio

Es enviado a la Misión de la Guajira (Colombia).

1890, 8 septiembre

Parte del puerto de Barcelona rumbo a Colombia.

1890, 3 octubre

Llega al puerto de la Guajira.

1890, 20 octubre

Llega a Barranquilla.

1890, 31 octubre

Llega a Riohacha, donde radica la Casa Central, de la que fue nombrado Vice-Superior.

1891

Encargado del gobierno provisional de la Misión de la Guajira.

1892, 30 noviembre

Suscribe en Riohacha la relación Missioni dei PP. Cappuccini nella Colombia. Breve Notizia sugli usi e costumi degli indiani guagiros e aruhacos. Ofrece la curiosidad de tener la versión en guajiro y en arhuaco del Pater noster. Con motivo de la conmemoración del IV Centenario del Descubrimiento de América, las misiones católicas americanas organizaron en Génova (Italia) una exposición misional. La aportación del P. Eugenio fue tan completa y documentada, que mereció un especial elogio de los entendidos (Catalogo dell’Esposizione delle Missioni Cattoliche americane, G. A. Dardanoni, Editore, Genova 1892, fue publicada en AOMC 9 (1893) 285-287.

1894

Primer párroco del Rosario de Barranquilla (Colombia). Cargo que desempeñó durante 20 años.

1895

Encargado del gobierno provisional de la Misión de la Guajira.

1905

Primer superior de la Concepción de Bogotá.

1905,

Muere en Carcaixent su madre Ángela Rodríguez Garrigues, a los setenta y nueve años.

1905,

Muere en Carcaixent su hermana Josefa Ramona (Carcaixent, 1862), casada con José Molines Moret (Carcaixent, 1861).

1905, octubre

Realiza una expedición por la región de los indios guajiros. “Yendo de Riohacha á una residencia que estamos haciendo en el interior de dicha región me perdí en el bosque y fui á dar á un cementerio de indios. No puede imaginarse cosa más terrorífica; pero pronto di con la salida”. Carta nº 1.

1906

Se hace cargo del Santuario de la Peña

1906

Encarga al escultor carcaixentí Alfredo Badenes Moll, que se halla en Colombia, “... un grupo de la Virgen del Rosario, un niño Jesús y 6 ángeles”. Carta nº 2.

1906, 1 julio

“Ya voy teniendo deseos de regresar á mi patria. Si los Superiores no me mandan antes, pienso pedir mi regreso cuando cumpla 20 años de Misionero”. Carta nº 2.

1907

Encargado del gobierno provisional de la Misión de la Guajira.

1909, 27 junio

Es nombrado Secretario del Superior Provincial. Instalándose en Riohacha. Carta nº 6.

1909, 14 septiembre

Es nombrado Superior y cura párroco de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Barranquilla. Carta nº 7.

1911,

Muere su padre Joaquín Francisco Soler Gisbert, a los noventa y dos años.

1915

Celebración de las Bodas de Plata de Misionero.

1915, 14 de junio

Embarca en el vapor “Legazpi” con rumbo a España.

1915, julio

Llegada a Barcelona. “¡Por fin, gracias a Dios ya estoy en mi tierra !... Carta nº 14.

1915, noviembre

Visita la ciudad de Granada. Carta nº 17.

1916, 1 abril

Se halla en Barranquilla. Emprende viaje para Bogotá. Carta nº 22.

1917

Guardián del Convento de Nuestra Señora de Loreto de Xixona (Alacant).

1918, 13 octubre

Celebra la misa del Alba en la Parroquia de la Asunción de Carcaixent. Carta nº 25.

1920

Guardián del Convento de los Santos Abdón y Senén de l’Ollería (València)

1920, 30 abril

Fallece en Valencia su hermana Francisca. Carta nº 27.

1920, 10 septiembre

Fallece su sobrino Fr. Luis de Guadassuar, en el Convento de Orihuela.

1923, agosto

Guardián del Convento de Santa María Magdalena de Massa-magrell (València).

1923,

Fallece en Carcaixent su hermana Pascuala Antonia; estuvo casada en primeras nupcias con Sebastián Sáez Candel (Carcaixent, 1843-1885). Viuda contrajo nuevamente matri-monio con Pedro Laguía Rodríguez (Javaloyas-Teruel, c. 1838-1900).

1926, 23 julio

Es nombrado Primer Superior Eclesiástico y Regular de la Misión de San Andrés y Providencia (Colombia), que fue enco-mendada a la Orden Capuchina, por Decreto de la Sagrada Congregación de la Propaganda de la Fe, nº 1945, del 21 de mayo de 1926.

1927, febrero

En Barcelona embarca para su nuevo destino.

1927, 26 febrero

El Padre Turner entrega la Misión al Padre Eugenio de Carcai-xent.

1927, 20 junio

Suscribe la Relatio Missionis Insulæ S. Andreæ in Republica Colombiæ.

1927, 15 noviembre

Las Primeras comuniones, en San Andrés, se realizaron con ocasión de celebrar una fiesta de familia: el onomástico del pastor y responsable de la comunidad cristiano católica de la isla, P. Eugenio de Carcaixent (Castellar Benlloch, M.: San Andrés / Providencia. Misión cumplida, Bogotá, 1976, pág. 50)

1928

Viaje accidentado a Bogotá en hidroavión. Carta nº 45.

1931, 28 febrero

Fallece en Carcaixent su hermano Joaquín (Carcaixent, 1857); estaba casado con Josefa Antonia Navarro Sanz (Carcaixent, 1859). Carta nº 50.

1932, 3 diciembre

Celebra en San Andrés las Bodas de Oro del ingreso en la Or-den Capuchina.

1934, 25 enero

Fallece en Carcaixent su hermana María del Carmen; estaba casada con Antonio Artés Faus (Lloc de Sant Jeroni, c. 1850). Carta nº 57.

1934, 30 junio

Suscribe la Relatio Missionis Insularum S. Andreæ et Provi-dentiæ.

1935

Escribe Mi obsequio a mis paisanos, artículo que fue publicado en la revista ¡Juventud! de Carcaixent (nº 202, 7 septiembre) “... pidiendo a las señoras Carcagentinas formen una Beca para un jovencito de aquí ...”. Carta nº 59.

1936

Aparece una reseña biográfica suya en la Historia de Carcagente del Dr. D. Francisco Fogués Juan, pbro. (pág. 244-45)

1939, 1 julio

Suscribe la Relatio Missionis de San Andrés.

1946, 14 noviembre

Primer Prefecto Apostólico de San Andrés y Providencia. “Tengo la facultad de ir vestido como los obispos y de celebrar misa Pontifical, llevar anillo y pectoral de oro”. Carta nº 63.

El texto del Decreto de la Sagrada Congregación de Propaganda Fide, por el que se elevaba a Prefectura Apostó-lica la Misión de San Andrés y Providencia es el siguiente:

“Habiendo progresado notablemente la Misión sui iuris encomendada a los Padres Capuchinos desde el año 1926, ha parecido a los Eminentísimos Padres de esta Sagrada Congregación para la Propagación del Nombre Cristiano, durante las sesiones habidas el día 11 de este mes, elevarla al grado de Prefectura Apostólica.

Esta decisión de los Eminentísimos Padres fue presentada por el infrascrito Secretario de esta Congregación, en la audiencia del día 14 de octubre del corriente año de 1946, a Su Santidad, nuestro Señor Papa, por la Divina Providencia, Pío XII, el cual la aprobó totalmente, constituyendo la Misión so-bredicha en Prefectura Apostólica y mandando que se publicase este Decreto y las respectivas Letras Apostólicas sobre el particular.

Dado en Roma, en la Sede de la Sagrada Congregación de Propaganda Fide, en el día, mes y año arriba indicados.

P. Cardenal Fumasoni-Biondi, Prefecto. C. Constantini, Arzob. tit. Theodos. Secretario” (ANALECTA, 62, 1946, 109).

* * * * * *

“Noticias de la Ciudad del Vaticano, llegadas en el día de ayer a la Nunciatura Apostólica, dan cuenta de que el Santo Padre, oído el informe favorable del Excelentísmo Señor José Beltrami, Nuncio de su Santidad en Colombia, le rindiera acerca de la admirable labor llevada a cabo por los misioneros Capuchinos en las islas de San Andrés y Providencia, la necesidad de poner de manifiesto el amor paternal del Santo Padre hacia esas apartadas regiones de nuestra Patria, se dignó elevar la categoría de la Misión católica creando la PREFECTURA APOSTOLICA DE SAN ANDRES Y PROVIDENCIA y designando para primer Prefecto Apostólico al Rvdmo. Padre Capuchino Fray Eugenio de Carcagente.

Esta oportuna y generosa medida de la Santa Sede llega a conocimiento del país en los momentos en que todos los órganos de la prensa se han hecho voceros de nuestras lejanas islas, a fin de que se les dé toda la importancia que les corresponde en el panorama nacional y una vez más es la Iglesia Católica la que da el primer paso en este sentido.

Acerca de la personalidad del nuevo Prefecto Apostólico nos basta recordar que nació en Carcagente, rica población del Levante español, el 24 de enero de 1865. Recibió la ordenación sacerdotal el 17 de mayo de 1888. Hace más de 50 años, vino por vez primera a Colombia, trabajando con innegable éxito en la Misión de La Guajira, en la parroquia del Rosario de Barranquilla y en la iglesia de La Concepción de esta ciudad.

Los superiores, como un justo descanso para tanta labor, le enviaron de nuevo a España, donde ocupó cargos de gran responsabilidad dentro de su Orden, y al fundarse la Misión Capuchina de San Andrés y Providencia, se le confió la organización de la misma, y desde hace más de 20 años ha venido realizando una nobilísima labor en el Archipiélago, en el campo religioso y en el campo patriótico. Puede decirse que a él se debe en gran parte el conocimiento y amor que a Colombia tienen todos los católicos del Archipiélago.

Hace ya muchos años que el Padre Eugenio de Carcagente, llevado de su amor a nuestra Patria, pidió y obtuvo la nacionalización como colombiano.

Justa recompensa para tan abnegada labor misionera y patriótica es el altísimo honor que la Santa Sede ha discernido al anciano religioso, honrando con él a Colombia, y a la Orden Capuchina, a la cual presentamos nuestra cordial felicitación” (CASTELLAR BENLLOCH, M.: San Andrés / Providencia ..., 1976, pág. 66-67).

1947, 8 diciembre

Toma de posesión de la Prefectura. El 16 de diciembre, el corresponsal Gallardo, de EL SIGLO, enviaba a la redacción de este periódico la siguiente nota: “Tomó posesión de la Prefectura Apostólica Monseñor Carcagente. Un solemne acto se llevó a cabo con tal motivo. El anillo pastoral le fue obsequiado por la feligresía. El prelado recibe numerosas felicitaciones.

El día 8 de este mes en una imponente ceremonia se llevó a cabo la posesión del Excelentísimo Señor Prefecto Apostólico del Archipiélago, Monseñor Eugenio de Carcagente.

Monseñor Beltrami, Nuncio Apostólico en Colombia, delegó en el P. Carlos de Orihuela su representación en la ceremonia.

El Padre Orihuela pronunció un emocionado y brillante discurso, expresando en bellas y sentidas palabras la larga y meritoria vida de Monseñor de Carcagente, la cual se ha distinguido por su desvelado celo en el servicio de la Iglesia Católica y en su ardiente caridad para con su prójimo.

Un numeroso grupo de feligreses, amigos personales y admiradores de Monseñor, le obsequiaron el anillo pastoral, como testimonio del aprecio y cariño que le profesan. Hizo entrega de este valioso y significativo presente el doctor César Bustos, quien pronunció un sobrio discurso, haciendo resaltar las virtudes del prestigioso prelado.

Monseñor Carcagente ha venido recibiendo numerosísimas felicitaciones, no solamente de los habitantes de las islas sino del interior del país, entre ellas la del señor Presidente de la República, doctor Ospina Pérez, quien le envió un expresivo mensaje” (EL SIGLO, diciembre 17 de 1946).

* * * * * *

El boletín oficial de la Orden Capuchina, ANALECTA, publicado en Roma, daba la noticia con los siguientes términos:

“La Sagrada Congregación de Propaganda Fide, por Decreto del día 14 de noviembre de 1946, nombró Prefecto Apostólico para la Misión de San Andrés y Providencia al Muy Reverendo Padre Eugenio de Carcagente, llamado civilmente JUAN SOLER, miembro de la Provincia de Valencia, que ya desde el año 1926 ejercía el oficio de Superior Regular y Eclesiástico de la Misión sui iuris, ya en aquel tiempo existente.

Nacido el 24 de enero de 1865, vistió el hábito de la Orden el 3 de diciembre de 1882. Elevado a la dignidad del sacrdocio el 14 de mayo de 1888, fue enviado como misionero a La Guajira en el año 1891, iniciando allí su apostolado, al cual hasta ahora se ha consagrado” (ANALECTA, 62, 1946, 126).

1947, diciembre

Construcción de la catedral de la Sagrada Familia en San Andrés - Isla. “Es el primer templo de material que se hace en este lugar de herejes protestantes. Pide a la Santísima Virgen, bajo el título de la Divina Pastora, que me envíen limosnas, pues necesito cerca de 150.000 duros”. Carta nº 64.

1952

Renuncia a los cargos de Prefecto Apostólico y Superior Re-gular.

1952, 21 octubre

El gobierno de la República de Colombia, haría patente la gratitud de la Patria, otorgándole la más alta condecoración de la Nación, la “Cruz de Boyacá”, con el siguiente decreto:

“Artículo único: Confiérase la Orden de Boyacá, en la categoría de Oficial, al Rvdmo. Padre Fray Eugenio de Carcagente, O.F.M. Cap., Prefecto Apostólico de San Andrés y Providencia, quien ha completado veinticinco años de eficacísima labor Misional.

Dado en Bogotá, a 21 de octubre de 1952.- Fdo. Rafael Urdaneta Arbeláez”.

1953, 14 enero

La Sagrada Congregación de Propaganda Fide respondía a la carta de renuncia, presentada por el Padre Eugenio:

“Reverendísimo Padre:

El Rvmo. P. Ministro General de su Orden ha remitido recientemente a esta Sagrada Congregación una carta, por la cual Vuestra Paternidad Reverendísima pedía ser exonerado del Oficio de Prefecto Apostólico de la Misión de San Andrés y Providencia.

Propaganda, después de haber atentamente examinado cuanto en ella escribe sobre su avanzada edad y las precarias condiciones de salud, a fin de permitirle un merecido des-canso, después de tantos años de trabajo apostólico, ha tomado la decisión de aceptar su deseo exonerándole de la carga de Prefecto Apostólico, tan laudablemente desem-peñado.

Al comunicarle lo anterior, me es muy grato manifestar a Vuestra Paternidad los sentimientos de gratitud de esta Sagrada Congreagción y los míos personales por la solicitud con que Usted se ha prodigado por la difusión del Reino de Cristo en esos territorios, y por la obra que ha dedicado a las instituciones de obras de caridad y a la apertura de nuevas escuelas católicas. Quiera Dios recompensar tan abnegados trabajos de Vuestra Paternidad con las más singulares y abundantes bendiciones celestes.

Al formularle los mejores augurios por su prosperidad personal, aprovecho la ocasión para reiterarme de Vuestra Paternidad Reverendísima devotísimo en el Señor,

P. Cardenal Fumasoni-Biondi, Prefecto”.

1955, octubre

En el programa de feria y fiestas de Carcaixent, aparece un artículo con datos autobiográficos del Padre Eugenio, con motivo del 90 cumpleaños. Lo ilustra una fotografía en la que aparece con la “Cruz de Boyacá”.

1956, 13 abril

Fallece en San Andrés —Isla— el Rvdmo. Padre Eugenio de Carcaixent, siendo su memoria honrada por el Gobierno de Colombia, que sufragó los gastos de su entierro, por decreto n. 923 de 1956. “El 13 de abril, vísperas de la festividad de la Divina Pastora, patrona de las misiones capuchinas, por la tarde, fallece el fundador de la Misión Capuchina y primer Prefecto Apostólico. Sus últimas palabras son: «me voy al cielo con la Divina Pastora».

El sepelio, más que pompa fúnebre, es una marcha triunfal. Toda la población islena, sin distinciones de credos, desfila ante su cadáver. Las capillas no católicas rinden su tributo con las noventa y una campanadas, correspondientes a los 91 años de vida del finado”. (CASTELLAR BENLLOCH, M.: San Andrés ..., Bogotá, 1976, pág. 77).

1956, 25 mayo

“Rotulación de una calle a nombre del Padre Eugenio.- A propuesta del concejal don Ángel Pellicer España. Se acuerda por unanimidad, con objeto de honrar la memoria del preclaro hijo de esta Ciudad don Juan Bautista Soler Rodríguez, misionero en Colombia, conocido en la Orden Menor Capuchina con el nombre de «Padre Eugenio» rotular la calle que vulgarmente se denominaba de la Piscina ...”. (ARCHIVO MUNICIPAL DE CARCAIXENT: Actas de Sesiones Plenarias del Ayuntamiento de Carcaixent. Libro 41, sesión 25 de mayo de 1956, fol. 44 y ss.).

1956, octubre

En el programa de feria y fiestas de Carcaixent aparece un artículo sobre el Padre Eugenio del cronista Víctor Oroval. Por estas fechas el Ayuntamiento le dedica la calle de la Piscina.

1963

Aparece una reseña biográfica del Padre Eugenio en la obra Escritores de la Provincia Capuchina de Valencia, escrita por el Padre Emilio de Sollana (pág. 115-17).

1976

Aparecen varias noticias históricas sobre la labor misional del Padre Eugenio, ilustradas con varias fotografías, en San Andrés / Providencia. Misión cumplida, publicada en Bogotá por el Padre Manuel Castellar Benlloch.

1977

Aparece una reseña biográfica del Padre Eugenio en la obra Carcaixén. Biografia d’un poble de la Ribera Alta, escrita por Eduard Soleriestruch. Se acompaña de un dibujo del Padre Eugenio, realizado por el citado autor (pág. 307-8).

1995

La editorial Edicep publica La Goagira. Periodo fundacional de la Misión Capuchina (1888-1913) de Vicente Taroncher Mora, en la que aparecen varias noticias del P. Eugenio, ilustradas con varias fotografías.

1998

El Rvdmo. Padre Antonio Ferrándiz Morales, Prefecto Apos-tólico de San Andrés y Providencia, publica la Historia Religiosa de las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. En esta obra aparecen varias noticias y fotografías del Padre Eugenio de Carcaixent.

2001, 5-6 enero

Los restos mortales del Rvdmo. Padre Eugenio de Carcaixent, son exhumados y trasladados al Cementerio Apostólico de los PP. Capuchinos de San Andrés-Isla; actuando en la ceremonia el Rdmo. Padre Guillermo Viana Girado, Superior de la Frater-nidad de San Judas Tadeo.

2002, 11 mayo

En el “Auditori de les Dominiques de Carcaixent” —antigua iglesia del Convento del Corpus Christi donde el Padre Eugenio fue monaguillo—es presentada la Asociación pública “Pare Eugeni de Carcaixent”, presidida por el Dr. D. Juan José Escandell Genovés. Entre sus fines destaca la institución —anhelada aspiración del Padre Eugenio— de la “Beca Virgen de Aguas Vivas” para la formación y promoción de vocaciones religiosas en Colombia.

 

EL PADRE EUGENIO DE CARCAIXENT

(AUTOBIOGRAFÍA)

 

Nací en Carcagente, provincia Valencia, España, el 24 de enero de 1865. Fueron mis padres Joaquín Soler y Gisbert y Angela Rodríguez y Garrigues.

Cursé los primeros estudios en la Escuela Pía de la ciudad de Alcira. Tomé el hábito de Capuchino el 3 de diciembre de 1882. Hice mi profesión simple al año siguiente.

Recibo las cuatro Ordenes Menores en la ciudad de Vitoria. Termino la carrera eclesiástica en Fuenterrabía y recibo la Obediencia para partir a la Misión de Goagira el 28 de junio de 1890, partiendo del puerto de Barcelona el 8 de septiembre de 1890.

Llegamos al puerto de la Goagira el 3 de octubre de dicho año y a Barranquilla el 20 del mismo mes. Sanos y salvos arribamos por fin el 31 de octubre a Riohacha donde radicaba la Casa Central de la que fui nombrado Vice-Superior.

Con el P. Esteban y el hermano Manuel de Orihuela emprendimos nuestra labor misional por la Goagira. La Goagira es de una extensión que rebasa los 12.240 kilómetros, poblada por unos 54.000 habitantes de raza india; es rica en ganado lanar y caballar, pero su suelo sufre frecuentes y pertinaces sequías. El indio goagiro es musculado y de elegante cuerpo, tiene el color cobrizo, los labios delgados y los dientes parejos y de gran consistencia; de expresiva mirada, sano cuerpo, glotón en la abundancia y sufrido en la escasez, pertenece a una estirpe sumamente guerrera. Polígamo y apasionado, independiente y sincero, inteligente y astuto hasta el extremo de conocer por las huellas dejadas en el suelo el carácter de quien las imprimiera.

Durante un mes estuvimos catequizándolos, misionando durante el día y durmiendo las noches en lo alto de los árboles. Acabamos por pasar varios años con ellos, que hasta entonces no habían permitido la presencia de ningún extraño.

Viéndonos muy pocos para tan ingente tarea, pedimos y obtuvimos de nuestro Padre General los refuerzos que precisábamos. Gracias a ellos —once Misioneros enviados— pudimos construir orfelinatos para tener internos a las niñas y los niños, encargándose de aquellas las Religiosas Terciarias Capuchinas que teníamos en la Misión. Más de 100 niños teníamos en los orfelinatos donde les inculcamos el amor a la Religión de Cristo y el amor a Colombia. El gobierno construyó luego buenos caminos, pozos artesianos para el desarrollo de la agricultura, se suavizaron las relaciones de nuestros misionados con sus convecinos y la Santa Sede acabó por elevar a Vicariato Apostólico la Misión Goagira.

Pasé luego, por mandato de mis superiores, a trabajar en La Barranquilla como Cura de la Iglesia dedicada a Ntra. Sra. del Rosario, donde permanecí por espacio de 20 años. Yo he visto crecer esta población de 60.000 almas hasta llegar a las 200.000 que tiene en la actualidad.

Al fundarse una nueva casa en Bogotá, capital de la República, —en cuya fundación tomé parte —fui destinado a ella para encargarme del Noviciado. Me hice cargo del Santuario de la Peña y de la Iglesia de la Concepción en 1906, teniendo que invertir muchos miles de pesos en su reparación y adecentamiento. En ellos se estableció solemnemente la Adoración Nocturna del Santísimo Sacramento y pude alcanzar el consagrar todos los colegios y escuelas de la capital de la República al Niño Jesús.

En vista de tantos años como estaba en Colombia, mis superiores estimaron conveniente regresase a España para reponerme, donde fui superior durante un trienio en el convento de Jijona, otro en el convento noviciado de la Ollería, y un tercer trienio en el de Masamagrell.

En 1926[1] partí de nuevo para Colombia con el cargo de Superior Regular y Eclesiástico de la Misión de San Andrés y Providencia. Llegado a Bogotá me dijo el Sr. Presidente de la república Colombiana: «Padre, trabaje para que las islas de San Andrés y Providencia que son una perla para Colombia sean de habla castellana, pues están dominadas por los protestantes. Lo primero que han de hacer es implantar la religión católica, el amor a Colombia, y enseñar la hermosa lengua de Cervantes, que es la lengua oficial de la República».

Embarqué para mi nuevo destino en febrero de 1927. Fuimos recibidos con mucho contento por parte de los nativos. Ayudados por el gobierno y las religiosas que venían conmigo fundé un colegio para niños en San Andrés y otro para niñas en Providencia; ya en San Andrés había fundado un buen Colegio de Segunda Enseñanza que con el tiempo llegó a dar magníficos frutos. Con la ayuda de Dios pude levantar una hermosa catedral y conseguir que los cien católicos que hallé al desembarcar se convirtieran en más de cuatro mil con el tiempo.

En 1947[2] fué elevada esta Misión a Prefectura Apostólica de la que fui nombrado su primer Prefecto. Retirado en esta Prefectura, la Orden me dió el título de Ex-Provincial y el Gobierno tuvo la deferencia de condecorarme con la Cruz de Boyacá, la más alta dignidad que se concede a los servidores de la patria.

Retirado en el Convento de San Andrés, nada me falta en mi ancianidad: amor, cariño, atenciones y cuidados. Son báculo de mi vejez las religiosas de la prefectura y espero el fin de mis días confiando en la infinita misericordia de Dios y la intercesión de Ntra. Madre la Divina Pastora, Pastora de las almas y de las Misiones Capuchinas, para alcanzar el cielo”[3].

 

* * * * * * * * * * * *


P. Eugenio de Carcagente

 

Es otro paisano nuestro gran colonizador de las tierras del Nuevo Mundo. Su infancia se desenvolvió en el Monasterio de Corpus Christi, del que su madre era recadera, y en 1880 vistió el hábito capuchino. Destinado a las Misiones en 1891 marchó a Colombia, internándose en la península de la Guajira, habitada por indios motilones y arhuacos, que son los más salvajes e irreductibles a la par que antropófagos. Allí plantó su tienda y comenzó su labor apostólica. Su vida en esta misión es una verdadera epopeya en la que sin armas de ningún genero y dirigiendo las huestes capuchinas, ha conquistado para Cristo y la civilización toda la península de la Guajira. Rigió el Seminario de Santa Marta junto con el P. Francisco de Orihuela, cuyo proceso de beatificación está incoado: fundó la parroquia del Rosario en Barranquilla de la que fué su primer párroco y creo un noviciado para asegurar y extender las conversiones en el santuario de la Peña. Después de permanecer algunos años en España para reponer sus exhaustas fuerzas, vuelve de nuevo a Colombia para evangelizar un nuevo y dificilísimo archipiélago, San Andrés y Providencia. Allí en ocho años reconquista posiciones tomadas por los protestantes: levanta un grandioso monumento a la Inmaculada; funda escuelas, erige capillas, monta imprentas y talleres y lleva el hábito de la civilización a aquellas islas que hasta no hacía mucho habían permanecido en estado salvaje.

Dios le ha librado de numerosos peligros, saliendo indemne de incendios, naufragios y ataques de fieras y de hombres. Una vez sufrió un fuerte encontronazo de automóvil sin que hubiera que lamentar el más pequeño rasguño y en otra ocasión, al precipitarse el hidroavión “Magdalena” en tierra por un accidente, salió del mismo completamente salvo.

Por esta vida tan llena de actividad y de celo, por haber valorizado un buen sector del territorio e incorporar a la vida civilizada a varios millares de indios salvajes, ha recibido repetidos homenajes y distinciones del Gobierno y Presidente de la República de Colombia así como de los Prelados y Vicarios Apostólicos de aquella nación[4].

 

* * * * * * * * * * * *

 

EUGENIO DE CARCAGENTE

 

 

Juan Bautista Soler Rodríguez, hijo de Joaquín y de Angela, nació en Carcagente el día 24 de enero de 1865. Vistió el hábito capuchino el día 3 de diciembre de 1882 en Masamagrell, donde hizo la profesión simple el día 4 de diciembre de 1883 y en Pamplona la solemne el día 25 de diciembre de 1886; recibió la ordenación sacerdotal el día 17 de mayo de 1889[5]. Enviado a la misión de la Guajira (1890), en varias ocasiones estuvo encargado de su gobierno provisional (1891, 1895 y 1907), fué el primer párroco del Rosario de Barranquilla (1894) y el primer superior de La Concepción de Bogotá (1905). Regresado a la provincia ha sido guardián de Jijona (1917), Ollería (1920) y Masamagrell (1923). En 1926 es nombrado superior eclesiástico y regular de la recién encomendada misión de San Andrés y Providencia; en 1946 es nombrado primer prefecto apostólico de la misma misión; se le confirió la cruz de Boyacá en la categoría de oficial (1952); retuvo los cargos de prefecto apostólico y superior regular hasta que renunció a ellos en 1952. Falleció en la isla de San Andrés el día 13 de abril de 1956, siendo su memoria honrada por el Gobierno de Colombia, que sufragó los gastos de su entierro, por decreto n. 923 de 1956[6]”.

BIBL.: EUGENIO DE CARCAGENTE, O. F. M. Cap., Historia de la misión...; Vinculum caritatis, I, 216-7, 302-04; Anal. O. F. M. Cap., 1946, 126; 1957, 95-6.

402. MISSIONI DEI PP. CAPPUCINI NELLA COLOMBIA / BREVE NOTIZIA / SUGLI USI E COSTUMI DEGLI INDIANI — GUAGIROS E ARUHACOS. / <1892>.

260 X 190 (211 X 136) mm. — 8 pp.

Esta relación va suscrita por «Fr. Eugenio de Carcagente, Capuccino, Superiore della Missione» en Riohacha a 30 de noviembre de 1891. Ofrece la curiosidad de tener la versión en guajiro y en aruhaco del Pater noster.

Cfr. STREIT, Rob. O. M. I., Bibliotecha Missionum, III, 1927, 662.BVC; BHC; BCSL. 

403. ESTATUTOS / DE LA / Cofradía de Nuestra Señora del Rosario. / Establecida Canónicamente / EN LA / IGLESIA DEL MISMO TITULO / DE LA / CIUDAD DE BARRANQUILLA. / (Adornito) / 1902 / Barranquilla / <Tipografía «El Comercio»> .

145 x 110 (115 x 87) mm.— 40 pp. + cubiertas.

Portada orlada en cubiertas.- V. en b.- «Aprobaciones»: Barranquilla, 6 de octubre de 1901. «Fr. Francisco Mª de Orihuela, Custodio Provincial»; Cartagena, 6 de octubre de 1901. «Petrus Adamus Archiepiscopus» (1). — «Indulgencias concedidas por los Sumos Pontífices a los cofrades del santísimo rosario...»; al pie: «Tipografía “El Comercio” — Prop. D. A. de Castro. 1902» (2). — «Prólogo» (3-5). — Texto de los estatutos (5-16). — «Apéndice. Bendiciones» (16-19). — «Indulgencias...» (20-40).BVC; BHC. 

404. (Cruz) / VIVA JESUS / ESTATUTOS / DE LA CONGREGACION / DEL NIÑO JESUS DE PRAGA / Y CEDULA DE INSCRIPCION / (Adornito) / BOGOTA / IMPRENTA ELECTRICA / 1908.

120 x 85 (91 x 57) mm.— 14 pp. con un grabado.

Portada.— A la v.: «Bogotá, 5 de noviembre de 1907. Puede imprimirse. Bernardo, Arzobispo de Bogotá».— Grabado, de 90 x 50 mm., que representa al Niño Jesús de Praga (3).— Texto de los estatutos (5-8).— «Indulgencias» (8-9).— «Modo de rezar la coronita del Niño Jesús de Praga» (9-10).— Cédula de inscripción, que va suscrita así: «Fr. Eugenio María de Carcagente, M. A. C.» (13-14).

405. HERMANDAD / DEL / SEÑOR DE LA BUENA ESPERANZA / Y ARCHICOFRADIA DE LA / PRECIOSISIMA SANGRE DE CRISTO / EN LA IGLESIA DE / LA CONCEPCION DE BOGOTA / (Adornito) / BOGOTA / IMPRENTA DE «LA LUZ» / Carrera 7.ª, número 590 / <1908> .

160 x 115 (140 x 81) mm.— 8 pp.

Portada.— A la v.: Censura y licencia: Bogotá, 14 y 20 de junio de 1908.— «Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Cristo, bajo el título del Señor de la Buena Esperanza» (3-6).— «Instalación y organización de la Archicofradía en la Concepción» (7).— Cédula de inscripción (8).

BVC.

406. Relatio Missionis Insulae S. Andreae / in Republica Columbiae / ·(20 iunii 1927)·.

280 x 190 (230 x 141) mm.— 5 pp. a dos cols.

Esta relación suscrita por el autor aparece en Anal. O. F. M. Cap, 1927, 246-50.

407. Relatio Missionis Insularum S. Andreae / et Providentiae / ·(30 iunii 1934)·.

280 x 190 (230 x 141) mm.— 3 pp. a dos cols.

Esta relación suscrita por el autor aparece en Anal. O. F. M. Cap, 1935, 260-62.

Cfr. Bibliographia Missionaria, II, 116.

408. Relatio Missionis de S. Andrés / ·(1 iulii 1939)·.

280 x 190 (230 x 141) mm.— 2 pp. a dos cols.

Esta relación suscrita por el autor aparece en Anal. O. F. M. Cap, 1939, 298-9.

Cfr. Bibliographia Missionaria, II, 116[7]

 

* * * * * * * * * * * *

 

Dels millors

 

... el carcaixení Fra Eugeni —Joan Baptista Soler Rodríguez—, arribat al món en la barriada de Santa Bàrbara el dia 24 de gener de 1865. Ordenat als 25 anys, no s’ho pensa gens per anar-se’n a Colombia, el dia 8 de setembre de 1890, diada de la Verge de la Salut, la Patrona de Culla...

Anys i més anys de calcigar aquelles terres de la Goagira on ni els pardalets s’atrevien a endinsar-se... Anys i més anys de viure sota l’asfixia d’una aclaparadora atmòsfera verda. Anys i més anys d’anar i més anar a la busca del proïsme per despertar-li l’ànima, inmunitzat a tota mena de desfalliments, dormint al ras i dalt dels arbres... per a poc a poc anar fent sorgir, miraculosament, asils i tallers i col·leges; fins conseguir fer accessible la marge esquerra del llac Maracaibo perquè els blancs pogueren arribar-hi a explotar el petroli, convertint en una font de riquesa incalculable unes terres què, abans de l’arribada del carcaixení Fra Eugeni, sols les poblaven mosquits i feres[8]...

 

* * * * * * * * * * * *

 

La figura local del año

 

Fray Eugenio de Carcagente

 

En la capital de un pequeño archipiélago del mar Caribe perteneciente a Colombia, el día 13 de abril último, cargado de años y de obras, entregaba su alma al Creador el Reverendísimo Padre Fray Eugenio de Carcagente, primer Prefecto Apostólico de San Andrés y Providencia.

Nacido el 24 de enero de 1865, el Padre Eugenio (Juan Bautista Soler Rodríguez) es una de las figuras más destacadas de la brillante constelación de carcagentinos que han formado en las vanguardias misioneras de la Iglesia Católica, llevando con honra por tierras de América del Sur el nombre de su pueblo natal.

Incorporado a la orden capuchina en 1883, misionó en Colombia durante sesenta y cinco años, iniciando sus trabajos en la Goajira, en 1891, entre las tribus de indios motilones y arhuacos. Con un grupo de hermanos de hábito dirigidos por él, incorporó centenares de aquellos indios salvajes a la vida civilizada.

Su incansable actividad bienhechora tiene por escenario la misión de Riohacha, Santa Marta, Barranquilla y Bogotá, donde funda o gobierna casas religiosas, parroquias, cristiandades de neófitos. Sufre un accidente automovilístico y otro de aviación, a cuál más grave, incendios, naufragios, ataques de fieras y de hombres.

Después de pasar algún tiempo en España, en 1926 vuelve a Colombia como Superior de la nueva misión de las islas de San Andrés y Providencia, cuya evangelización lleva a cabo en competencia con misioneros protestantes, mejor provistos de medios económicos. Su éxito es tal, que en ocho años reconquista las posiciones ocupadas por éstos.

Para ello hubo de poner a contribución toda su capacidad de apostolado. Funda escuelas, erige capillas, pone toda su alma y sus fuerzas para introducir en aquellas tierras la civilización y el catolicismo. Y así crece aquella naciente cristiandad, hasta que alcanza un grado de desarrollo que permite elevar la misión a la categoría de Prefectura Apostólica, cuyo gobierno tuvo a su cargo nuestro paisano, como titular de ella, hasta que sus muchos años le obligaron a dimitir y retirarse a la casa misión de la Isla de San Andrés, donde murió.

Cuantos le trataron coinciden en afirmar que era un religioso ejemplar, de genio emprendedor, temple de artista y buen humor inalterable, amable con todos y especialmente con los niños y los pobres.

El 24 de enero de 1935, con motivo de su 70 aniversario, fué objeto de un homenaje, que puede calificarse de nacional, en el que las felicitaciones del Presidente de la República de Colombia, del Gobierno, prelados y vicarios apostólicos de aquel país, así como las manifestaciones de afecto popular que se produjeron, constituyen un alto testimonio de la benéfica labor allí realizada por este carcagentino ilustre, a quien el Gobierno condecoró con la «Cruz de Boyacá», la más alta distinción colombiana, en premio a sus extraordinarios trabajos de civilizador y conquistador de almas. S.S. el Papa, en 1939, con motivo del documentado informe presentado por el P. Eugenio en Roma, tributó a la labor misional de éste los más encendidos elogios, repitiendo varias veces la palabra «bravo».

En medio de los quehaceres de su ministerio, el P. Eugenio no se olvidó nunca de su villa natal. No sólo llevó el nombre de Carcagente, con todos los honores, a todas partes, junto con el suyo propio. Carcagente era el nombre del jardín que cultivaba en su misión, y con un gesto de fidelidad a la tradición carcagentina, por su mano fueron sembradas en él las primeras semillas de naranjo que germinaron en aquella comarca. En carta abierta de 22 de junio de 1935, proponía a sus paisanos la creación de una «Beca Virgen de Aguas Vivas» a favor de un joven misionero, «por ser el que os habla —dice— legítimo carcagentino, título del que se gloria.»

A su muerte, tras larga enfermedad soportada con alegre paciencia y resignación, se reprodujeron una vez más en Colombia, por parte de autoridades y pueblo, los sinceros testimonios del afecto y simpatía que se ganó en aquél país, amado por él como segunda patria, el Padre Eugenio de Carcagente.

V[íctor]. O[roval][9].

 

* * * * * * * * * * * *

 

Los comienzos de la Misión Capuchina

 

Por Decreto de la Sagrada Congregación de la Propagación de la Fe, núm. 1945 del 21 de mayo de 1926, las Misiones de San Andrés y Providencia fueron encomendadas a los Hermanos Capuchinos. Las gestiones habían sido largas y difíciles. No habían encontrado ningún instituto misionero que pudiera encargarse de ellas. Por fin, el Cardenal Prefecto de la Propagación de la Fe, Emmo. Van Rouson, llamó al Procurador General de los Capuchinos padre Melchor de Benisa, y por medio de él, la Provincia Capuchina de Valencia, que ya tenía dos misiones en Colombia, la Guajira y la Custodia Misión de Bogotá. Se comprometió formalmente. Estaba de Provincial de Valencia el padre Laureano de Masamagrell, y aceptó el 6 de mayo de 1926.

Se nombró como primer superior de la misión al padre Eugenio de Carcagente, el 23 de julio de 1926. Con el concurso del padre Eugenio se seleccionó con mucho cuidado a los candidatos, escogiéndose en primer lugar al padre Cristóbal de Canals, un veterano misionero de Palaos, Yap y Guam, de 59 años de edad ...

Los otros tres misioneros vendrían de España; eran jóvenes, pero con gran espíritu religioso y misionero: los padres David de Castellfort, Carlos de Orihuela, ambos sacerdotes; el tercero el hermano Antonio de Novelda. Desembarcaron en Barranquilla y de allí el superior de la misión embarcó al padre David y al hermano Antonio hacia las islas, llegando a San Andrés el 3 de enero de 1927.

El se quedó haciendo algunas diligencias con el padre Carlos, hasta que llegaron a San Andrés el 15 de febrero de 1927. Al fin, todo el equipo misionero estaba junto. Los padres Eugenio de Carcagente, Cristóbal de Canals, David de Castellfort y Carlos de Orihuela, cuatro sacerdotes y el humilde y santo hermano Antonio de Novelda; más tarde se le uniría el hermano Ángel de la Aparecida. Los padres Cristóbal y David pasarían a Providencia y los padres Eugenio y Carlos se quedarían en San Andrés con el hermano Antonio.

El 26 de febrero el padre Turner entregó definitivamente la Misión al padre Eugenio y después de acompañarlos mes y medio iniciando a los Padres en la Misión, también se retiró a Inglaterra...

Lo primero que hizo el padre Eugenio de Carcagente fue hablar con la superiora provincial de Colombia, con la general de España, y aun más, con el propio Monseñor Luis Amigó, para que les cedieran unas cuantas misioneras Terciarias Capuchinas para las islas de San Andrés y Providencia. Siempre estuvieron dispuestas a venir a las islas, pero el factor humano del sostenimiento era muy necesario tratarlo. Y el superior de las islas no tenía una solvencia requerida para mantener una docena de religiosas como se necesitaban para el plan cultural que se pretendía. Pero todo lo solucionó el Señor y se destinaron para las islas las primeras Terciarias Capuchinas: Sor Verónica de San Juan, superiora, Sor Carolina de Abejorral, Sor Vicenta María de Medellín, Sor Eduvigis de San Andrés, Sor Virginia de Jericó y Sor Encarnación de Yarumal. Un viaje de dos días de mar, en lenta pero segura embarcación, se llegó al puerto en la mañana del 26 de mayo de 1927.

Así se expresa la madre Verónica de San Juan: “Después de cuarenta y ocho horas de goleta, divisando solo mar y el cielo, ha anclado en tierra firme y hemos sido recibidas por el superior eclesiástico de la Misión, Rvdo. Eugenio de Carcagente y por fray Carlos María de Orihuela, secretario de la Misión y fray Antonio de Novelda. También estaban presentes el intendente [Dr. Jorge Luna Ospina] y un gran número de habitantes.

La población en general se muestra bondadosa y pronto tomaremos posesión de nuestras escuelas”.

... Y los padres de familia nos recuerdan que, el verdadero aguinaldo de Jesús [Navidad 1927], son las tres nuevas religiosas que llegan a compartir nuestro trabajo misionero. Fueron ellas: Regina de San Andrés (Antioquia), Adelina de América y María de los Ángeles de Sonsón. Sobre todo ésta última que arraigó tanto aquí, que vivió y murió en las islas y para el bien de los isleños...

Desde el momento en que las religiosas pusieron los pies en las islas, se fraguó la idea del Colegio de la Sagrada Familia. El padre Eugenio de Carcagente, con su gran colaborador padre Carlos de Orihuela, delinearon y pusieron los cimientos del colegio para la juventud femenina. No fue tarea fácil el conseguir los materiales y levantar los planos. Carpinteros es lo que había en las islas, y todos querían contribuir en este proyecto. Pero ¿de dónde sacar los recursos económicos? Habían venido dispuestos a sacrificarse y todos los misioneros darían de su parte lo que se les pidiera, con tal de que la semilla de nuestro apostolado se enterrara y diera los frutos esperados.

... después de año de sacrificios, junto a la iglesia, se vio terminado el colegio, que pusieron bajo la advocación de la Sagrada Familia, porque quisieron las religiosas que el colegio fuera como un hogar para todas las niñas que se educaran allí. Como ya hemos dicho se inauguró con un lujo de nómina de profesoras religiosas, el 15 mayo 1928 a las 4 p.m.

El Congreso, en 1927, aprobó la construcción para las islas de dos colegios nacionales, uno de varones en San Andrés y otro de señoritas en Providencia. Pero solo cuando los padres capuchinos se ofrecieron para desarrollar el plan, se comenzó a llevar a cabo la obra. Solo se habían apropiado treinta mil pesos ($ 30.000) para ambos colegios. La burocracia trabó los trámites por lo que se hacía interminable. La misión tenía urgencia, pero el gobierno todo lo retardaba.

El Colegio nacional de San Andrés Bolivariano, comenzó a funcionar teniendo como rector al Sr. José Alberto Munévar y con cien niños. Era el año de 1933. Así mismo el Colegio de la Inmaculada de Providencia, que se puso en manos de las Religiosas Terciarias Capuchinas, comenzó ese mismo año con ciento ochenta niñas.

... las vocaciones religiosas y sacerdotales que florecieron en las islas, tanto en San Andrés, como principalmente en Providencia, cuna del catolicismo en el Archipiélago: Las hermanas Edelmira de Castro, Alicia de Providencia y Jacinta de Providencia son las primeras en dar el paso hacía la Vida Consagrada. Los padres Eusebio Howard, Martín Taylor y José Archbold, después se consagrarán como sacerdotes al Señor; últimamente el padre Benito Huffington y todavía más reciente se ordenó el padre Marcelino Hudgson, el primer sacerdote de San Andrés. Frutos que consuelan todo nuestro trabajo misionero.

... En el año 1946, se tuvo la visita de Monseñor Paupini, Nuncio Apostólico, quien, en su informe a Roma sobre el estado de la Misión, trajo consigo el beneficio de la elevación de la Misión de San Andrés a Prefectura Apostólica. Fue nombrado como primer Prefecto Apostólico Monseñor Eugenio de Carcagente, justo premio a la labor de cristianización de estas islas. El anillo pastoral fue un obsequio de la feligresía. El 8 de noviembre de 1946 tomó posesión de su cargo[10].

 

* * * * * * * * * * * *

 

EL MISSIONER

( “Padre Eugenio, de Carcagente” )

 

Deixant fogar i terres valencianes

a un selvàtic terreny fe t’encamina;

fet missager de Déu, l’amor t’anima

a escampar-lo per terres colombianes.

 

Amb la cristiana fe gents agermanes

mostrant-los el camí que se il·lumina

per arribar a Déu. Fe genuïna

que escabrossos camíns amb ella aplanes.

 

Ver amor a Colombia palesares,

i tant d’amor i bé a tots ofrenares

que “Pare Colombiano” et diu la gent.

 

Despulles venerables huí reposes

en illa sant “Andrés”; junt elles poses

ben alt, reblit de glòria, a Carcaixent. 

Josep Arminyana i Canut[11]

 

 

 CARTA Nº 1

 

 

Barranquilla 7 noviembre 1905

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns[12]

Carcagente

 

Querida prima: Abusando de su benevolencia la incluyo varias cartas para que me haga la bondad de repartirlas á sus interesados, en particular le recomiendo la carta de Valencia, pues no se ni la calle ni el nº donde vive mi hermana Francisca.[13]

Yo sigo sin la menor novedad, gracias a Dios y lo mismo pido al buen Jesús conserve la preciosa vida de V., de la de mi primo Domingo y de vuestros hijos: á todos les deseo la gracia de Dios y que sean felices en este y en la otra vida.

Ya hace algún tiempo que mi familia no me escribe y la intereso á V. para que me dé noticias de todos, en particular de mi padre .[14]

En Riohacha[15] está Sor Elena muy feliz encargada de un colegio que las Hermanas Capuchinas han puesto en dicha ciudad. Yo estuve allá y le di sus buenos recuerdos, de lo cual quedó muy agradecida y se los retorna con creces.

Deseo también me diga algo sobre las fiestas de la Virgen de este año y las novedades de importancia que hayan ocurrido en esa Ntra. amada patria.

Aquí en Colombia no hay novedad de importancia: nosotros seguimos pacíficamente Ntro. ministerio Apostólico sin que nadie nos inquiete. El otro día hice una expedición por la región de los indios goagiros. Yendo de Riohacha á una residencia que estamos haciendo en el interior de dicha región me perdí en el bosque y fui á dar á un cementerio de indios. No puede imaginarse cosa más terrorífica; pero pronto di con la salida. Si algún día el Señor me concede volver á España, tengo materia abundante que contarles...

Mientras tanto, ruegue por mí; y con saludos á Domingo y á las niñas, quedo de V. afmo. primo y SS. en JC.

 

Fr. Eugenio de C.

 

CARTA Nº 2

 

El Superior de los Padres Capuchinos.- Bogotá

Bogotá, 1º de julio de 1906

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciada prima: Recibí las fotografías y otra carta después de ellas. Ya creo la escribí diciéndole que esperaba las demás que me prometió.

Sobre Badenes[16] le diré, que no lo he visto todavía, porque antes de llegar él á Barranquilla[17] ya me había venido yo á esta capital, la que está de aquella ciudad más de doscientas leguas de distancia. Sin embargo, sé con frecuencia de él y me dicen que está bien de salud y que tiene mucho trabajo. Yo también le he encargado un grupo de la Virgen del Rosario, un Niño Jesús y 6 ángeles. Si viniera a Bogotá creo que en 4 ó 5 años se haría riquísimo, pues hay mucho trabajo. Figúrese que hay un sólo escultor de mala muerte y tiene trabajo adelantado para más de tres años. Dígame qué sería de Badenes si viniera. Yo lo estoy convidando: veremos.

Le pido el favor siguiente que espero me lo hará con la más grande prudencia y secreto. No sé si V. sabrá que con permiso de los Superiores Generales auxilio á mi padre y por lo tanto, de vez en cuando mando á D. Salvador Gomis la suma necesaria para que le vaya dando á 5 reales diarios. Pero sucede que aunque yo le pida á ese Sr. me acuse recibo de las cantidades, ya hace más de 4 años que no se ha dignado contestarme nada. Deseo, pues, se interese en este asunto y examine si lo hace con gusto, si da los 5 reales, á quien los da y si mi padre sufre algo. Le confío este asunto delicado, porque veo en V. más prudencia.

Yo sigo sin novedad. Ya voy teniendo deseos de regresar á mi patria. Si los Superiores no me mandan antes, pienso pedir mi regreso cuando cumpla 20 años de Misionero.- Salude á Domingo, á los niños, y á toda la familia, y V. mande á su primo SS. en JC.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 3

 

El Superior de los P. P. Capuchinos de Bogotá

1º de diciembre de 1906

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: Aunque sea con algo deprisa (reservándome para otra ocasión escribirle más largo), le pongo cuatro letras para incluirle una carta, la cual deseo que V. misma ponga en propias manos de D. Salvador Gomis para que así me quede más tranquilo. Es un asunto relacionado con mi padre y por eso deseo me diga V. si dicho sacerdote hace con gusto el encargo que le tengo hecho de dar mensualmente, á mi padre, lo que conocíamos los dos.

Yo sigo sin novedad, gracias á Dios. Recibí carta de mi hermana Carmen[18], diciéndome la muerte de Clotilde. Que se va hacer, paciencia! También recibí su carta de V. en que me comunicaba lo acaecido á las célebres Sor Verónica y Sor Manuela! Se podría formar una comedia con la historia de esas dos jóvenes, pero en ellas se ve la Providencia del Señor, como le decía en mi anterior.

Muchísimos recuerdos á Domingo, á sus hijitos, y á mi familia entera. Diga á mi padre que en el otro correo le escribo y que en este sólo le mando un buen tirón de nariz para que le crezca más. Dígale que no olvido, prueba que no le falte su sueldecito, gracias á Dios.

Mande á su afmo. primo y S.S.

Fr. Eugenio de C.

M. C.

                                                       

                                                          CARTA Nº 4

 

Bogotá, 12 de mayo de 1907

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: Tan sumamente ocupado he estado, que no me ha sido posible contestar á su carta, que recibí en Barranquilla.- Estoy en esta capital como de paso y por eso no se sí ahora muy largo, dejándolo para cuando regrese á mi propia residencia.- Por ahora solo le digo que estoy bien de salud, gracias á Dios.- Le incluyo una carta para que me haga la bondad de ponerla en propias manos de D. Salvador Gomis.[19] Como es de importancia me sirvo de V. que merece mi más completa confianza.

También le pongo una cartita para mi hermana Carmen. Como ya le digo, después le escribiré más largo.- Salúdeme á su buen esposo, mi primo Domingo y á sus hijos. A todos les deseo, paz y la gracia del Espíritu Santo.

Mande como guste á su primo que le aprecia y ama en Jesús y María.



Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 5

 

El Superior de los P. P. Capuchinos de Bogotá

Bogotá, 31 de octubre de 1907

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: Deseo vivamente que al recibo de ésta esté vuestra casa y familia con toda felicidad.- Yo acabo de pasar el dengue, enfermedad reinante en esta ciudad, pero ya, gracias á Dios, estoy mejor.

Según leo en la revista del Niño Jesús de Praga, en ese pueblo, aumenta la devoción á este título tan simpático. Supongo que tú serás muy devota de tan dulce Niño y que procurarás que tus hijos lo amen con todo corazón. Cuánto gozaría al saber que esto es verdad ! Yo he sido nombrado Celador de Colombia y me ocupo mucho en extender tan dulce devoción. Estoy imprimiendo una novena para los gastos de una preciosa imagen con su altar que voy á hacer en esta Ntra. Yglesia. Voy hacer una cofradía muy hermosa: me ofrecen los niños de los colegios principales de la ciudad. Pida, pues, al Divino Niño que me ayude á extender su amor y gloria por estas gentes de tan buena voluntad.

Creía que pronto sería mi regreso á la amada patria, pero parece que por ahora aún no quieren los Superiores. Paciencia, y esperaremos un poco.

Le incluyo una carta para D. Salvador Gomis, la cual deseo la entregue V. en propias manos. Dispense tanta franqueza.

En este correo le mando, bajo su dirección, dos retratos, uno para V. y el otro para mi padre, el cual puede servir para todos mis hermanos.- En el de V. estoy sentado con los siete jóvenes primeros que profesaron simplemente aquí en Bogotá el 8 de septiembre. Son colombianitos, excepto el de los anteojos que es de la provincia de Murcia, España.

En el otro estoy con los padres que componen la Comunidad y son todos españoles. El de la barba larga es de Valencia.

Con recuerdos á Domingo y saludos á los niños, manda á tu afmo. S.S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 6

 

Fr. Eugenio de Carcagente

Capuchino

Riohacha, 27 de junio de 1909

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Carcagente

 

Muy querida prima: Pongo cuatro letras para que sepan de mi humilde persona y también para tomarme la libertad de incluirle una carta para mi buen padre, la cual ruego tenga la bondad de entregar.- Así mismo incluyo otra carta para D. Salvador Gomis: supongo habrá recibido una anterior.- Como ya sabe V. que en las Ordenes Religiosas se cambian los cargos de tres á tres años, yo he cesado de ser Superior de la Misión, pero he quedado de Secretario del Superior Custodio Provincial. Mi residencia ahora es Riohacha, donde me puede dirigir las cartas.- En esta ciudad, es, donde están las Religiosas Terciarias Capuchinas y por consiguiente, está Sor Elena de Barranquilla, la cual goza de excelente salud. Varias veces hemos hecho los dos gratas ausencias de V. y de su buen esposo. Los padres tenemos aquí Ntra. Misión principal y ellas tienen su colegio de niñas internas y externas.

En estos días, se halla en Manises el Sr. Obispo[20] de aquí que es capuchino de dicha población: el vendrá á últimos de año con nuevos Misioneros.

Deseo se conserven bien y que sus hijos sean muy buenos.- No deje de encomendarme mucho al Niño Jesús de Praga. Puede ser que el divino Niño me conceda verlos pronto para no venir más á la América.

Estoy bien de salud, gracias á Dios.- Saludos á Domingo y á los niños, y V. mande á su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de C.

M. C.

 

Dirección: América del Sur.- Colombia.- P. Eugenio de C. - Riohacha.-

 

CARTA Nº 7

 

Fr. Eugenio de Carcagente

Capuchino

Barranquilla, 14 de septiembre de 1909

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: En Riohacha recibí su carta, en la que me incluyó otra para Sor Elena, la que tuve el gusto de entregar en propias manos. Se alegró muchísimo.- Unos días después de esto, recibí la Obediencia nombrándome otra vez Superior de esta casa y Cura de la Parroquia. Por lo tanto, tenga la bondad de dirigirme aquí las cartas.

Por el “Siglo Futuro “ y la revista dominical que recibo, he visto los horrores cometidos en Barcelona[21]. Dios se apiade de España y haga que no reciba ningún castigo. Muy malo se va poniendo el mundo.- Le digo la verdad que ya estaba pensando en pedir á los Superiores que me mandaran á España, pues en cierto modo tengo derecho, pero con esas noticias, tengo miedo, no sea que la cosa se ponga más fea.- Cuando las cosas estén más seguras y tranquilas iré.

Cuando estaba escribiendo la presente me llamaron á la portería, y con sorpresa, me vi con la Sra. de Badenes y la otra que acababan de llegar en el buque español. Sus esposos no estaban aquí en la actualidad, pero les puse un telegrama y llegarán mañana.- Dichas Sras. han llegado sin novedad, y Dios quiera que así sigan en esta República.

Por ahora no se me ofrece otra cosa de importancia. Sigo bien de salud, gracias a Dios.

Saludos á Domingo y á sus hijos, y V. mande á su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 


CARTA Nº 8

 

Barranquilla , 15 de noviembre de 1909

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: Recibí hace poco una tarjeta postal suya, comunicándome no había novedad en la familia.- Mucho le agradezco que de vez en cuando se sirva escribirme, pues casi nadie lo hace.

Sobre mi ida a España en definitiva, realmente sé qué sucederá. Esta puede ser muy próxima, porque no sería difícil que con la nueva orientación que dicen van á dar á Ntra. Misión dejen en libertad de irse á España á los que ya hace años sirven á la Orden en estas tierras, y si esto sucede, entonces, á principios del año entrante, ó á mediados, iría para quedarme en Ntra. Provincia de Valencia. Remota, si los Superiores me dan la libertad que se piensa ó desea. De todos modos, pida al buen Jesús que se cumpla en mí su Santísima voluntad, pues estoy resuelto, ya que por su amor he dejado al mundo, á servirle dónde y como El quiera.- Si á caso voy á España, ya le avisaré anticipadamente.

Le incluyo unas cartas de Sor Elena y familia. Ella está en Riohacha. Yo estuve tres meses allí, pero después, me devolvieron á mi antigua residencia. Aquí estoy bien, gracias á Dios.

Por el “Siglo Futuro” y “Lectura Dominical” que recibo, veo las desgracias de Ntra. amada patria. Todo el mundo se pone mal, y no parece sino que se acerca la fin del mundo.

Adjunto unas cartas para que tenga la bondad de entregarlas á mi familia.

Muchísimo te agradecería que me dieras cuenta detallada de las monjas Dominicas. Dígame cómo anda ese convento y cuantas monjas viejas que yo conozca hay. Hágales una visita en mi nombre y dígales que jamás las olvido y su grato recuerdo perdurará hasta la muerte... Saludos á Domingo y á sus hijos y V. mande á su afmo. primo y S. S. 

 

Fr. Eugenio de C.

M. C.

 

CARTA Nº 9

 

Arquidiócesis de Cartagena

Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario

Barranquilla, 8 de diciembre de 1909

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Carcagente

 

Querida y apreciable prima: Aunque sin ninguna á que referirme, le pongo cuatro letras, en primer lugar, para felicitaros en las pascuas de Navidad y año nuevo, deseando y pidiendo que el dulcísimo Jesús os llene de su Sto. amor y gracias, y en segundo, para permitirme confiarle la adjunta carta para que á ser posible, la entregue á D. Salvador en propias manos, pues contiene el auxilio que dicho Sr. da mensualmente á mi buen padre.

El 14 del presente mes llega de España el Ylmo. Sr. Obispo de Ntra. Misión P. Atanasio de Manises, con varios Religiosos y la M. Superiora General de las Terciarias de Masamagrell. Con este motivo vienen de Riohacha aquí el 10 la M. Ysabel y Sor Elena á recibir á su Superiora.- Con la llegada del P. Atanasio, estoy en duda si me quedaré en la Misión ó me mandarán ya á España. En lo que haya le avisaré oportunamente.- Si lo dejarán á mi elección, me determinaría irme, pues creo que ya es hora.

Por ahora no se me ocurre otra cosa de particular. Sigo bien de salud, gracias á Dios.- Saludos á Domingo y á los niños y V. mande á su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 10

 

Arquidiócesis de Cartagena

Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario

Barranquilla, 31 de enero de 1910

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Alcoy

 

Muy apreciable prima: Recibí su favorecida del 1º en curso, y , á decir verdad quedé muy sorprendido, y lo he sentido mucho, al ver que han dejado Ntro. pueblo.- Pero, en fin, que se va á hacer ! no hay más remedio que cargarse de Sta. paciencia, y adelante. Todo se debe sacrificar en bien de la instrucción y educación de los niños.

Veo bastante claro lo que el Señor la probará con su cruz, pero si se esfuerza en imitar á Sta. Rita y á Sta. Mónica, grande será su eterna recompensa. Refresque en su memoria aquello del Kempis: “Bebe afectuosamente el cáliz del Señor, si quieres ser su amigo, y tener parte en El”. Procure leer dicho libro, en particular el libro segundo, capítulo XII y experimentará gran consuelo.

Sobre mi ida á España, no sé aún cómo quedará la cosa. Llegó el Señor Obispo, pero como éste tiene tan poco personal en su Diócesis, no quiere soltarme. Mas la causa no está del todo perdida, él me ha prometido que al llegar unos dos PP. que espera en mayo, gestionará con Roma mi regreso á Valencia, aunque sea por un año. Por otra parte el P. Estanislao de Reus[22], Definidor, y que se fue en estos días a España, me ha prometido, seriamente, arreglarme el regreso con los Superiores.- Veremos, pues, lo que resulta.

Le doy infinitas gracias por sus buenos oficios en remitirme las cartas. Ahora, cómo me arreglaré cuando quiera mandar á D. Salvador la limosna que la Orden da á mi padre ? V. me servía de excelente conducto.

Si su Mamá está aún en esa, me la saluda afectuosamente. Que pida por este miserable.- A Domingo y á los niños, tantas cosas.- V. mande á su afmo. primo y S. S. en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

Le mando una fotografía del Niño Jesús de Praga de la imagen que yo encargué á Jerique para Bogotá. Mide, con el trono, dos metros y medio. Causó aquí mucha impresión. Póngale un cuadrito para verlo cuando yo vaya ! .........................

 

CARTA Nº 11

 

 

Arquidiócesis de Cartagena

Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario

Barranquilla, 7 de octubre de 1913

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Alcoy

 

Ynolvidable prima: En verdad que me he manejado mal con V., pero no ha sido por mala voluntad sino por que creí que mi dirección de la calle y nº no llegaría la carta, tanto así que habiéndoseme extraviado la dirección, se la pedí a mi hermana y no me la ha mandado. Quise mandarle directamente uno de los retratos, pero temí por la razón indicada.- Pero ya que me asegura que no se pierden las cartas, prometo ser más formal.

Mucho he sentido la muerte de su querida madre, mas esta pena, que siempre había de llegar, está endulzada con la inapreciable gracia de la bendición Apostólica, y más que todo, con la vida santa de ella. Ya sabe V. que entre los católicos de buena vida, la separación es momentánea... Su santa madre nos espera en el cielo !... No obstante, le doy el pésame y prometo encomendarla al Señor en el Sto. Sacrificio.- Y no estará demás le recuerde lo de la Sda. Escritura: “Porque eras acepto a Dios fué necesario que la tribulación te visitará !”... Anímese a sufrir por amor a un Dios que tanto sufrió por nuestros miserables pecados.

Procuraré buscarle un retrato y con mucho gusto se lo mandaré. Precisamente dos días antes de recibir su carta, me encontré con la madre de Sor Verónica y me ofreció visitarme: ahora se lo haré yo por V., según me recomienda.

A Domingo y a sus hijos muchos recuerdos, y V. mande a su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio M. de Carcagente

M. C.

 

Pronto le escribiré mandándole algunos periódicos que hablan del Congreso Eucarístico que hemos hecho en esta República.

 

CARTA Nº 12

 

Arquidiócesis de Cartagena

Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario

Barranquilla, 13 de septiembre de 1914

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Carcagente

 

Mi inolvidable prima:

Recibí su carta, en que me incluyó unas florecitas que llegaron con sus colores. Verdaderamente que ellas me hicieron recordar con fruición inenarrable las dulces impresiones de mi infancia. Cuánto gozaba yo cojiendo esas mismas florecitas, tal vez en los mismos lugares donde las habrá cojido: por todos esos lugares corría yo como una cabrita... ¡Que dulce es el recuerdo de la patria , para los que estamos lejos ! Mis proyectos son los siguientes: sino hay otros trastornos, el año entrante cumplo mis bodas de plata de Misionero en estas tierras y si los Superiores me lo permiten, pediré que después de celebrar aquí esas bodas, en el primer vapor español embarcarme para mi tierra. Deseo vivamente encerrarme en un convento para entregarme sólo a la salvación de mi alma. Creo que esto es justo, después de haber pasado una vida tan agitada en estas tierras de Dios.- Esperemos, pues, que se cumpla la voluntad de Dios.

Siguieron para Guadasuar mis dos sobrinos. Su venida, sin previo aviso, fué un error gravísimo. Está tierra no es a propósito para ellos; y gracias que con tiempo los pude mandar a sus hogares, pues si tardo un mes más, los coje aquí la guerra Europea y pasan las penas de S. Patricio... Quise mandarle uno de los retratos míos, pero no lo hice ni le había escrito porque no estoy bien seguro de su dirección.- Si esta carta llega bien seguiré escribiéndole con esta dirección y se lo mandaré con mucho gusto.- Muy preocupados estamos aquí con la guerra. Estoy pidiendo á Dios que no se meta España con nadie, pues se expone a que le rompan la crisma si pierden sus aliados y a que no le den nada si ganan.

Mucho quisiera escribirle, pero estoy sumamente ocupado.- Recuerdos a Domingo y a los hijos.- mande a su primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 13

 

Arquidiócesis de Cartagena

Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario

Barranquilla, 5 de junio de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Alcoy

 

Estimada prima: Ahora sí que va de veras.- Le participo como el 14 del presente me embarco en el vapor “Legazpi”, de la Compañía Trasantlántica, con destino a Barcelona. Creo que llega el 7 ú ocho de julio. De dicha ciudad saldré para Valencia a donde voy destinado por ahora.

Encomiéndeme a la Stma. Virgen para que no tenga ningún tropiezo en el camino.

Con recuerdos a Domingo y a los hijos, y hasta la vista, mande a su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 14

 

Valencia, 13 de julio de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Alcoy

 

Querida prima: ¡Por fin, gracias a Dios ya estoy en mi tierra !...

Al llegar felizmente, me apresuro a saludar a mi primo Domingo, a V. y a todos sus hijos, poniéndome completamente á sus órdenes en esta casa calle de Cirilo Amorós.

Escribo la presente, sin saber si están en esa o en Alcoy.

Como nos hemos de ver, Dios mediante, sólo escribo esta carta de saludo, deseando saber de Vdes. Estuve tres días en Barcelona y quedé admirado al contemplar tan hermosa ciudad, verdaderamente gloria de España.

Sin otra cosa de particular, soy su primo que la aprecia en Jesús.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 15

 

Valencia, 16 de julio de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Alcoy

 

Mi estimada prima: Mucho he gozado con la lectura de su carta. Al escribirle no me acordé que hoy celebra su Onomástico: perdone esta falta mía, y aunque tarde, la envío mis felicitaciones y prometo encomendarle a la Stma. Virgen para que nos la conserve muchos años para bien de su familia y que haga muchos méritos para la vida eterna.

Mucho es el deseo que tengo de verlos, pero aún no puedo precisar el día: he traído de América varios asuntos urgentes y hasta no desocuparlos, no podré ir. Mi proyecto es: ir unos días primero a Carcagente y de allí a ésa, pero desde allí le diré el día fijo de mi llegada.

¡Cuánto me hubiera alegrado si al llegar a Barcelona me hubiera encontrado con sus hijos ! Precisamente estando en esa ciudad me acordé varias veces de V. Estuve tres días y en ellos recorrí casi toda la ciudad. Quedé encantado y fué tanta la impresión agradable que recibí al ver tanto adelanto que al llegar a Valencia, ya casi nada me llamó la atención. Sin embargo, también Valencia ha progresado muchísimo.

Con saludos a Domingo y demás familia, sabe la aprecia su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 16

 

Jesús

 

Valencia, 3 de agosto de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Alcoy

 

Mi apreciable prima:

Regresé aquí el 2 del presente y me encontré con su favorecida y con otra de Sor Verónica hablándome sobre el mismo asunto.- Hoy contesto a dicha Religiosa diciéndole que haré de mi parte cuando pueda por complacerla, pero que en todo caso no podrá ser sino en octubre. En cuanto al viaje a Carcagente, también haré lo posible por encontrarme allí a su llegada. Si Dios quisiera que pasara unos días (como hablamos) en el huerto, entonces tendríamos tiempo para conferenciar sobre cosas espirituales y de provecho para Ntras. almas.

Muchísimo los recuerdo, y no olvido la seriedad y el peso de María de Aguas Vivas y de César.- Que Dios se los guarde y bendiga.

Con recuerdos a Domingo, mande a su afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 


CARTA Nº 17

 

Colegio de San Buenaventura

dirigido por Padres Capuchinos

 

Totana, 27 de noviembre de 1915

Sra. Dª. Carmen A. de T.

Carcagente

 

Mi querida prima: No pude cumplir con el ofrecimiento de ir a ésa en los primeros del presente mes, por la razón de que la herida, no se cicatrizó hasta hacen tres días. Ahora estoy esperando que se endurezca la carne para seguir mi camino de Valencia y entonces tendré el gusto de haceros la visita, si estáis todavía en el huerto.- Pude venir ya de Granada aquí, de modo que, gracias al Señor, estoy fuera de peligro y he quedado bien.- Me parece que antes de ocho días podré irme de aquí.- Este convento es muy bueno. Hay un colegio magnífico de niños internos y externos, regentado por nosotros. Van a examinarse a Murcia y hasta ahora han sacado las mejores notas.

Tenga la bondad de entregar la oferta a mi hermana Carmen.

Con recuerdos a Domingo y a los niños, manda a tu afmo. primo.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 18

 

Valencia, 14 de diciembre de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Estimada prima: Muy penoso estoy por mi demora en contestar tus dos apreciadas cartas; estaba en el Convento de la Magdalena y llegué ayer.- Ahora lo hago con el gusto de siempre, pero tengo la gran pena de decirte que, probablemente, no podré asistir en ésa a la función de noche buena. Lo siento también por no poder complacer a la estimada familia Solís. Mas yo espero en la bondad de ambos que me excusarán, pues no depende de mí.- La causa es la siguiente: Si bien tengo la herida cicatrizada, ésta está todavía tierna y no conviene ir mucho a pie, porque se inflama algo.- No obstante, si cerca de Navidad, me hallara ya en situación de ponerme en camino, lo haría gustoso, pero es bueno que busquen, anticipadamente, un sacerdote para la misa y no cuenten conmigo, y así no se exponen a quedarse sin ella. Esta es, pues, la causa por la que no me atrevo a prometerles ir con seguridad.

¿Qué ha sabido de Sor Verónica ?

Recuerdos a tus hijos (pues veo que Domingo está en Alcoy) y a la familia Solís y tú manda en este que te aprecia en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 19

 

Jesús

 

Valencia, 20 de diciembre de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Huerta

 

Carísima en Jesús: Supongo habrá recibido ya la mía en contestación a sus dos apreciables.

Ahora le escribo otra vez para comunicarle cómo el sábado próximo pasado se dignó venir la Srta. Solís a visitarme, entregándome la carta del 12. A dicha honorable Srta. expliqué la causa por qué no podía ir a ésa la noche de Navidad, y ella misma se convenció de que tenía razón. Me dijo que estarán Vdes. en el huerto hasta el 10 de enero; y según esto, yo confió en el Señor que los podré visitar antes de su partida.

Les deseo a todos unas felices Pascuas y Año Nuevo. Que el Divino Corazón nos ampare a todos y nos llene de su santo amor.

Recuerdos a los niños, en particular a Domingo, a quién deseo conocer, y recibe el cariño de tu afmo. primo.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 20

 

Valencia, 23 de diciembre de 1915

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Carísima prima: Cuatro palabras solamente para decirte; qué el día 30 del presente en el tren de las 6 ½ de la mañana salgo con otro padre para pasarnos el día en tú casa y el mismo día por la tarde seguiremos para Albaida. Como yo no puedo caminar aún mucho te agradecería que a ser posible, saliera una tartanita para llevarnos al huerto directamente sin entrar en Carcagente, en cuya estación bajaremos.

Deseo me contestes para saber a qué atenerme. Al ir, si es posible y el P. que me acompaña conviene, nos podemos quedar para decir misa en el oratorio y oír los villancicos de la familia Solís, que deben de ser preciosísimos.

Con recuerdos, soy tu primo que te aprecia.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 21

 

Valencia, 7 de enero de 1916

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Carcagente

 

Muy estimada prima: Por la prisa que tenía el P. Segismundo de llegar a ésta y verse con el P. Provincial, no pudimos entrar en esa. Mucho lo sentí por no poder complacerte a ti y a la estimable familia Solís.- Dicho P. sale mañana con destino a Totana y yo quedo aquí por ahora.

En nuestra gira nos fué muy bien, gracias a Dios. Al pasar por Carcagente no vi a nadie de la familia.

Di a Domingo que espero me mande la última fotografía.

Un recuerdo muy afectuoso a los dos Domingos, a los niños y a la familia Solís les dices que nos fuimos sumamente agradecidos por sus bondades, y que no los olvidaremos.

manda a tu primo que te quiere en el Señor.

 

Fr. Eugenio de C.

M. C.

 

CARTA Nº 22

 

Convento PP. Capuchinos

Barranquilla, 1º de abril de 1916

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Alcoy

 

Mi querida prima: Dos cartas te he escrito desde el camino, y ahora te hago la presente, de prisa, porque mañana salgo para Bogotá, capital de la república y no tengo tiempo para una solución grande.

Llegué sin novedad, gracias a Dios, y al momento entregué las encomiendas a D. Domingo de la Rosa, quién me dijo se iba a interesar en el asunto del papel. Al efecto lo está repartiendo y mandará también a Bogotá, y después que vea la probabilidad del éxito, os escribirá.

Yo también me interesaré todo lo que pueda.

¡Qué placer sería para mí tener por aquí a alguno de vosotros !...........

Al regresar de dicha capital te escribiré más detenidamente.

Recuerdos a Domingo y a los hijos, y tú recibe el aprecio afectuoso de tu primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 23

 

Jijona, 8 de julio de 1918

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Barcelona

 

Mi estimada prima: Ya me extrañaba a mí no recibir carta tuya en tanto tiempo y la que he recibido ahora me declara la causa, a saber, la muerte de tu hermanita (Q.E.P.D.).

¡Qué se va a hacer querida prima ! Es la gran miseria de la vida a que todos por una ley eterna nos hemos de sujetarnos.......... Pero ¿qué digo; miseria ?, no, no digo bien, es mejor la más grande miseria que el Dios misericordioso hace con nosotros pobres desterrados, porque ella nos abre las puertas de la verdadera vida....... En nosotros que, por lo menos, queremos amar a Dios, y nos esforzamos en servirle, la separación de los miembros de la familia, es momentánea.- Su buena hermanita sirvió a Jesús en esta vida, tú también lo sirves ¿crees tú que el Dios misericordioso no te concederá verla en la eterna bienaventuranza ? Es una verdad de fe y el negarlo sería una verdadera impiedad. Por consiguiente, cálmense tus penas. Alégrate más bien de que tu hermanita esté ya libre de tanta miseria y unida a Dios nuestro Señor. ¡Dichosa ella que ha sabido morir santamente !

Hoy le he aplicado el santo sacrificio y es inútil decirte que en todas las misas, oraciones, etc., etc. la tendré muy presente.

Muchísimo siento no poder asistir a la primera comunión de la niña, pero procuraré acordarme de ella en aquel solemne día y estar en espíritu en vuestra compañía.

Fui a Valencia el otro día y al pasar por vuestro huerto me dio mucho dolor verlo tan diferente, del tiempo en que nos comimos la paella.- No hay mas remedio que hacernos fuertes ente los acontecimientos de la vida.

Yo sigo bastante bien, gracias a Dios.- Lamentando el que no viváis ahora en Alcoy, pues así tendría el gusto de veros con más frecuencia.

Recuerdos a Domingo y a tus hijos, y recibe el afecto de tu primo que a tus oraciones se encomienda.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 24

 

Convento de Ntra. Sra. de Loreto

P.P. Capuchinos

 

Jijona (Alicante), 31 de agosto de 1918

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Barcelona

 

Mi apreciada prima: recibí tu carta juntamente con la de Sor Verónica que te devuelvo.- Muy complacido he quedado con la lectura de esta carta, de tal manera, que pienso escribir a Sor Verónica, con el fin de reanudar nuestras antiguas relaciones, interrumpidas desde que le escribí una carta algo fuerte para ver si la podía sacar del abismo en que se iba metiendo, sin duda por la enfermedad que entonces la aquejaba. Yo me quedé entonces con mucha pena, porque, realmente, estuvo un poco fuerte, pero lo hice para quitarle la tentación que entonces tenía de irse a Colombia, etc., lo cual hubiera sido sin duda su perdición y creí ser un acto de caridad hablarle de esta manera que le hablé. No sé si aquella carta llegaría a sus manos; de todos modos, como yo siempre la he querido y deseo ayudarla, le voy a comunicar que regresé de Barranquilla y estoy aquí a sus órdenes.- Allá vi a su madre y a sus hermanos; y hasta viajé con un hermano suyo desde la Habana a Puerto Colombia, en mí último viaje.- Creo que se alegrará al saber que yo estoy aquí, y, si puedo, iré a verla.

Ayer visité en su casa de campo a un hijo del Sr. Mora, que es en la actualidad el Arquitecto municipal de Valencia[23]; le hablé de tu familia y me dijo que si tenía idea de que su padre, siendo Magistrado en Barcelona, tenía relaciones con tu familia. Me obsequió en la visita y quedamos amigos.

Yo sigo sin novedad, gracias a Dios. Cuando me escribas dime como está el lorito......- Un gran pecado cometí, el otro día... ¡Sabes cual fué ! El no haber felicitado a mi primo y a tú hijo el día de Sto. Domingo; pero me consuela al ver que fué involuntario. Y lo peor es que hice esfuerzos para acordarme si había algún Domingo que felicitar y no me acordé.- Lo hago ahora aunque tarde.- Recuerdos a Domingo y a tus hijos y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

 

CARTA Nº 25

 

Jijona, 22 de octubre de 1918

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Barcelona

 

Muy estimada prima: Precisamente en momentos de recibir su carta del 16, estaba pensando en escribirte para pedir informes de vuestra situación, pues estaba preocupado por vosotros al leer los estragos que hace la peste en Barcelona. ¡Dios tenga misericordia de nosotros !

Estuve hace muy poco en Valencia, en Masamagrell, Guadasuar y en Carcagente. En nuestra familia no hay novedad y todos están bien, gracias a Dios.- El domingo, día 13, dije la misa del alba en la parroquia de Carcagente para suplir a mi querido amigo el presbítero D. Francisco Bolinches,[24] que se halla muy enfermo de ictericia, de tal manera, que los médicos han desconfiado de su vida. En dicha mañana enterraron, sin pompa, al Sr. Taléns.[25]- Fiestas no hacen ninguna.

También estuve en la Ollería y allí vi a D. Francisco Martínez, el que me hizo muy buenas ausencias de vosotros...... Mucho gozó con mi visita. Aún no ha tomado el Sto. hábito, por no haber llegado los papeles de Roma.

Ya no está aquí la familia Mora.

Aquí en Jijona también hay bastantes atacados, pero, afortunadamente, no ha llegado al convento la peste.

Escribí a Sor Verónica y te mando la contestación; puedes romper la carta.- Si alguna vez pudiera, con mucho gusto la visitaría.- Asimismo tendría mucho muchísimo gusto en visitaros a vosotros, pero no es tan fácil por ahora ¡Cuánto lamento, cuando paso por Alcoy, el que vosotros no viváis allí ! Allí si que pasaríamos muchos ratos juntos y vosotros vendríais a Jijona. Pero en fin, así son las cosas; tantos años deseando vernos, y ahora que estoy aquí, estáis lejos.

Aunque tarde, felicito en su Onomástico a la simpática Aguas Vivas. Que la Sma. Virgen la haga buena y más formal de lo que es....... Le mando una estampita para que se la ponga en su librito de devociones.

Cariñosos recuerdos a Domingo y a tus hijos y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 26

 

Jijona, 22 de enero de 1919

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Carísima prima: Recibí la tarjeta última, y voy a cumplir mis deseos de escribirte y decirte lo que quieres saber sobre mi ida a Colombia.

La alusión que hacía Sor Verónica, fué debida más bien a rememorar nuestros tiempos pasados y manifestar deseos de volver a esos dichosos tiempos en que dicha religiosa pertenecía a una Congregación de Hijas de María que tenemos en Ntra. Yglesia del Rosario y hacíamos unas funciones preciosísimas. Puedes estar completamente tranquila no hay nada de viaje. No niego que cuando se celebre Capítulo Provincial me podían proponer el regreso, pero esto es muy contingente, de tal manera, que puede ser o no, y si esto sucediese ya me hallo bastante avanzado de edad y no estaría para meterme en libros de caballería. Hoy cumplo 54 años......

Estoy formando un sucesor mío, de la familia: un nietecito de mi hermana Angela; que vive en Guadasuar, hijo de aquel sobrino que vino a recibirme cuando llegué a Barcelona.- Este niño ya ha tomado el hábito de novicio con el nombre de Fr. Luis de Guadasuar. Es muy listo y buenecito. No dejes de encomendarlo a Dios para que le conceda la perseverancia.

Te comunico la muerte de Carmen, hija de mi hermana Carmen acaecida el 14 del presente. La pobre está muy triste.- Mi hermana Francisca la de Valencia también sigue muy delicada. En fin, Carmen, que nos acercamos al cielo..... Por eso es necesario que nos unamos más y más con Ntro. buen Jesús y venga lo que Dios quiera.

Yo sigo bien, gracias a Dios. Este año no ha apretado por aquí tanto el frío y por eso ya están los almendros llenos de flor; que los campos parecen jardines.

Y vosotros, ¿cómo seguís ? ¿No tenéis miedo a tanta revuelta como hay en esa bendita Barcelona ? Siempre que hay algo me acuerdo de vosotros.

Cariñosos recuerdos a Domingo y a tus hijos, sin olvidar al lorito, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

P. D.- Cuando a alguno de tus hijos le venga bien pasar por la casa de D. Eugenio Subirana, que tenga la fineza de entregar esa cartita, y dispensa la confianza. Vale.

 

CARTA Nº 27

 

Jijona, 30 de mayo de 1920

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell

Barcelona

 

Mi apreciable prima: Supongo recibirías mi carta que dirigí a Carcagente con las señas dadas.

Ahora te pongo estas letras para decirte que el 30 del pasado abril murió mi hermana Francisca, la de Valencia.- Cuando sucedió la muerte me hallaba solo con otro padre y me fué imposible ir al entierro, pero después pude hacerle un solemne funeral, en Ntra. residencia de Valencia. Murió con todo conocimiento y auxiliada con los sacramentos de Ntra. Sta. M. la Iglesia.- No te lo participé más pronto porque andaba por Valencia y varios pueblos, y hasta que no regresé al convento no tenía tranquilidad. Particípalo a Domingo y demás familia, para que la encomienden a Dios.

A mediados del próximo julio será nuestro Capítulo Provincial, en donde se determinará sobre mi futura residencia. Ya te lo participaré.

Deseando no tengáis novedad, y con recuerdos a Domingo e hijos, manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 28

 

Convento de PP. Capuchinos

Ollería (Valencia) 7 de octubre de 1920

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Barcelona

 

Mi apreciable prima: Recibí la tuya, y me alegro no tengáis novedad. Yo, personalmente, no la tengo, gracias a Dios, pero, moralmente, he sufrido en estos días una gran tribulación, si bien la estoy sobrellevando como venida de la amorosa mano de nuestro buen Dios.- Mi sobrinito, a quien tu regalaste las estampas no hace un año, para su profesión religiosa, ha volado al cielo !.......

Estaba bueno, pero comenzó por no tener apetito, fué enflaqueciendo, le entraron las calenturas, y por más remedios y cuidados que le hicieron, no hubo remedio, murió el día 10 de setiembre, en el Convento de Orihuela, a la edad de diecisiete años. Su muerte ha sido la de un S. Luis Gonzaga. Comulgaba todos los días, se reconcilió un cuarto de hora antes de morir, continuamente hacía jaculatorias á la Sma. Virgen, de quien era esclavo y por eso renovaba su esclavitud antes de morir. Solamente hablando te podía explicar muerte tan preciosa....... Sin embargo encomiéndalo al Señor. Yo tenía muchas ilusiones con él, pues era muy listo y lo hubiéramos mandado a Roma a doctorarse, pero Dios le ha puesto ya la horla (sic) más que de doctor: la gloria eterna......- Si alguna vez vas a Carcagente, avísame y allí nos veremos.- Recuerdos cariñosos a Domingo e hijos, y tu manda a este que te aprecia en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

Afortunadamente, Fr. Luis se había retratado unos dos meses antes de morir. Te mando un retrato como recuerdo.— Vale.

 

CARTA Nº 29

 

Convento de PP. Capuchinos

Ollería (Valencia) 13 de diciembre de 1920

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Carcagente

 

Muy apreciable prima: Recibí tu atenta carta, alegrándome mucho de que estés en ésa con María de Aguas Vivas.- Lo que sí siento es que no me dés seguridad de tu estadía, pues así es incierto el encontrarte si yo fuera ahora. En estos días y hoy mismo está lloviendo aquí, de modo que no puedo salir, pero si, yo supiera hasta que día fuera vuestra permanencia ahí, arreglaría mi viaje, pues, en verdad, tengo muchos deseos de veros. Pueda ser que en otra ocasión seamos más afortunados.- De todos modos os deseo a ti, a Domingo é hijos unas muy felices Pascuas. Qué el Niño Jesús, nos bendiga á todos y haga (como le pido) que vosotros prosperéis en vuestras empresas y conservéis la salud espiritual y corporal.

Yo estoy bien, gracias a Dios.- Tenga la bondad de presentar mis respetos a esa honorable familia, aunque no tenga el gusto de conocerla.

Y con recuerdos a toda la familia, especialmente a tu compañera de viaje, María de Aguas Vivas (la que debe ser ya una buena moza), manda a tu primo y S. S. en Jesús.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 30

 

Convento de PP. Capuchinos

Ollería (Valencia), 13 de mayo de 1922

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Barcelona

 

Carísima prima: Recibí tus dos cartas, la que me incluías del presbítero D. Francisco Martínez, y la de ayer pidiéndola recomendación.

No te escribí más pronto porque esperaba saber la fecha exacta de la ida de Monseñor Atanasio a Roma, para que tu pudieras verle al pasar por esa ciudad.

Acabo de recibir, pues carta del P. Eloy de Orihuela[26], aquel P. que estuvo conmigo en tu casa al venir de América, y me dice que él sigue para Roma con el Sr. Obispo el próximo lunes.- Te mando la carta para que sepas mejor la fecha. Pregunta por teléfono en Ntra. casa de la Diagonal, o en la Ayuda-Capuchinos, calle Baja de S. Pedro, 18, si está allí dicho Sr. Obispo y allí puedes ir. Al encontrarles llama al P. Eloy, le das esa tarjeta y él te presentará al Sr. Obispo y hablará contigo, si dicho Monseñor podrá recordar al Sr. Marqués de Comillas a la familia que tu deseas.

Yo, ni ninguno de los padres de aquí, conocemos al Sr. Marqués.- Sólo se me ocurre que ese Sr. Obispo lo podrá hacer, para lo cual, ya se lo pido al P. Eloy.

Háblale con confianza. La carta del P. Eloy, la puedes romper y no me la devuelvas.

No tengo tiempo para otra cosa, pues tengo interés de que salga la carta hoy mismo.- Ya me dirás el resultado de la entrevista.

Alégrame con noticias del regreso de Manuel.

Sobre mi ida...... Veremos.

Recuerdos a todos, y soy tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 31

 

Tarjeta Postal

 

A la Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Nápoles 194 - 1º .- Barcelona

 

Carísima prima: Por un grave inconveniente no pude escribir el mismo día de Sto. Domingo para felicitar a los Domingos, como ahora lo hago, pues aún estamos dentro de la octava. Seas tu interprete de mis grandes deseos ante Domingo y su hijo. Que sean muy felices.......

La dirección del P. Pío[27] es: Ytalia.- Rdo. P. Pío - Capuchino - Por Yaggia - San Giovanni.- Hoy también se la mando a Dª. María.

Recuerdos a todos los de casa, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

Ollería, 7 de agosto de 1922.

 

CARTA Nº 32

 

Convento de PP. Capuchinos

Ollería (Valencia), 14 de octubre de 1922

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Carcagente

 

Mi apreciable prima: Agradezco tus finas atenciones de avisarme vuestra permanencia por unos días en Ntro. pueblo.- La otra vez pude ir a visitarte pero ésta paso por la gran pena de decirte que no puedo ir en la actualidad tengo que irme a Alicante a dar ejercicios espirituales a las monjas capuchinas y esto me tiene sumamente ocupado, porque faltan pocos días. Dispénsame, pues, mucho me alegra la noticia del regreso de tu hijo Manuel. Ya puedes dar gracias a la Sma. Virgen por tan grande beneficio.

Recuerdos muy especiales a la niña, a quién felicito efusivamente en el día de su santo o sea la Virgen de Aguas Vivas. Le mando esa estampita.

Recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, y manda como gustes a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

Recuerdos a Dª. María.

En estos días he recibido carta de D. Francisco Martínez. Me recomienda te salude. Dice que está muy bien. Que así sea y persevere ..... Vale.

 

CARTA Nº 33

 

Convento de PP. Capuchinos

Ollería (Valencia), 9 de febrero de 1923

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Mi muy apreciable prima: Casi avergonzado tomo la pluma para escribirte, pero creo que me excusarás al saber lo siguiente: Desde el mes de noviembre estoy dando ejercicios espirituales a frailes y monjas casi sin parar.- En Alicante y en Valencia, a las Monjas Capuchinas, y en Orihuela, Valencia y Masamagrell a los Religiosos, y hasta a los niños seráficos.- Te estoy escribiendo medio trastornado de lo tanto que he trabajado en esta temporada.- Ayer llegué aquí y me encontré con tu carta del 28 del pasado mes. No sólo siento el que tu estarás tan preocupada por mi salud, sino lo que siento también es que el martes y el miércoles de esta semana, al irme ya de Valencia entré en Carcagente, y sin duda estaría tu hijo Manuel y yo no lo he visto !......- Varias veces he querido escribiros, sobre todo, los días de Navidad, pero, créeme, que jamás he estado tan sumamente atareado. Dispénsame, pues.

Estoy bien, gracias a Dios.

Sólo encontré a mi hermana Pascuala[28] muy enfermita, que no sé si saldrá.

No será difícil que mi hermano de aquí vaya a ésa. Si esto se efectuara te escribiré más largo.

No te olvides jamás de esto: Que por muchas tribulaciones nos conviene entrar en el reino de los cielos.

Y porque eras acepto a Dios, dijo el Ángel a Tobías, fué necesario que la tribulación te visitara.- La melancolía y la tristeza es del demonio, no es de Dios. Por consiguiente, sacúdelas y trabaja por mantenerte en paz.

También yo pienso ir a la Coronación de la Virgen [de los Desamparados]. Entonces nos veremos y hablaremos largamente.

Muchísimo me alegro que la niña aprenda el piano; a mí me gusta mucho la música.

Muchísimos recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 34

 

Convento de PP. Capuchinos

de Santa María Magdalena

Masamagrell (Valencia), 13 de agosto de 1923

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Mi estimada prima: Di a Domingo y a tu hijo que me dispensen el no haberles felicitado el día de su santo. Precisamente ese día estábamos de Capítulo Provincial, y esos días no se acostumbra a escribir. Les felicito dentro de la octava, deseándoles toda clase de bienandanzas.

Te notifico que en el mencionado Capítulo he sido elegido Guardián de este convento de Masamagrell, de modo que por tres años me tendrás aquí más cerca de Valencia.

Estoy bien de salud, gracias a Dios, y la misma felicidad deseo para todos vosotros.

Sin otra cosa de particular, y con recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, quedo tu afmo. S. S. en Jesús.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 35

 

Masamagrell, 23 de diciembre de 1923

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Barcelona

 

Mi estimada prima: Ante todo, deséoles a todos los suyos y a Domingo, felices Pascuas y un próspero año nuevo. Que Dios, Ntro. Señor, los bendiga, proteja y guarde.

No pude hacerle como yo deseaba su recomendación, porque no se me presentó la ocasión propicia; mas por fin, vino a verme el chico, desde Carcagente. Me contó cuanto le pasaba y pensaba hacer; le di mis consejos y le signifiqué mi deseo de que, dado caso que vendiera el pedazo de huerto suyo, que te lo vendiera a ti o sea a Domingo. A esto me contestó que le están haciendo mucha presión para que se lo venda a su abuela, esto es, a Josefa, pero que se hallaba muy dudoso. Finalmente, me dijo, que si no lo vendía a su abuela os lo venderá a vosotros.

Yo le aconsejé, en vista de que me dijo que no podía ser sacerdote Mercedario que estuviera en el Seminario y luego hiciera lo que le dictara su vocación, pues ya siendo sacerdote, es más fácil ingresar en cualquier Orden religiosa. Creo que hará esto.

Sigo sin novedad, gracias a Dios.

Recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 36

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 28 de febrero de 1925

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Mi querida prima: No recuerdo la fecha, pero recibí tu última carta, alegrándome saber de vosotros. Yo sigo sin novedad, gracias a Dios.

Deseo muy vivamente haceros una visita, pero está uno metido con tantas ocupaciones, que, realmente, no sé cómo hacerlo. Mi firme propósito es efectuarlo en la primavera.- Veremos si el Señor me lo concede.

Ahora te hablaré sobre el asunto siguiente: Tenía yo en Jijona un criadito muy fiel. Ese joven entró en quinta este año pasado (o sea en la quinta pasada) y se halla en Barcelona. Me escribe rogándome haga algo por él, o bien consiguiendo su traslado a Valencia, o bien que lo saquen de donde está. El nunca ha lidiado mulas, y lo han puesto de artillero.- Si tu conocieras a alguno que pudiera hacer algo, mucho te lo agradecería, pues tengo verdadero interés por este joven, que tan bien me sirvió.- Te mando su carta por si acaso puedes hacer algo saber dónde se halla.- Dispénsame esta exigencia.

Paco con su mujer han venido a visitarme.

Con recuerdos a Domingo y a tus hijos, sabes lo mucho que te aprecia en el Señor tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 37

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 27 de mayo de 1925

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Mi querida y estimada prima: Gracias a Dios, que estoy gozando de esta tranquilidad.

Mi viaje de regreso ha sido admirable. Estaba en la estación de Valencia, esperándome tu hijo Domingo.

No sé cómo corresponder a tanta bondad de todos vosotros para conmigo; sólo elevando mis pobres oraciones al Señor para que os llene de sus gracias y bendiciones.- Así prometo hacerlo, sobre todo para tu buen esposo Domingo. Que Dios le conserve por muchos años, pues la sombra del padre y de la madre siempre hace falta a sus hijos.

Muy contento y satisfecho he quedado de mi visita.- La visita a Monserrat, al Orfeó y tanto obsequio tuyo me han dejado sobre manera agradecido. Que Dios os lo pague todo.

Recuerdos a Domingo, a tu tía y demás familia, sin olvidar a Manuel, César y a la Nena, y manda como gustes a tu afmo. primo y S. S. en Jesús.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 38

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 16 de julio de 1925

 

Sra. Dª. Carmen A. de Taléns

Barcelona

 

Estimada prima: Mi gusto hubiera sido que mi carta-felicitación hubiera llegado hoy mismo; pero me hallaba en la Ollería y llegué ayer tarde y no me fué posible escribirte.- Hoy lo hago con el gusto de siempre enviándote mi más cordial felicitación. Hoy, en la Sta. misa, he pedido mucho por tu salud y progreso espiritual y por todos vosotros.

Muy apenado estoy por no haber podido conseguir nada sobre la recomendación del joven que me hablaste, ni para Paco.- Son muy difíciles los empleos en Valencia. Puede ser que otra vez te pueda servir mejor. No obstante, estaré alerta, y si algo se presentaré, yo te avisaré.

Mucho anhelo saber de la salud de Domingo. No dejo de encomendarlo a Dios en mis pobres oraciones.

Muchísimos recuerdos a Domingo, a tus hijos y a la tía, y manda como gustes a tu afmo. primo y S. S. en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 39

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 25 de noviembre de 1925

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Barcelona

 

Mi estimada prima: Recibí vuestra felicitación y os doy las más expresivas gracias.- Mi santo es el S. Eugenio, primer Arzobispo de Toledo, que es el día 15 de noviembre. Ya lo sabes para otro año.

Por fin, te puedo comunicar como fui a Godella a visitar a las Srtas. Solís.- Se alegraron mucho y me convidaron a comer con ellos. Excuso decirte que gran parte de Ntra. conversación fué recordando a vuestra amable familia, etc. Yo les dije que tu me habías escrito varias veces que fuera a visitarlas, y que por fin había cumplido tu deseo y el mío. Quedaron muy complacidas, y hasta me invitaron a regresar.- Me aseguraron que aquella misma tarde habían de ir a la casa tu hijo Domingo, pero ya se me hacía tarde, para regresar al convento, no pude demorar más y por esta causa no le pude ver.

Si tu hija está todavía en Valencia, dime la dirección y le haré una visita; a Valencia puedo ir más fácilmente.

Si sabes otras noticias de Sor Verónica, dímelas, pues tengo deseos de escribirle para consolarla.

Recuerdos afectuosos a Domingo y a los demás hijos. Di a Domingo que pido mucho a Dios por su salud espiritual y física.

Manda como gustes a tu afmo. primo y S. S. en J. C.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 40

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 23 de diciembre de 1925

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell

Barcelona

 

Mi querida y apreciable prima: Ante todo, a ti, a Domingo y a todos vuestro hijos, deseo unas felices Pascuas de Navidad. Ojalá que el Divino Ynfante os haga felices y conceda que Domingo siga mejor. Así se lo pido con todas las [...] de mi corazón.

Recibí tu tarjeta de Carcagente, y en verdad, que tenía vivísimos deseos de ir a Godella y verte, pero me fué imposible, ya por un asunto urgente que tenía entre manos, ya por el pésimo estado de este camino. Si iba tenía que regresar de noche, y era imposible transitar por aquí. Paciencia.

Dícenme que, por el gran frío que ha hecho estos días, se han quemado muchas naranjas en Carcagente, pero las de los terrenos más bajos.- Mucho es el frío que ha hecho; yo tengo las manos hinchadas de los sabañones.

Recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, y me repito tu afmo. en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

CARTA Nº 41

 

Convento de Franciscanos Capuchinos

Masamagrell (Valencia), 26 de junio de 1926

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell

Barcelona

 

Carísima prima: Ante todo, te doy las gracias por el envío de los dos cánticos, que he recibido sin novedad. No me has dicho cuánto valen, pues lo deseo saber.

Ha venido a Masamagrell Sor Elena de Barranquilla (Colombia) a quién tu conoces. Van a celebrar Capítulo y como es Superiora de la Casa de Barranquilla, viene a las elecciones. Con ella han venido ocho monjas más.- Se alegró mucho de verme, después de tantos años, y preguntó por ti.- Creo que permanecerán en España tres o cuatro meses. Me preguntó por César, y yo le dije que ya era hombre derecho y hecho.

Deseo que no tengáis novedad.- Recuerdos a Domingo y a los hijos, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 42

 

Tarjeta Postal

 

Ala Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Paseo de S. Juan, 71 - 2º .- Barcelona

 

Carísima prima: Una sorpresa os voy a dar y es, que los Superiores me mandan a Colombia otra vez ahora con el carácter de Superior Eclesiástico.- Como me han cogido de repente ya te escribiré más largo.- La M. Elena se embarcará más adelante. Ya le diré yo que te lo diga.- Un abrazo a Domingo y a los demás, y manda a tu afmo. primo.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

Valencia, 10 de agosto de 1926

 

 

CARTA Nº 43

 

Tarjeta Postal

 

A la Sra. Dª. Carmen Anglasell de T.

Paseo de S. Juan, 71 - 2º .- Barcelona

 

Carísima prima: Te escribí diciéndote que me embarcaba para Colombia el día 14 del presente mes, pero ahora te digo, que ya no es el viaje hasta el 15 del próximo septiembre.

Tengo deseos de despedirme de vosotros, pero no sé si podré.

Recuerdos a Domingo y demás de la familia, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

Valencia, 12 de agosto de 1926

 

CARTA Nº 44

 

Barcelona, 28 de agosto de 1926

 

Sra. Dª. Carmen Anglasell de Taléns

Barcelona

 

Estimada prima: Supongo que tu hijo Domingo te diría que había pedido permiso al P. Provincial para ir a ésa, como tu deseabas.

Así lo hice con el deseo de complaceros, pero resulta que Ntro. P. Provincial sin duda por no llamar la atención del Rmo. P. General que se hallaba en España, por ser varios los Religiosos que piden el ir a Barcelona, cree prudente que yo también suspenda el viaje.

De modo que, con muchísima pena, me veo obligado a decirte que no puedo ir.- Esperemos en Dios Ntro. Señor el cual, por este sacrificio que hacemos por su amor, nos concederá la medida de nuestros anhelos y deseos: El tiene infinitos medios de hacer que se cumpla su divina voluntad, máxime en lo que se refiere a la salvación de las almas.- La oración y la conformidad con su santísima voluntad, nos alcanzará lo que tanto deseamos........

Recuerdos cariñosos a Domingo y a los chicos, y tu manda al que a sus oraciones se recomienda.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 45

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de las Islas de San Andrés y Providencia[29]

República de Colombia

Archípielago de San Andrés, 21 de abril de 1928

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.-

Barcelona

 

Mi muy estimada prima: Muy apenado me hallo porque ya hace tiempo no te <he > podido escribir.

Para arreglar varios asuntos de la Misión, me tuve que ir a Bogotá, capital de esta República.- El mismo día que me embarqué, recibí una de tus cartas, que por el viaje no pude contestar.- Estando ya en Bogotá, quise escribirte, pero no me acordaba de la dirección de tu casa. Ahora, pues, que he llegado sin novedad, y aquí sí tengo la dirección, voy a daros noticias mías.

Gracias a Dios, me hallo sin novedad: Estuve fuera de aquí más de tres meses. En mi largo viaje me pasaron varios acontecimientos, el más importante te contaré; que vivo de milagro. ¿Cómo de milagro, dirás tú? ¡¡¡ Sí, de milagro ! ! ! Verás: Después de varios días de goleta, en que sufrí las penas de San Patricio, llegué a Cartagena de Indias, hospedándome en el palacio arzobispal. El Sr. Vicario Gral., muy amigo mío, me arregló, con buenas ventajas mi subida a Bogotá en hidrioavión (sic); pero había de regresar a Barranquilla, a tomar otro hidro, con el fin de ir desde allí directamente.- Me embarqué en la bahía de Cartagena a las 4 p. m. Antes de montarnos, noté que del depósito salía abundante gasolina. Ello me dió mala espina. Arreglaron el desperfecto, y se remontaron a las alturas; yo comencé a rezar el Smo. Rosario. Venían conmigo una Sra. yanqui y caballero alemán.- Hallándonos como a 400 metros sobre la ciudad, se descompuso el motor....... Toda la ciudad nos veía descender con grandísima ansia... Los Sres. mencionados estaban más amarillos que un cadáver... Ibamos casi rozando por encima de las casas y los postes de la luz eléctrica... El piloto —uno de los más diestros de la Capital— planeando, planeando, y con la protección de la Sma. Virgen, pude sostener el aparato hasta que podímos llegar a un lugar que llaman “El Cordón de San Antonio”.... Caímos a 11 Cen. de un poste eléctrico, encima de un camino, sin hacernos ningún daño... Toda Cartagena vino al lugar, creyendo que nos habíamos aplastado.-- Pásmate: Por la noche, la Comp. puso un tren expreso y nos condujo a Calamar, pueblo ribereño del río Magdalena, y desde allí, el día siguiente, mandaron desde Barranquilla otro aparato, que nos condujo a Girardot, y desde allí, a Bogotá. No me querían aún por las regiones aéreas......

Conseguí tres Religiosas más, y me embarqué en Cartagena para acá. Los marineros perdieron el rumbo y fuimos a dar a las costas de Nicaragua..... Casi nos coje la escuadra yanqui, que está peleando contra los revolucionarios. ¡Mare de Deu, cuans treballs !...

Muchísimos recuerdos a todos, y de María. Pido a Dios que el nuevo vástago sea muy lindo <y> buenísimo, para alegría de todos, particularmente de su abuelita...

Cariñosos recuerdos a Domingo, a todos tus hijos, hija y María.- Manda como gustes a tu Afmo. primo y S. S.[30]

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 


CARTA Nº 46

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés[31], 30 de agosto de 1928.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.

Barcelona

 

Mi muy respetable y recordada prima: Recibí tu carta del 3 del pasado julio en que, por fin, me anuncias la buena nueva del nacimiento del primer nietecito. Me figuro la grande alegría de toda la familia, a la que se une la mía, pues veo que Dios ha bendecido el matrimonio de tu hijo Domingo y de la buenísima María.- A todos os doy la más entusiasta enhorabuena, pidiendo al cielo que conserve bueno y sano al pequeño Domingo, que bendigo de todo mi corazón.

Ciertamente, que es de lamentar el no haberme tocado bautizarlo, pero, ¿qué hacer? las circunstancias así lo han exigido. Paciencia....

Tengo firme esperanza de que Dios nos dará la alegría de veros aún en esta vida, y también de casar a Manuel. Si logramos esto, me parece que va a ser muy dichoso (va de broma). ¿sabes por qué? - Por lo siguiente: hacen varios años, en Barranquilla, fui una noche a confesar a un enfermo, y en la casa encontré a unos Sres. bastante jóvenes. El esposo me dijo P. ¿no me conoce?, pues no le recuerdo, le repliqué.- Vd. nos casó hacen 8 años. ¿y cómo les ha ido?, dije yo; muy <bien > P., Vd. ha tenido muy buena mano, y desde aquella fecha quedé con la fama de que tengo BUENA MANO para los matrimonios............

¡Cuánto me alegro al recordar nuestro viaje a Monserrat, y al regresar haber oído al Orfeón Catalá ! Son cosas que jamás se olvidan. La Santísima Virgen me conceda poderla visitar.

¿Sabes una de las cosas que más le pido cual es?, el poder cerrar los ojos al único primo que me queda, tu esposo Domingo, y ayudarle para el gran viaje de la eternidad. Unámonos todos en la oración, para que el cielo le conceda la fé perdida; digo perdida, porque él es hijo de una madre buena y católica, que le enseñó el camino del cielo.

Recuerdos a Domingo y a todos tus hijos, y manda a tu afmo. primo, que mucho os aprecia y ama en Jc.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 47

 

San Andrés, 25 de mayo de 1929.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.

Barcelona.

 

Mi estimada prima: En verdad, que ahora si que digo el mea culpa por haber dejado de escribiros tanto tiempo.

Esto lo ha motivado por haber ido a la capital de la República y al regresar habérseme acumulado mucho trabajo pero como tú eres tan buena e indulgente, no lo atribuirás a indiferencia, antes al contrario, me hallaba muy apenado al recordar esta mi tardanza.

Supongo que no dejareis de visitar el palacio de la Exposición de Misiones ahí en Barcelona.- Esta Misión no ha mandado objetos de indios porque no los hay, pero si ha mandado mapas y muchas fotografías. Allí lo veréis.

Yo sigo bien de salud, gracias a Dios, pero ya estoy blanco como la nieve. Nada, que me han salido las flores del sepulcro: así llamo yo a los pelos blancos.

Sobre mi regreso, aún no digo nada porque esto depende de los superiores; pero deseo saber la fecha en que se casa tu hijo Manuel.- Deseo saber también la dirección de la casa de tu hijo Domingo.

Sirva esta carta para enviar mis felicitaciones a Domingo y a tu hijo por sus fiestas onomásticas. Les deseo a los dos muchas bendiciones y felicitaciones; no los olvidaré en la presencia de Dios.

Y como tu fiesta está más cerca, igualmente deseo para ti las mismas bendiciones y felicidades y muchos años de vida.

Como te decía en mi anterior, tengo confianza en que Dios nos concederá vernos aún en esta vida Fiat.......

Ya me escribirás las impresiones de la Exposición de Barcelona, en particular, la de Misiones.

Recuerdos - los más cariñosos - a Domingo, a todos tus hijos, sin olvidar a la NENA, y manda a tu primo que desde aquí, te manda una copiosa bendición.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 48

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 25 de julio de 1930.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns. Barcelona

 

Estimada prima: Sumamente apenado te escribo la presente porque ya hace mucho tiempo que había de haber escrito y no lo he hecho.- Las causas han sido las siguientes:

En marzo me tuve que ir a Bogotá con el fin de arreglar con el gobierno la erección de dos colegios.- Allí me invitó el Sr. Arzobispo a asistir a la Conferencia Episcopal que se había de celebrar en el mes de mayo y a la que habían de asistir todos los Arzobispos, Obispos y Vicarios Apostólicos de Colombia.- Como me dejé la dirección de la calle, no me acordaba ni de la calle ni del número. Varias veces quise escribiros desde dicha capital, pero no pude por temor a que no te llegara la carta, y así opté por esperar mi regreso.

El día 17 de mayo, fecha del matrimonio de tu hijo, estaba yo en plena Conferencia Episcopal. Sin embargo, algo me tocó de ESPAÑA porque aquel día el Excelentísimo Sr. Ministro de España en Bogotá, tuvo solemne recepción por ser el Santo del Rey a la que tuve que asistir yo con toda la colonia española —que es bastante numerosa— y esta visita me sirvió de afirmar las amistades con dicho Sr. Ministro. Tres veces tuve ocasión de almorzar con él; una en una quinta muy bonita que hay a las afueras de la capital.- Hicieron una PAELLA Valenciana hasta allá... Otra, en el palacio del Sr. Nuncio Apostólico y la tercera en su misma casa, como despedida.

Después de la Conferencia me bajé en Barranquilla en hidroavión. Este pasaje me lo concedieron en el Ministerio de la Guerra. La distancia es de mil millas y las anduvimos en 8 horas.- Con que ya ves, las andanzas de este pobre viejo..........

Por todas estas cosas, me fué imposible ir a Barcelona y tener el gran placer de casar a tu hijo. En fin, puede ser que me toque casar a alguno de los dos que te quedan.

No te digo el cúando regresaré a España porque no lo sé; pero opino que no está lejos el día. CREO QUE HAY MOROS EN LA COSTA...

Se me pasó el día de la Virgen del Carmen <sin > felicitarte, pero lo hago ahora aunque tarde, juntamente con Domingo, a quien presentarás mis afectos y cariños. Que Dios nos conceda vernos antes de que venga la señora Dña. PARCA........

La madre Elena ha venido desde Barranquilla a hacernos una visita, padeciendo la pobre las penas de San patricio... Me encarga que te envíe muchos recuerdos.

A Domingo, a los hijos y a la niña, muchas cosas, y tu manda a este que te aprecia en Jesús y María.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 49

 

Jesús

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

Isla de Providencia[32], 30 de octubre de 1930.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.- Barcelona

 

Muy estimada y recordada prima: En esta isla de mi jurisdicción enclavada en pleno mar Caribe y no muy lejos del Canal de Panamá, he recibido tu carta escrita en Madrid, juntamente con la adjunta tarjeta y la carta de tus hijos Domingo, esposa e hijitos.- En el mismo correo recibí también la tarjeta del Escorial, fechada ya en esa.

Muchísimo he gozado con las lecturas de ambas cartas, sobre todo, en la de Domingo tu hijo, al ver lo que Dios Nuestro Señor los bendice, ya en hermosos hijos, ya en bienes temporales.- Bendito sea Dios por tantos beneficios.- Les escribo directamente, enviándoles alguna fotografía de estos países.

Lo que más me ha alegrado es la fausta noticia de haberse confesado y comulgado Domingo.- Por ello te felicito y me felicito a mi mismo.- No hay que dudarlo, el mismo Espíritu Santo lo dice, que “La esposa fiel, convertirá al esposo infiel”. Esto en el sentido de reducirlo a Dios. Toda tu vida dándole buenos ejemplos de Virtud y rogando para que volviera a buen camino o sea al camino que le enseñara su buena madre, no podía menos que resultar lo que ha resultado. Me lo felicitas en mi nombre. Yo también he rogado mucho por él.

Otra de las cosas que me ha alegrado mucho es la entrevista con Sor Verónica. Si mal no recuerdo (ya me informaré mejor) creo que al pasar por Barranquilla en mayo del presente año, me dijeron si se había muerto su madre.- En verdad, que veo una vez más que eres caritativa. Que Dios te bendiga, carísima prima. Esta obra de caridad hecho con la POBRE SOR VERONICA EN VERDAD QUE ME HA EDIFICADO... La caridad es la reina de las virtudes y Dios siempre premia sus actos, máxime cuando estos actos se ejercen con personas del estado de la pobre Sor Verónica, la cual ya se puede decir que no tiene a nadie en este mundo.

Sobre mí, te voy a hablar con franqueza y sin embajes.- Hace ya más de un año que estamos en proyecto de que yo vaya a España con el fin de arreglar algunos asuntos de esta Misión; pero, pero por ciertos entorpecimientos, no se ha podido efectuar el viaje. Sin embargo, él está aún en proyecto, pero no te puedo decir cuando será. En todo caso, al efectuarse, al llegar a Cádiz, yo os pondría un telegrama anunciándoos mi llegada a ésa y el vapor, porque no me hospedaría donde los Capuchinos sino en vuestra casa.- Veremos lo que, por fin, dispone la Divina Providencia.- Si se realizara, no sería sino por allá por el mes de abril del año entrante, porque sería peligroso llegar a ésa con mucho frío.

Un afectuoso abrazo a Domingo, recuerdos a tus hijos y a la niña, y manda como gustes a tu atento y S. S. y primo,

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

La M. Elena estuvo aquí y me recomendó os diera siempre sus recuerdos. Ella regresó a Barranquilla donde se halla de Superiora.

Vale.

Hoy 7 de noviembre.

 

CARTA Nº 50

 

J H S

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

(Colombia)

 

San Andrés, 18 de abril de 1931.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.- Barcelona.

 

Estimada prima: Juntamente con tu carta, recibí en el mismo correo de Domingo tu hijo, por cierto sumamente afectuosa y portadora de buenas noticias.- Ella revela lo contento y satisfecho que está con haberse casado con María y, sobre todo, con los dos PIMPOLLOS que el cielo les dió. Eso es para alabar a Dios, porque no son muchos los matrimonios tan felices.-

Sobre mi viaje, creo que se va a suspender un poco. El día diez del presente mes salió ya un contrato en el “Diario Oficial” que yo he celebrado con el gobierno, para construir dos colegios nacionales, uno en la isla de Providencia y otro aquí. Si el gobierno me dá el dinero de seguida, no podré ir tan pronto, pero si demora, sí. Mas yo creo que no lo dará por que hay aquí en Colombia una terrible crisis económica, que causa horror.- De todos modos, yo creo que iré, Dios mediante, pero no te puedo fijar el mes.- Como yo ya sé la dirección de vuestra casa, al llegar a Cádiz, pondré un telegrama avisando.

No se <si > habréis sabido que el día 28 de febrero murió mi hermano Joaquín[33], habiendo recibido los santos sacramentos. Q.E.P.D.

Un abrazo a Domingo, recuerdos a tus hijos y a la NENA y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 51

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 18 de noviembre de 1931.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.-

Barcelona.

 

Muy estimada prima: Recibí tu carta del 8 de septiembre y por ella veo que no hay novedad de importancia en la familia, de lo que me alegro sobre manera.- Gracias a Dios, yo gozo de buena salud, si bien sumamente contristado por los acontecimientos de España.

Creo te había anunciado en mi carta del mes de mayo, si mal no recuerdo, ya yo me iba a Valencia, pero estando en Bogotá vi que se iban poniendo las cosas de ésa de mal cariz, y me aconsejaron personas de mucho peso que no me moviera y esperara los acontecimientos. Era lo más acertado y lo más prudente.- Hasta que no vea más claro, seguiré el acxioma (sic): “El que está bien, que no se mueva”.

No puedo olvidar a las pobres monjas Dominicas de Carcagente. Allí era yo acolitito y recibí mis primeras impresiones religiosas, y ellas favorecieron mucho a mi familia antiguamente.- Ahora, todo está perdido... ¡Que lástima ! ! !......... ¿Que habrá sido de la pobre Sor Verónica? - Veré si lo puedo averiguar.

No obstante, si las cosas se arreglan, por allá en la próxima primavera iría a ésa, pero había de ser teniendo el pellejo seguro, porque aún no tengo vocación de mártir...- Yo, si fuera a España, tenía que ser para regresar otra vez, pues mientras esté bueno y pueda, como mi nombramiento es de la Santa Sede, no me puedo quedar sin permiso de ella.

Por aquí —en estos días— corren rumores de revolución en las provincias Vascongadas y Navarra. Ya veremos lo que sucede.

Muchos recuerdos a Domingo y a todos tus hijos y a la niña, y tú manda a este que no te olvida y es afmo. S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 52

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 15 de diciembre de 1931.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.- Barcelona.

 

Muy estimada prima: Supongo habrás recibido mi carta anterior, y te habrás enterado que, por ahora, no tengo viaje hasta ver en que paran las cosas de España.

La presente tiene por objeto enviaros mis felicitaciones por las fiestas de Navidad y Ano Nuevo.- Dios permita que no haya novedad en vuestra querida familia, en particular en Domingo.

Además de esto te voy a pedir el favor siguiente: Deseo tener aquí —para poner en macetas— hortensias, y agradecería mucho que te vieras con algún florista de ahí a ver si me mandas 3 ú 4. Parece que las venden en macetitas pequeñas y se pueden mandar certificadas.

También quisiera algunas semillas de claveles variados. Esto puede venir por carta.

Estas hortensias en macetitas muy pequeñas las puedes mandar por correo certificadas como muestra sin valor.- De ninguna manera hay que enviarlas por la agencia postal, porque aquí costaría demasiado el derecho de introducción.

Dispensa esta confianza: es que deseo tener buenas flores para las fiestas en la iglesia.

No te enojes si te digo que me digas cuánto has gastado en todo esto para mi gobierno.

Que Dios te pague este servicio; y con recuerdos para Domingo y todos tus hijos, y a María de Aguas Vivas, manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 53

 

J. M. J.

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 9 de marzo de 1932.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns, e hijos.

Barcelona.

 

Carísimos: Profundamente apenado por la muerte de mi primo y de vuestro esposo y padre, me dirijo a vosotros para daros mi más sentido pésame.

En la administración de correos, a donde fui con el fin de firmar unas encomiendas, es donde me entregaron la esquela mortuoria, y, si bien, yo esperaba tal acontecimiento por las circunstancias de la enfermedad, sin embargo, siempre recibí profunda impresión de sentimiento porque veo desaparecer poco a poco los pocos miembros que quedan de mi familia.- Pero no hay remedio, la sentencia está dada por Dios: TODOS HEMOS DE MORIR...

Ayer apliqué el santo sacrificio por el alma del difunto y seguiré encomendándolo a Dios.

Después de cumplir este deber de familia, os participo que yo sigo bastante bien de salud, gracias a Dios.

Tengo el permiso de Roma para hacer un viaje a España, pero no lo hago por ahora por dos razones: la primera, porque tengo celebrado un contrato gratuito con el gobierno de esta república para levantar —con fondos nacionales— dos edificios para colegios de primera enseñanza en estas dos islas; la segunda, porque, no me quiero exponer a viajar en estos tiempos tan críticos de persecución religiosa. El que está tranquilo, no le conviene meterse en peligros.

Pediré a Dios por todos vosotros.- Deseo saber detalles de la muerte de Domingo Q.E.P.D.

Sin otra cosa de particular, quedo de vosotros afmo. S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 54

 

Jesús

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 25 de abril de 1932.

 

Señorita Dña. María de Aguas Vivas Taléns y Anglasell.

Barcelona.

 

Carísima sobrina[34]: Recibí tu carta en que me anuncias la triste noticia de la muerte de tu Papá Q.E.P.D., y a la vez me pides le aplique las 30 misas de San Gregorio.

Supongo que tu Mamá recibiría mi carta en que os daba a todos el pésame, pues al momento de recibir la esquela mortuoria, lo hice o escribí.

En cuanto a las misas os anuncio que las comencé aplicar el día 20 del presente mes, de modo que las terminaré el día 19 de mayo.- Quedáis, pues, complacidos, y ojalá que para aquel día salga del purgatorio el alma de tu buen padre.

Ya ves cuán bueno es el Señor; las oraciones de tu piadosa Madre, siempre fueron escuchadas, y con santa perseverancia y su buen ejemplo, logró que, por fin, tu padre se pudiera confesar y comulgar antes de morir.- Eso le habrá valido delante de Dios, y no ha dejado de ser un lenitivo a la pena de la muerte, el considerar que murió como un buen cristiano.- Bendigamos a Dios.

Espero que tu Mamá —cuando esté más tranquila— me escriba dando detalles de la muerte.

Os anuncié varias veces mi regreso a España, per, como podréis comprender, hasta no ver las cosas más claras y serenas, no es prudente que vaya.

Para que veáis como me hallo al presente os mando una fotografía sacada últimamente..- Ya tengo 67 años, pero sin arrugas en la cara y con salud, gracias a Dios.

Recuerdos a tu buena Madre y a todos tus hermanos, y manda a tu afmo. tío[35] y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

 

 

CARTA Nº 55

 

Paz y bien

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 20 de septiembre de 1932.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell viuda de Taléns.

Barcelona.

 

Carísima en Jesús: No contesté de seguida avisándote haber recibido el paquete de las semillas, porque me hallaba en la isla de Providencia terminando las obras de un colegio que estamos levantando.

Un millón de gracias por este obsequio. Han salido una infinidad de claveles y van muy bien. Aquí están muy admirados de nuestro jardín.- Como son tan perezosos y no trabajan la tierra, se admiran de que nosotros lo tengamos tan bien arreglado.

No te puedo olvidar con ocasión de la muerte de tu querido esposo, pero hay que conformarse con la voluntad de Dios. No hay remedio; hemos nacido para morir y la muerte es nuestro patrimonio. Lo importante es vivir bien y atesorar tesoros para el cielo... Entrégate, pues, ahora más que nunca al amor de Dios; a prepararte para la eternidad, y cree firmemente que allá en el cielo te reunirás con tu esposo para siempre...

Cuando me escribas, dame razón de tus hijos, cuéntame como les va.

Yo, gracias a Dios, sigo bien de salud, pero ya me voy haciendo viejo a toda prisa.

Aquí estamos con la ansiedad de qué habrá pasado en España después de la intentona de Sanjurjo. Dios salve a la pobre España.

Saluda a todos tus hijos y a María de Aguas Vivas, y manda a tu primo que [no] os olvida.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

 

 

CARTA Nº 56

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

 

San Andrés, 30 de septiembre de 1932.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns. Barcelona.

 

Muy estimada y recordada prima: Por haber estado ausente de esta isla, como dos meses, no contesté, o mejor, no te acusé recibo del paquete de semillas.

Llegaron muy bien, e inmediatamente el Hermano las plantó. Tenemos más de cien CLAVILLINERAS, todas a punto de dar claveles. Veremos de qué clase son.

Te doy infinitas gracias por este servicio. Cuando cojamos los claveles, los ofreceremos a la Santísima Virgen como un obsequio tuyo, y le pediremos que te alcance la gracia de la perseverancia en el bien; una santa conformidad con la voluntad de Dios, mucha paciencia, y después el cielo...

Te aviso que el día 3 del próximo mes de diciembre, celebraré, Dios mediante, mis BODAS DE ORO de mi ingreso en la Orden Seráfica Capuchina.- Creo que los padres de aquí te mandarán un recuerdo, para que aquel día le pidas a Dios (y me ofrezcas la misa y comunión) que me haga un verdadero hijo del P. San Francisco, me conceda una santa y buena muerte y me dé la gloria, por su infinita Misericordia........ Lo mismo pido a tu hija María de Aguas Vivas.

Si no fuera por la situación de España, yo ya pediría mi retiro para retirarme a un convento, pero, quién se mete ahora ahí?... Así es que no hay más remedio que tener paciencia y esperar en el Señor.

Recuerdos cariñosos a María de Aguas Vivas, y a todos los hijos, y manda a tu afmo. primo que no te olvida y aprecia en el Señor.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 57

 

Misión Católica de

San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

San Andrés, 18 de marzo de 1934.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns.- Barcelona.

 

Estimada prima: Como me temo no llegue a tu conocimiento, tengo el sentimiento de comunicarte, que el día 25 del pasado enero, falleció mi única hermana Carmen, confortada con todos los sacramentos... quedando, por consiguiente, yo solo de la familia de mis difuntos padres.- No dejes de encomendarla a Dios.

Hace más de un mes y medio que te escribí e incluí otra carta para tu hijo César.- Asimismo escribí a tus hijos de Valencia. Supongo que todos habréis recibido las cartas.

Ha venido a esta isla una familia Catalana, que tiene dos hijos y una niña, con el fin de poner una industria de aceite de coco para hacer jabones. Viven al lado de nosotros, y casi todas las noches vienen a pasar un rato con nosotros, recordando en nuestras conversaciones a la hermosa Barcelona y no dejamos de hablar en catalán y valenciano.- Es una familia muy honrada y religiosa. Los pobres —en estas casi soledades— casi el único consuelo que tienen, somos nosotros. Ellos quieren hacer dinerillo para regresar a su querida Cataluña...

Yo sigo bien de salud, gracias a Dios.

Recuerdos a todos tus hijos presentes y ausentes, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 58

 

Misión Católica de

San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

San Andrés, 20 de julio de 1935.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns.

Barcelona.

 

Muy estimada prima: Temo que —por no arreglarse pronto mis asuntos— no pueda ya este año ir a ésa sino dejarlo para la primavera del año entrante.- Porque si no se arregla ahora, ya llegaría a ésa cerca del invierno y entonces sería muy dañoso para mí por el tránsito brusco del calor al frío.

Por si acaso, como tú me ofreciste dar una limosna para esta misión, te propongo lo siguiente: necesito una Purísima pequeña para una iglesia; si tus fuerzas llegan a proporcionarla, bien y sino, te podías asociar con algunas de tus amigas o parientes y comprarla. No te asustes: es de CARTON-PIEDRA, que es más barata. Me la has de mandar POR ENCOMIENDA POSTAL; por consiguiente, ha de ser pequeña, o sea todo lo grandecita que permitan las leyes de la Agencia. Ellos mismos la pueden embalar bien segura. pero te hago la advertencia siguiente: que pidas a los de la tienda que te pongan una factura baja (aunque valga más en realidad) porque cuando menos pesetas pongan, menos se paga aquí de derechos de Aduana. Por ejemplo: si vale cinco o seis duros, que pongan la mitad. Y en el mismo envío de la cajita (o correo) me mandas tú la factura para sacarla de la Agencia aquí.

Mucha pena me da exigirte esto, pero lo hago en fuerza de tus generosos ofrecimientos.- pero deseo que me seas bien franca: si tienes alguna dificultad, déjalo porque por eso NO PELEAREMOS... y me quedaré tan contento como antes.

La dirección es: Colombia, por Cartagena, isla de San Andrés. P. Eugenio &.

Si alguna SEÑORONA amiga tuya quisiera hacer algún regalo para las misiones, deseo tener UNA CABEZA DEL ECCE HOMO pequeña para ponerla en una vidriera que tengo vacía en la mesa de escribir. Cuánto me alegraría y cuánto rogaría por esa caritativa MATRONA....- Verdad que he salido muy pedigüeño ?

Res mes... Que tú, tus hijos, nueras y nietecitos, no tengáis novedad y a todos saludo, muy cordialmente.

Para que veas que no te olvido, el día de la Virgen del Carmen rogué en la misa especialmente por ti.

Quedo tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

Como la librería de D. José Vilamala está en esa misma calle, cuando puedas mandas esa cartita, y dispensa la confianza.- Vale.

 

CARTA Nº 59

 

Paz y bien

 

Misión Católica de

San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 9 de noviembre de 1935.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell viuda de Taléns.

Barcelona.

 

Muy estimada prima: Recibí tu carta del 29 de septiembre, y acto continuo la contesto.

Si llega a tiempo la presente, opto porque cambiemos el regalo que me va a hacer, a saber, que en lugar de la imagen de la Purísima, me mandes unas cuantas estampas como las que pongo en esta carta, poco más o menos. Esto lo puedes hacer por correo recomendadas o certificadas. Así te sale más económico, porque bien veo que estamos en tiempos calamitosos y hay que ser prudente en los gastos. Pido estampas buenas porque en las grandes solemnidades vienen las Religiosas a saludarme y siempre hay costumbre de dar una estampita —Además de esto, deseo me mandes unas cuantas cajitas de “LAXANTE SALUD PARA CORREGIR EL ESTREÑIMIENTO”— A ti nada más te pido esto y deseo que no gastes mucho porque me hago cargo de los grandes apuros en que te hallas con los matrimonios de tus hijos y los malos tiempos.

En este correo escribo también a tu hermana diciéndole que desde el primero del próximo mes de enero comenzaré las 30 misas Gregorianas en sufragio de su difunto hijo.- Por esto no le pido nada, ni quiero ya que me manden la cara del Ecce Homo sino más bien prefiero que me haga la limosna u obsequio de unos cuantos rosarios y cristitos, que puede mandarlo como muestra sin valor como acostumbran los comerciantes.- Cuantos ha de mandar, lo dejo a su libertad y PODER.- Pero que no haga ningún sacrificio que esté sobre sus fuerzas. Cualquier cosa que me mande, quedaré contento.

Te doy el pésame por la pérdida de tu sobrino. Ya procuraré encomendarlo a Dios.

Tal vez en Carcagente te hablarían de un asunto que tengo entre manos. Escribí un articulito[36] pidiendo a las señoras carcagentinas formen una Beca para un jovencito de aquí. No sé lo que habrá hecho el Sr. Cura. Veremos.

Saluda a María de Aguas Vivas y a todos tus hijos. Te mandé un retrato y supongo que lo habrás recibido.

Sin otra cosa de particular, manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

[Al margen:] Las estampitas que sean variadas y que predominen las del Niño Jesús, la Virgen &.

 

CARTA Nº 60

 

San Andrés, 30 de marzo de 1936.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.- Barcelona.

 

Muy estimada prima: Tu tardanza en escribirme y acusar recibo de los dos retratos míos, uno para ti y otro para tu hijo Domingo, me hace temer que algo grave pasa entre alguno de la familia, lo que sentiría en gran manera

Aquí tenemos radio y nos informamos día por día de los acontecimientos mundiales y, por lo tanto, de España... Como ahora es peligroso hablar, sólo te digo que yo estoy bien, gracias a Dios.- Di a tu hermana que —como le había prometido— celebré la Gregoriana en sufragio del alma de su difunto hijo, desde el primero de enero hasta el 30 del mismo mes, de modo, que cumplí mi ofrecimiento. Esto tan solamente lo digo para su tranquilidad y satisfacción.- Sobre lo que os pedía de rosarios y estampas, os relevo de esta petición porque me hago cargo de las tristes circunstancias porque atraviesa la pobre España, y ahora no estamos para estampas y rosarios sino para tener lo necesario para poder pasar esta triste vida.

¡Que lástima, prima mía! te manifiesto que acaban de enviarme de Roma la santa Obediencia para poder efectuar mi viaje a España, pero parece que no sea la voluntad de Dios: tres veces me la han enviado y las tres veces he tenido estorbos... Estando como está ahora España, no es posible que me ponga en medio del peligro y que a mi edad avanzada me den por ahí un tiro y me envíen a la otra vida. Si se arreglaran las cosas, entonces efectuaría mi viaje; mientras tanto, aquí quietecito.

Deseo tener pronto carta tuya.- Saludos a tus hijos, a María de Aguas Vivas, y a tu buena hermana, y manda a tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

Pasa /

Escrita la presente, recibí la tuya del 23 de febrero, desde Valencia.

Muchísimo siento cuanto te pasa: todo son calamidades en esta miserable vida.- Como te digo, por la radio sabemos cuanto pasa en España. Mientras no haya seguridad personal, no es prudente ponerme en camino. Dios verá. Sí que sentiría no veros antes de mi muerte, pero si así lo dispone Él, que se haga Su voluntad. Allá en el cielo nos veremos...

No he recibido ninguna carta de tu hermana.

Afmo. S. S.

 

Fr. Eugenio de C.

 

CARTA Nº 61

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

(Colombia)

 

Isla de San Andrés, 2 de agosto de 1939.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns

Barcelona.

 

Mi muy apreciada prima: Ni sé cómo comenzar esta carta, en contestación a la tuya del 10 de junio; tantas son las cosas que quisiera decirte y desahogar los sentimientos e impresiones rebasados como tres años. Ante todo, doy gracias a Dios porque nos ha hecho la gracia de salir incólumes de tantas catástrofes y peligros.- Mucho es lo que he sufrido pensando en ti y en tus hijos, sobre todo, en Domingo, pues, por la carta que recibí de un joven periodista desde Marsella, amigo de tu hijo César, me informé que Domingo había sido condenado a muerte, pero, providencialmente, le habían conmutado tan grave pena por cadena perpetua.- Después por la radio que tenemos y la prensa (y por unos padres Capuchinos que pudieron escaparse desde Barcelona), me iba informando del peligro que corrían todos en esa gran urbe.- Por fin, Franco tomó Barcelona, pero se aumentó mi temor sobre vosotros al pasar unos meses y no recibir noticias de vosotros ¿Si habrán perecido, me preguntaba? Pobre Carmen ! me decía ! no habrá podido sobrellevar tanta amargura tal vez hambre &. Tu carta y la de Domingo, vinieron a darme la tranquilidad, al ver que, si bien habíais sufrido, siquiera lo PODIAIS CONTAR... Gracias mil al Sag. C. de Jesús y a la Inmaculada María.

Muchas cosas quisiera decirte, pero la noticia principal es que, si no se ofrece obstáculo imprevisto, Dios mediante, me embarcaré en Colón para ésa, el día diez de septiembre en el vapor “Orazzio” de la Com. Italiana. Ruega por mí para que no me suceda nada desagradable durante el viaje. Quise embarcarme el día 7 del presente mes por ir acompañado del Sr. Obispo de la Guajira, de nuestra Orden y compañero mío, pero no he podido arreglar los asuntos para este mes.- Ahí, Dios mediante, nos comunicaremos todas las impresiones.

En este mismo correo escribo también a tu hijo Domingo anunciándole mi ida a Valencia.

Te anticipo que César me escribió una carta, y se la contesté, pero tal vez porque no estaba bien la dirección o que os cambiaste de casa, me la devolvieron. Menos mal.

Muchos recuerdos a todos tus hijos, nietos y demás familia, y recibe el afecto de tu primo y s. s.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

M. C.

 

CARTA Nº 62

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de la Misión de San Andrés y Providencia

(Colombia)

 

Isla de San Andrés, 2 de enero de 1941.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns.-

Barcelona.

 

Mi estimada y recordada prima: Recibí tu carta del 25 del pasado mes de julio, pero no contesté por las razones siguientes: la primera porque estuve una temporada en Bogotá a donde fui a asistir a la Conferencia Episcopal; y la segunda, porque, al recibir dicha carta, oí en las radios de Colón y Panamá que no se recibían cartas para Europa por la guerra; después dijeron que se recibían pero pos AVION. Por consiguiente, por avión va ésta y pido a Dios que llegue a tus manos, para que sepáis de mí.- Al llegar —después de mi regreso a España— como solo sabía la dirección de tu hijo Domingo, escribí a éste anunciándole mi feliz regreso e incluyendo una carta para ti en la que te pedía la dirección de Barcelona para seguir escribiéndote. Como no recibí contestación a esa carta, opino que no llegó a sus manos.

Ahora, pues, que ya tengo la dirección deseada, te digo, que yo estoy bien de salud, gracias a Dios, si bien el día 24 del presente cumplo 76 años. Como ves, ya se nos acerca la partida... Aunque nuestra amada España se halla en paz, no obstante, creo ser un beneficio de la Divina Providencia el que yo me halle por estas tierras, pues aquí estamos con mucha tranquilidad, y no nos falta ni el buen café, ni el azúcar, &. Quieres más grande beneficio ?

Pero como siempre hemos de sufrir para ganarnos el cielo, te contaré que el 24 de noviembre se desencadenó un furioso ciclón sobre la isla de Providencia (lugar de mi jurisdicción) y destruyó el 80% de las casas, y a nosotros tres iglesias. Esto ha sido un atraso para mi Misión porque necesito como unos $ 12 mil pesos para levantarlas otra vez.- Pero confío en que la Divina Providencia me ayudará.

Envío mis felicitaciones a tu hija por el nacimiento de un nuevo vástago.- En cuanto a César que vaya pensando ya seriamente en buscar una buena joven cristiana, humilde y DE SU CASA para que tú tengas la alegría de verlo encarrilado y puedas descansar en paz.- Por lo demás, se conoce que a ti y a mí, Dios nos concede una vida larga, por lo cual no perdamos la esperanza de vernos en nuestra hermosa tierra valenciana, respirando los preciosos aromas de tu huerto de la Pedrera. Que rápida fué nuestra despedida desde este huerto; y qué frío hacia ! ! ! Las naranjas que tu me diste, las traje hasta aquí para enseñarlas.

Dispénsame las manchitas porque tengo mucho que hacer para escribir otra carta.

Recuerdos a César, a Aguas Vivas y a su esposo, a Manuel, y cuando escribas a Domingo le dices que yo le escribí, como afirmo arriba.

Manda a ti afmo. primo que no te olvida.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

Superior Eclesiástico

 

CARTA Nº 63

 

Misión Católica

Isla de San Andrés

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 15 de abril de 1947.

 

Señora Dña. Carmen Anglasell de Taléns.-

Barcelona.

 

Mi estimada y recordada prima: Hace como un mes que recibí tu carta de 28 de octubre del año pasado. Como no vienen por avión, tardan muchos meses. Pero además de esto te ruego que cuando me escribas procura que la tinta sea algo buena porque la de esta carta última ha sido tan clara que no me he podido dar buena cuenta de ella: solo pude leer que habías estado en el huerto de Carcagente.

Yo sigo de salud regular solamente porque ya sabes que he cumplido los 82 años y a esta edad ya no hay que esperar cosa buena sino ir descendiendo al sepulcro. Sin embargo, mira lo misericordiosos designios de Dios, a esta edad tan avanzada el Papa me ha nombrado Prefecto Apostólico y ha elevado esta Misión a Prefectura Apostólica. Tengo facultad de ir vestido como los obispos y de celebrar misa Pontifical, llevar anillo y pectoral de oro. Te mando esa fotografía para que veas como ando vestido cuando celebro misa pontifical. Esa casulla es de estilo gótico y me la regaló el Excelentísimo Nuncio Apostólico de Colombia... Si mis padres vivieran se alegrarían mucho de esa dignidad.- Que todo sea para mayor gloria de Dios.

A María, a tus hijos y demás familia, muchos recuerdos; y yo pido al Señor que nos conceda la gracia de podernos ver antes de la muerte.

Te bendice tu afmo. primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente, O.F.M.Cap.

Prefecto Apostólico

 

CARTA Nº 64

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

20 de diciembre de 1947

 

Señora Dña. Carmen Anglasell V. de Taléns.-

Barcelona.

 

Muy estimada prima: Estando tan cerca de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, no puedo menos que enviarte a Ti y a todos tus hijos y demás familia mis felicitaciones, pidiendo al Dulce Niño Jesús os cubra a todos bajo su protección y amparo. Mucha necesidad tenemos todos de esto, ya que el mundo se halla tan alborotado y no sabemos lo que Dios pueda permitir en este próximo año.

El día 24 de enero cumplo 83 años, y esto me hace recordar la necesidad de estar bien preparadito para el gran viaje de la eternidad ! ! ! Ruega por mí; yo lo hago por todos vosotros, en mis humildes oraciones, máxime en la Santa Misa, todos los días incluso a mis recordado tu Esposo (Q.E.P.D.) y al amado Cecer... [César ?] Todo pasa en este mundo ! ! !

Estamos haciendo un hermoso templo dedicado a la Sagrada Familia: Yo pedí al Siervo de Dios P. Pró que me ayude a terminarlo y después, al cielo ! ! !... Es el primer templo de material que se hace en este lugar de herejes protestantes. Pide a la Santísima [Virgen], bajo el título de la Divina Pastora, que me envíen limosnas, pues necesito cerca de 150.000 duros.

Me escribió tu hijo Domingo con María, una carta muy cariñosa. Les contesté muy agradecido.

A todos tus hijos, a María, y a tus hijitos muchos recuerdos y a ti todo mi cariño fraternal y hasta la tuya, queda tu primo y S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente, O.F.M.Cap.

Prefecto Apostólico

 

CARTA Nº 65

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 19 de diciembre de 1950

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns.-

Barcelona.

 

Amadísima prima[37]: Esta es la portadora de mi saludo de Pascua y Año Nuevo, el que hago extensivo a cada uno de los miembros de tu familia deseándoles muchas felicidades y que Divino Niño Jesús les colme de sus gracias y favores divinos.

El portador de esta es el joven Martín Tayler, que va para ingresar en nuestra escuela seráfica de Masamagrell. El te dará noticias detalladas de este tu primo[38], que aunque viejecito, no las olvida todos los días de encomendarlos en la Santa Misa, pidiendo por ti y por tus hijos.

Hace mucho tiempo que nada sé de ti ni de tus hijos, escríbeme contándome todo lo de esas tierras y de esa tu casa. No sufras por mi querida prima[39], ya sabes que la hermanita Sor Ángeles me cuida con mucho esmero y no me abandona ni un segundo, para que no tenga que sufrir tanto, ahora en mi vejez.

Pronto cumplo los 86 años, quizás ya no nos volveremos a ver, pero en el cielo si.

La recuerda de todo y te envío mi bendición más especial para ti y tus hijos el tío que no los olvida.

 

Fr. Eugenio de Carcagente, O.F.M.Cap.

Prefecto Apostólico

 

CARTA Nº 66

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 16 de abril de 1953

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns

Barcelona.

 

Mi muy apreciada prima:

Esta es portadora de mi cariñoso saludo, el que hago extensivo a todos los miembros de tu familia, deseándoles bienestar.

Has de saber que debido a mi avanzada edad he presentado renuncia al puesto de Prefecto, pues ya he cumplido 88 años y la inmensa responsabilidad que este cargo lleva consigo, es imposible que con mis enfermedades pueda desempeñarlo cumplidamente. Quién ha de reemplazarme, es el M. R. P. Gaspar de Orihuela[40], aún no ha venido pero creo que dentro de poco lo tendremos aquí.

Esta te la escribo casi es para despedirme, por si acaso Nuestro Señor me lleva pronto a su reino. Me siento muy decaído y ahora me ha cogido una fuerte gripa que me ha hecho sufrir mucho.

No sufras por mí que estoy bastante bien atendido, la Madre Ángeles siempre está ha mi lado, para a comparñarme y servirme en todo y ella no me deja sufrir, pues a esta edad se necesita sin remedio alguna persona que le ayude a uno. Yo he resuelto quedarme aquí, pues es imposible emprender un viaje a esta edad. Deseo morir en mi Misión y entregar mi alma al Señor en el campo del Apostolado, donde he sufrido tanto. No dejes de encomendarme a Dios para que me conceda un resto de vida tranquilo y que me dé una muerte dichosa.

Mis cariñosos recuerdos a todos los tuyos y te bendice Affmo. Padre.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

Dame la dirección de Domingo.- Cuentame algo de M ª de Aguas Vivas, de sus hijos, de los hijos de Domingo.

 

CARTA Nº 67

 

El Superior Eclesiástico y Regular

de las Islas de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 29 de junio de 1953.

 

Señora Doña Besina[41] Taléns de Ruíz

Barcelona

 

Muy querida sobrina:

Para ti, tus hijos y esposo va mi más cariñoso saludo, deseándoles muchas felicidades y gracias espirituales.

He recibido la cartica, llena de buenas noticias que me han alegrado mucho y han regocijado mi corazón. Sobretodo, la buena noticia que me das de los niños y en especial del misionerito; ya procuraré enviarle con frecuencia revistas misioneras, para ir fomentándole la vocación, pues es a él a quién corresponde suplirme en mi vida de apostolado y misionero entre infieles.

No puedes formar una idea mi querida sobrina las muchas gracias espirituales que Dios derrama sobre una familia cuando cuenta entre sus miembros algún religioso o religiosa. Parece que Dios siente complacencia en pagar a sus padres desde esta vida el sacrificio que le hacen, entregándole alguno de sus hijos. Muéstrate feliz y orgullosa, si eres la elegida para que tu hijito ingrese en el convento y sea misionero.

Estos días he pasado bastante mal y decaído, una fuerte gripa o mejor dicho una tremenda bronquitis, me ha tenido postrado en esta celda por muchos días, sin poder bajar ni aún a celebrar la misa, lo que tengo que hacer aquí en mi oratorio.

Gracias a nuestro buen Dios que tanto me ama, y a los cuidados maternales de la querida Madre Ángeles que no me desampara ni un instante y me cuida con cariño y espero, he vuelto a recobrar un poco las fuerzas.

Si te es fácil, ojalá me enviaras una foto de todos los niños, y muy especialmente del misionerito y dile que me escriba con frecuencia que yo también le escribiré y le contaré muchas cositas.

El regalito que me tienes, no te fíes de nadie y mándamelo por correo poniéndole: muestra sin valor o como te parezca pero ojalá que no se pierda.

Recuerdos cariñosos a tu madre y esposo, dile q. siempre le estoy muy agradecido por lo que me mando cuando el Congreso de Barcelona.

Todos los días les encomiendo muy especialmente en la Santa Misa y en todas mis oraciones para que Nuestro Señor les ayude en todo, les dé lo necesario para la vida y los conserve con salud y como siempre les envío una Bendición muy especial.

Affmo. que les recuerda y ama

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

Mi muy querida Señora:

Un cariñoso saludo para toda su familia. El Padre Eugenio está hoy aliviadito aunque muy delicado con esas gripas tan fuertes que le están dando. Los médicos le dan buenos tratamientos pero a la edad que el viejecito tiene no se puede esperar gran cosa. Yo les escribiré con frecuencia y les daré noticias de cuánto le pase. Yo soy Colombiana y agradezco de corazón, las buenas memorias que hacen de mi persona. Con todo gusto cuido de mi viejecito, que ha sido para mí un buenísimo Padre. Las abraza

 

Sor Maria de los Ángeles de Sonsón

 

CARTA Nº 68

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 


Diciembre, 9 [de diciembre] de 1953

 

Señora Dña. Carmen Anglasell v. de Taléns y

María de Aguas Vivas Taléns

Barcelona.

 

Mi muy queridas primas:

En mi poder la querida cartica de Ustedes del pasado 8 de noviembre y doy gracias a Dios por el inmenso beneficio que les dispensa, permitiendo que el misionerito pueda ingresar en el Santo Noviciado de los Hermanos Maristas. Me gusta sobremanera su idea y le pido a Nuestro Señor le haga cada día más santo y bueno.

Yo he estado esta temporada bastante mal y me he visto a las puertas de la Eternidad, con un ataque de fiebre y bilis que me tienen en cama más de 12 días. Aún no puedo decir la Santa Misa, solo el día de la Purísima la dije y me dió un vértigo. Estoy muy débil y decaído y después de Dios debo la vida a un buen médico y a estas buenas Religiosas que me han cuidado con mucho esmero.

Hoy me he levantado y dos algunos pasitos. El domingo recibí carta de Roma, en la que Nuestro Santo Padre Pío XII, me da permiso para poder decir la Misa sentado. Dios sea por todo bendito.

Cuán felices debemos estar mis queridas primas, porque en nuestra numerosa familia, Dios Nuestro Señor ha mirado con ojos de predilección permitiendo que dos de sus miembros puedan seguir las huellas del Cordero.

Debéis sentiros orgullosos de la vocación de José María, y si con Dios sois generosos, El bendecirá abundantemente vuestros bienes, vuestros patrimonios y os dará una hermosa corona en el cielo.

Respecto a lo que me dices del muchacho quisiera complaceros a esta petición, pero es sumamente dificultoso el venir a estas Islas.

Lo primero de que yo estoy muy anciano y si muriera quedaría sin apoyo. Lo segundo que por aquí hay muchos de esos peligros, y no sería difícil que se viera enredado en una buena trampa.

Yo me atrevería a aconsejarle a ese muchacho que frecuente los Sacramentos y que si esa MALA HEMBRA LE PERSIGUE, COJA UNA TRANCA Y LA MATE A PALOS.

Recuerdos cariñosos para todos especialmente para el Misionerito y que siga adelante en su vocación.

Les deseo Felices Navidades y un Próspero Año Nuevo y las bendice de corazón Affmo.

 

P. Eugenio de Carcagente

 

CARTA Nº 69

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Isla de San Andrés, 19 de enero de [19]54

 

[Señora Doña María de Aguas Vivas Taléns. Barcelona]

 

Muy querida sobrina:

Va para ti, tu esposo, hijos y la querida madre, mi fraternal saludo, deseando que este nuevo año sea todo lleno de bendiciones celestiales. He agradecido mucho tu cartica, pues no te puedes formar una idea, la intensa alegría que se siente al recibir algún recuerdo de familia, y con mayor razón con tan buenas y queridas noticias, de la mamá, los niños y de tu vida apostólica y misionera.

Cuánto me gusta lo que me cuentas de tu vida en medio de la clase obrera, haciéndoles conferencias y regenerando esas pobres almas para el bien. Le pido a Nuestro Señor q. te ayude en tan duro trabajo y que tan hermosa misión sea altamente recompensada. No escatimes ningún sacrificio por atraer alguna de esas almas y de esos pobres corazones al regazo del Buen Pastor, pues todo lo encontrarás en el cielo y redundará en tu bien y en el de tu hogar.

Estos días me encuentro un poco restablecido, pues tenemos un clima muy favorable para los ancianos durante estos primeros meses del año, no obstante mis achaques y mis sufrimientos voy pasando mis días y haciendo méritos para la eternidad.

Mucho me alegra saber que su mamá esta pasando este invierno aliviadita, Dios nos la quiera conservar bastante, para consuelo y alegría de ese hogar. Mis recuerdos para ella y que el próximo correo le escribiré largo y detallado. Las revistas me han llegado muy bien y las hemos devorado con gusto, no dejes de enviarme toda tu prensa pues eso me distrae y entretiene. No he podido enviarte la de Misiones pues estos días no han salido o no me ha llegado. Será que todos me están relegando al olvido. Mando para la Pilarín mi regalo de Primera Comunión, es un obsequio que me han hecho, lo mando como recomendado para que no se pierda. Pido para la nenita un millón de gracias celestiales para que su corazoncito esté muy precioso y lindo en ese día. Fuera mi gusto estar a su lado para que yo pudiera darle su Primera Comunión. Un besito para la nenita linda en tan hermoso día.

Voy a escribir al misionerito cuatro letritas.

Recuerdos a todos y las bendice de corazón Affmo. que las ama

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 70

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Isla de San Andrés, 20 de enero / [19]54

 

Muy recordado José:

He recibido tu carta del 4 de enero y te doy las gracias por tus bondades y el interés que te tomas para escribirme. Le pido a Nuestro Señor te conserve puro y bueno, lejos de este mundo engañador y que algún día, te veas hermoseado con el título de sacerdote y misionero.

Sigue adelante en tus propósitos y no des oídos al enemigo del mal que no duerme y que estará envidioso al ver tu resolución.

Tendrás dificultades al principio, pero revístete de SANTA ENERGIA y con un pecho generoso y un alma grande sigue adelante tu camino y a prepararte para ingresar en tan santo Noviciado. Me gustan mucho los Hermanos Maristas y si allí te quiere Dios, Bendito sea.

Por carta de tu mamá supe que habían ido a Roma, pues no lo sabía. Cuánto regocijo experimentarían, al ver al Santo Padre y visitar los hermosos lugares de las Catacumbas. Creo que allí se te despertaría tu vocación... Cuán orgullosos deben sentirse tus papacitos.

Para la abuelita, papá y hermanitos mis cariñosos recuerdos y no dejes de escribirme con frecuencia. Tus cartas me alientan y consuelan.

Affmo. que te bendice de corazón.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 71

 

J. J., y M.

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

San Andrés —Isla— 28 de marzo de 1954

 

A mi inolvidable y querida prima Dña. Carmen Anglasell V. de Taléns:

La presente sirve para decirte que, aunque en estos últimos días nuestras cartas han sido dirigidas a tu hija, no por eso te hemos olvidado sino que muy presente hemos tenido a la MADRE DE TODOS como eres tú.- Ahora te digo que me hallo entre la vida y la muerte. El 24 del pasado enero cumplí los 89 años y a estas alturas ya no hemos de pensar sino prepararnos para el gran viaje y presentarnos delante de nuestro buen Jesús. Sin embargo, tú y yo hemos de dar infinitas gracias a Dios por habernos concedido llegar a la vejez, tú bien cuidadita por tus buenos hijos y, sobre todo, por tu excelsa hija María de Aguas Vivas y nietecitos. A mi tampoco me ha desamparado el Señor, permitiendo que mis Superiores, me dieran un verdadero BACULO DE MI VEJEZ, que me cuida como una verdadera madre... Nada me falta, gracias a Dios vivo en una celda al lado del mar, hago mis oraciones &. y tengo mucha tranquilidad, y todos me obsequian en su pobreza.- Los Superiores de la provincia me dieron libertad para retirarme a un convento pero que no puedo caminar sólo he preferido quedarme aquí, donde una sabia religiosa hace la vez de madre amantísima. Esto hasta me confunde, por que esa madre es de muy buena familia, tiene dos obispos parientes y 20 sacerdotes parientes y en su casa están muy bien acomodados. Ayúdame a dar gracias a Dios por todo. A tus hijos y a tus nietecitos muchos recuerdos y tú manda a este que jamás te olvida.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

Di a tu hija que tan pronto como yo pueda escribiré una relación de esta Prefectura para que la leya a las Damas Catequistas.- Estoy muy contento al ver a esa hija tuya tan fervorosa y tan Misionera. No hay duda: en premio el Señor os va a dar un Misionerito. Todo esto me alegra sobre manera, os felicito. También por lo brillante de la carrera de tu nieto mayor.

Tu hijo Domingo está al frente de la Capsa ? - Cuando le escribas dile que no lo olvido.

Affmo. P. Eugenio

 

CARTA Nº 72

 

J. J., y M.

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

San Andrés, 15 de mayo de 1954

 

Señora Dña. María de Aguas Vivas Taléns de Rius

Barcelona

 

Muy apreciable sobrina[42]: Aunque se me [....] alguna falta, por mi poca vista, tengo el placer [de] escribirte yo mismo para anunciarte que he recibido tu encomienda, dándote las más expresivas gracias por tu exactitud. Las flores buenas y variadas, los villancicos, preciosos y las revistas variadas y muy a propósito para estas tierras de herejes. Que Dios te lo pague con creces.

Poco a poco estoy escribiendo algunos datos sobre mi humilde acción misional, para enviarla a ti; tal vez pueda terminar para el próximo correo. Ya siento mucha dificultad en ponerme en la máquina. Antes la M. Ángeles me escribía todas las cartas, pero como hay escacez de hermanas aptas, ella [tiene] que coger una de las clases principales en el colegio de niñas. Dios me va bendiciendo más y más: ha venido la M. Provincial y ella, con el nuevo Prefecto, han ratificado a la madre Ángeles, diciéndole que la principal obligación de ella es que me atienda en todo. No se como dar gracias a Dios por este beneficio, pues, con ella, nada me falta.

Supongo que tu hija Pilarita ha [hecho] su primera comunión en estos días. Vivamente la [pe]dimos que la haga con mucho fervor. Muchas cosas a tu MISIONERITO, y la enhorabuena a tu hijo mayor por haber obtenido el BACHILLERATO con tanta gloria. Muchísimos recuerdos a tu madre, esposo, hijo e hijitas, y para tí, que seas una santa misionera, p[ara com]placer tu celo por la salvación de las almas abandonadas.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 73

 

J M J

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

San Andrés, 7 de noviembre de 1954

 

Señora Dña. María de Aguas Vivas.

Barcelona

 

Muy apreciable sobrina[43]: Sirve la presente (que te escribo yo mismo) para decirte que hoy mismo he comenzado a celebrar las misas GREGORIANAS en sufragio de tu madre[44] y mi inolvidable prima y las terminare el día 6 de diciembre, Dios mediante. No las había comenzado más pronto por que estaba terminando otras Gregorianas.

Escribiome tu hijo José —desde Balaguer—, anunciándome su ingreso en la Congregación de los HH. Maristas, y le contesté, animándole a seguir intrépido en su santa Vocación. Dios quiera que persevere y nos salga un santito.

Yo tengo, en cierto modo, la obligación de decirte que si vivo, el día 24 del próximo enero, cumpliré los 90 años, no puedo pensar en otra cosa, sino prepararme para morir. RUEGA POR MI !... Te hago saber que [si] muriera antes de terminar las misas Gregorianas de tu madre, otro padre las terminaría. Ya esto lo tengo previsto.

Si tuvieses la noticia de mi muerte, no dejes de escribir y tener comunicación a la Madre Ángeles, santa religiosa, que me asiste en todo como una verdadera madre, con inmensa caridad hasta querer dar al Prefecto el estipendio de las misas gregorianas de tu madre.

Muchos recuerdos a tu Sr. Esposo, a tu hijo mayor, a tus hijitas, y no te olvides a tu tío[45] el P. Eugenio. Afmo. S. S.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 74

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 1 de diciembre de 1954

 

Señor Don José María Rius.

Balaguer

 

Mi muy recordado sobrino:

He recibido tu carta del pasado mes de noviembre y me ha llenado de satisfacción al ver por ella la grande alegría que tiene tu corazón al sentirse llamado a la vida religiosa y sacerdotal.

Bendigamos a Dios querido sobrino y no volvamos nuestros ojos atrás, porque como dice el Señor: “MUCHOS SON LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ESCOGIDOS”.

Verdad es, que en los principios se encuentran dificultades, y con mayor razón estas vienen de parte del demonio, envidioso de nuestra dicha y felicidad. No le prestes oídos y rechaza sus ataques, con corazón fuerte y alma varonil. Pasada la tentación y la prueba, vendrán para tí, dulces consuelos y alegrías que llenarán tu corazón de una perfecta calma y de un goce anticipado del cielo.

Mucho me complace el saber que tus padres fueron a visitarte y quedaron satisfechos. Tu madre y tu buen padre son unos santos, y no hay duda que tú serás el más hermoso florón de ese hogar, al ser religioso, y no lo olvides... MISIONERO Y SANTO.

Yo estoy un poco recobrado de mis dolencias, pero esperando el día en que Nuestro Señor me llame a cuentas. He estado celebrando las misas Gregorianas por tu abuelita y el día 7 las termino. El día de la Purísima y como terminación del Congreso Mariano, haré oraciones especiales por tu perseverancia y la santificación de los tuyos.

Que seas muy obediente, respetuoso y sumiso con tus superiores para que el Señor te bendiga y con mi saludo fraternal para los Reverendos Padres y Hermanos, lo mismo que para tus compañeros te bendice tu tío que te ama de corazón.

Affmo.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

Con todo gusto oraremos por la pronta beatificación del Padre Fundador.

 

 

CARTA Nº 75

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 14 de diciembre de 1954

 

Señora Doña María de Aguas Vivas Taléns de R.

Barcelona.

 

Paz y Bien

 

 

Mi muy querida sobrina[46]:

He recibido tu carta y como me anuncian que quizás hoy llega correo, me apresuro ha escribirte estas letritas, para saludarte en unión de tu esposo y niños y desearles que las próximas Navidades y el Año Nuevo que se nos avecina, sea todo lleno de gracias celestiales.

Tanto la Madre Ángeles como este tu tío recibimos la última tuya que llegó en pocos días y de corazón te agradezco las felicitaciones que me envías para el día de mi cumpleaños o sea el 24 de enero próximo. Me dices que te pida lo que desee que me mandes, pero no quiero hacerte gravoso y dentro de una revista te mandaré unos dólares para que me mandes unos Villancicos bien bonitos, pues ya sabes que soy chiflado con mi Niño Jesús... Puedes mandarme unos “Villancicos”, una Misa a tres voces de Prado y el canto “El amor del escolar”. Algún canto bien bello a la Virgen y si conoces algún sainete para niños y niñas bien bonito. No te digo el nombre pues a veces tienen un título muy llamativo y resulta muy soso. Paro si no encuentras a tu gusto, entonces una Romanza bonita.

Sor Ángeles se puso muy contenta con tu cartita y te la agradece, esta es por los dos, dice que puedes mandar todas las revistas que quieras, si tiene facilidad, pues son muy instructivas y tienen cositas muy buenas que le sirven para sus catecismos y su clase.

Escribí a José María y le animo mucho en su perseverancia y vocación.

Ya en el Año Nuevo te escribiré más largo. Aún no hemos recibido los retratos de la pequeña Pilarín, porque esto siempre se tarda pero todo llega. Nada se pierde. Pronto te irá junto con mi retrato lo que te prometí para el Centro o sea una reseña de mi vida. Estoy esperando que Sor Ángeles se desocupe un poco para escribirla.

El día 7 terminamos las Gregorianas pero todos los días encomiendo muy especialmente a tu madre en la Santa Misa y en el Víacrucis. Cuéntame en que trabaja tu esposo.

Te imagino muy sola con tus dos ausencias, pero Nuestro Señor te dará valor.

Afectísimos que te abrazan con cariño.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

La mort del Escolá

 

CARTA Nº 76

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

San Andrés, Isla 20 de marzo / [19]55

 

Señora Doña Besina Taléns de Rius

Barcelona.

 

Paz y Bien sobre nosotros

 

Amadísima sobrina[47]:

Con grande sentimiento he recibido tu última carta en la que me comunicas la muerte de mi querido y bien recordado Domingo (Q.E.P.D.). Adoremos los designios de Nuestro Señor sobre sus criaturas, y alegrémonos con esos seres queridos que nos han precedido en el paso a la Eternidad. Considero cuan grande han sido tus pesares al ver desaparecer en tan pocos días dos seres queridos y amados, pero nos llena la confianza y regocijo al ver que han llevado una vida ejemplar y virtuosa.

Precisamente en este correo, despachaba una carta para Domingo. Quién había de creer, que muriera él primero que yo, y lo mismo tu madre. Designios [de] Dios sobre sus criaturas. Me uno a tu dolor y hago propios tus pesares y tristezas. No te olvides que Nuestro Señor dijo a sus discípulos de Emaus: Por muchas tribulaciones tenemos que pasar, para entrar en el Reino de los cielos.

He ofrecido mis sufragios y hoy le he aplicado la Santa Misa y demás prácticas piadosas, por el descanso de su alma. Dentro te envío una letritas para la viuda y sus hijos, para que se las remitas pues no sé la dirección.

Recuerdos a tu esposo e hijos y recibe una bendición especial de quién te ama y recuerda de corazón.

Affmo. Padre

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 77

 

Jesús y María

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

San Andrés, 20 de mayo 1955

 

Señora Doña Besina Taléns de Rius

Barcelona.

 

Carísima sobrina[48]:

Después de la muerte de nuestro querido e inolvidable sobrino[49] Domingo, por el mal estado de mi salud, sólo te di secamente el pésame, pero has de saber que te he considerado muchísimo, primero por la muerte de tu madre, y después la de Domingo.

De tu madre no tengo más que decir, que fué muy perseverante en su cariño para mí, pues con mucha frecuencia me escribía y estando su marido enfermo, ella misma me pagó el viaje hasta Barcelona para que le confesara.

De Domingo, sólo sé decirte, que siempre me demostró su cariño de mil maneras, con frecuencia me visitaba y me pidió que predicara en la Primera Comunión de sus hijitas.

De tu hijito misionero, recibo con frecuencia sus carticas, está muy animado y lleno de santo fervor para ser un digno Ministro del Altísimo. Que gloria para ti y tu esposo, el haber dado con tanta generosidad un hijo a Dios, que será para ese hogar el mayor timbre de nobleza. Por sus cartas, se ve que tiene muy buen espíritu y muy fervoroso. Mis carticas son siempre animándole y dándole nuevos alientos para proseguir sin desfallecer, la meta a que aspira.

Mi salud ha sido un poco mala esta temporada, por una fuerte gripa que nos ha cogido a todos, y como yo tengo esa bronquitis crónica, se me ha complicado algo pero ya voy tirando hasta que Nuestro Señor se digne llamarme a su Reino.

Si tienes ocasión de verte con algún Padre Capuchino, pregúntale donde se puede conseguir un opusculito del Cardenal Vives que trata sobre el traslado de la Santa Casa de la Virgen de Loreto. Te lo agradecería mucho.

Recuerdos sinceros a tu hijo Marcelino y a tus dos niñas sin olvidar a tu querido esposo, por todos hago oraciones especiales y les encomiendo a N. S. para que les dé mucho bienestar y paz.

Te bendice de corazón tu affmo. tío que no te olvida

 

Fr. E. de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

CARTA Nº 78

 

J J M

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

[Sin fecha. Contestada 19 junio 1955]

 

A mis sobrinos[50] D. José Rius, Dña.Besina de Rius

hijos e hijas. Barcelona.

 

Muy queridos e inolvidables sobrinos[51] : Muy corto de vista tomo la máquina para contestar vuestra amable carta, para deciros que la M. Ángeles y yo hemos recibido un gran paquete que contenía la hermosísima fotografía de la primera comunión de vuestra hijita. Todos hemos quedado encantados de tanta belleza, y la gente ha alabado su hermosura &.

Vuestra fotografía está también muy simpática, pues ella revela la seriedad del JEFE RIUS, la hermosura de la Esposa vestida a la ESPAÑOLA (sin exageraciones). Lo simpático de los niños y el candor de las niñas. Todo para mayor gloria de Dios, de quién procede todo bien.- Dios os lo pague todo, pues vuestros obsequios nos obligan a pedir a Dios por vosotros y que os proteja siempre.- Mi salud no anda muy bien, pues a los 90 años y piso ¿qué hay que esperar? sino la venida de la SEÑORA PARCA ?... No obstante, todos están admirados de que diga Misa todos los días. Después, a rezar rosarios y encomendarme a Dios pidiéndole por mi salvación, por la salvación de vosotros y de estos protestantes. Parece que el señor oye mis pobres oraciones, pues en cada mes me van ingresando en el REDIL de la única Iglesia Católica...

De José recibo algunas carticas y yo lo animo a ser fuerte en la batalla.

Muy agradecido a vosotros, por lo bien que os portáis conmigo. A todos os envío un abrazo y mi bendición.

 

Fr. Eugenio de Carcagente

O.F.M. Cap.

 

Nota: Deseo que Besina me mande la dirección de la Esposa de Domingo o sea de María de[l] P. de Solís[52], para escribirle directamente y darle el pésame.- Dispénsame tantos disparates, pues ya casi no puedo escribir.

 

CARTA Nº 79

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Isla de San Andrés, octubre 9 de 1955

 

Señora Doña Besina Taléns de Rius

Barcelona.

 

Muy querida y recordada Besina:

Para ti como para tu esposo y niños va mi cariñoso saludo, deseándoles un completo bienestar y gracias espirituales como cada día se lo pido a Nuestro Señor.

Recibí tu carta del pasado agosto y no pude contestarla más pronto, porque hemos tenido una fuerte epidemia de gripa que nos postró a todos en cama, y a mí me dió fuerte y para mayor complicación la pobre Sor Ángeles y los niños que viven aquí en nuestra casa Misión también estaban bien enfermos. Gracias a Dios, ya vamos saliendo de esta epidemia, pero yo he quedado sin fuerzas ni ganas de comer. Yo creo mi querida hija, que está cerca el día de mi muerte y que N. S. me está purificando desde esta vida para no tener que arreglar cuentas con El en la Eternidad.

Nada, absolutamente nada me falta, todos me atienden con mucho cariño y consideración tanto los Religiosos como Sor Ángeles que me dá compañía de día hasta de noche. Algunos días que me siento fuerte digo la Misa y el día de los Aniversarios de la muerte de tu querida madre y tu hermano, tuve la satisfacción de celebrar los Aniversarios por ellos, que Dios mediante ya están gozando en el cielo de la vista de Dios.

Estoy preocupado pensando si Marcelino salió aprobado o nó, hemos pedido tanto la madre como yo para que N. S. le diera un éxito muy lucido, si era su voluntad y de lo contrario que le diera paciencia y resignación para proseguir adelante con otra carrera.

Escribía a José María en el correo pasado y hoy espero de él carta, cuéntame como lo encontraste cuando fué a vacaciones y que sentimientos abriga referente a su vocación. Que gloria tan grande, si tienes la hermosa suerte de tener un hijo sacerdote y misionero, y creo que Dios te ha de recompensar con creces, las grandes obras de caridad que llevas entre manos en tu Centro Obrero.

Pide mucho por mí para que N. S. me dé paciencia y resignación y que sufra con alegría las molestias de vejez. recuerdos cariñosos a tu esposo y mis abrazos y besos para los chicos y de todo corazón los bendice este su Padre que los ama con cariño.

Affmo. en Cristo

 

Fr. Eugenio de C.

O.F.M. Cap.

 

Mi querida Señora:

Un abrazo y muchos recuerdos para todos los suyos. El Padre no se encuentra nada aliviadito, cada día tiene una diferente molestia aunque le atormenta y le hace sufrir. Yo le animo y aliento para que no pierta los ánimos pero le veo muy decaido y sin fuerzas. Le pido a N. S. le dé la salud si le conviene.

Recuerdos a las niñas y mis respetos a su esposo y le abraza y ama de todo corazón.

Affma.

Sor Ángeles

 

CARTA Nº 80

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 16 diciembre de 1950

 

Señora Doña Carmen Anglasell v. de Taléns.

Barcelona.

 

Muy apreciada Señora:

Sea lo primero enviarle mi saludo cariñoso, extensivo a cada uno de los miembros de su familia, deseándoles bienestar y que Nuestro Buen Dios les colme de sus gracias y favores divinos.

El Ilustrísimo Padre Eugenio, a quién acompaño y cuido, está aliviadito a pesar de su avanzada edad, y los muchos trabajos que sus obligaciones le imponen. Verdad es que ya está muy ancianito, pero siempre en sus trabajos, y atendiendo los deberes de su Prefectura. El médico le vio hace poco y me dijo que tenía todos los órganos perfectamente buenos, que el corazón le trabajaba admirablemente y que esos pequeños trastornos que sentía, eran debidos a la edad tan avanzada. Come muy bien, duerme admirablemente... en fin yo creo que nos durará un poco de tiempo más.

No sufran por él, nada le falta y yo procuro cuidarle y atenderle lo mejor posible.

Deseo que las fiestas Navideñas y el Año Nuevo lo pasen muy felices y con el afecto sincero de quién no las olvida y las aprecia de corazón.

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

 

 

CARTA Nº 81

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Enero de 1954

 

Señora Doña María de Aguas Vivas de Rius

Barcelona.

 

Muy apreciada Señora:

Esta es portadora de mi atento saludo el que hago extensivo a la Sra. Carmen, su esposo y demás miembros de su familia.

En nombre del viejecito va ese regalito para su pequeña PILARIN, para el día de su Primera Comunión. Es la tela que por estas regiones de Panamá y Nueva York, usan para los trajes de novia y para niñas de Primera Comunión. Deseo que le sea de su gusto, y que la pequeña esté muy elegante en ese día.

El viejecito está pasando unos días muy animadito, después del chaparrón de fiebres palúdicas. Pero como se encuentra en esta edad tan avanzada, yo no puedo tener tranquilidad, al pensar que de un momento a otro se nos muera. Bendigamos a Dios por todo.

Me recomienda le diga que con el Dólar que va dentro del sobre de los escuditos, lo cambie en el Banco, para que le compre unos paquetitos de semillas de Albahaca, Claveles &. y demás, los Villancicos de Busca, y el libro que se titula:

A LOS NIÑOS PLATICAS Y EJEMPLOS POR EL R. P. RAMON SARABIA (Redentorista).

No sufra por mi buen P. Eugenio que nada le falta y se pasa sus días muy distraído. Yo les tendré al corriente de lo que le vaya pasando.

Sin más por hoy y con recuerdos sinceros para la buena mamacita, la abraza con cariño Affma. S. S. y amiga

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

 

 

CARTA Nº 82

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Isla de San Andrés, 25 de marzo / [19]54

 

Señora Doña María de Aguas Vivas Taléns de R.

Barcelona.

 

Muy querida Señora:

Esta es portadora de mi atento saludo, el que hago extensivo a toda su apreciada familia, deseándoles completo bienestar.

He recibido su cartica tan querida y le doy mil gracias por sus bondades. Ya podrá imaginar con cuánto gusto y alegría cuido del viejecito, que ha sido conmigo un Padre y que nos hemos tratado más de 27 años.

Estos días ha pasado aliviadito, si no fuera por ese constipado catarral que lo molesta, estaría muy animado. Todos los domingos salimos a pasear en automóvil o bus para que él pueda visitar a sus amigos, y parece un jovencito. Nada... nada absolutamente nada le falta. Verdad es que él quisiera ir a España, pero yo me temo que no resista el cambio de clima. Ya tiene muchos años en estas tierras y cambiar a otro clima, dice el médico que es arriesgado.

Estamos ansiosas esperando el libro y las revistas. No se forma idea de lo que gozamos con las revistas y cuánto me sirven para el catecismo, y dar instrucciones a las niñas.

El Padre Eugenio dice, que le haga el favor y pregunte al Superior o algún Padre Capuchino del convento de la Diagonal, que texto de Libro de Biblia usan los estudiantes y sabiendo el nombre del autor le consiga uno. Además si lo que le mando alcanza puede mandarme algunos libros que sirvan para leer al Padre, bien sea alguna obra de Monseñor Toth, o Riccioti, Raymond, Sheen &.

Yo enseño en el colegio y quisiera alguna pedagogía, ojalá que fuera de Don Bosco la q. usan en los colegios de Salesianos.

Consígame el libro de BERNARDETE, pues no se con qué distraer a mi viejecito.

Muchos recuerdos a las chiquitas y a los niños. Un abrazo especial a la buena madrecita y a su esposo.

Todos los días la encomendamos en nuestras oraciones para que Nuestro Señor les ayude en todo. El Padre y esta su servidora, gozamos mucho con las noticias que nos da de las Conferencias en el Centro Obrero. Más adelante el Padre le mandará un resumen de apuntes misionales para que este informada de lo que pasa en estas tierras.

Con agradecimientos sinceros por sus bondades, se despide

Affma. que la ama de corazón en Jesús y María.

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

R. T. F.

 

CARTA Nº 83

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Mayo 15 de 1954

 

Señora Doña María de Aguas Vivas Taléns de R.

Barcelona.

 

Mi muy querida Señora:

Esta es la portadora de mi cariñoso saludo, el que hago extensivo a cada uno de los suyos, en especial a su querida mamacita, deseándoles un completo bienestar.

Hemos recibido la hermosa encomienda y muy contenta que estoy en el hermoso libro de Ejemplos y Pláticas. Que N. S. le pague. Las revistas me sirven mucho y el viejecito se pone muy contento cuando llegan las noticias de España y debo de leérselas hasta las noticias y avisos.

El Padre dice que olvidó decirles en la carta, que allí les manda esa dirección de una Señora Colombiana que vive por esas tierras. Es hermana de un señor Gerente del Banco Colombiano en esta Isla, de muy distinguida familia y muy honorable y amigos de la Misión. Ojalá pudiera visitarla.

El viejecito está aliviadito, aunque hoy parece que le quiere dar gripa. Yo haré lo posible para detenérsela. Este tiempo ha pasado muy aliviadito.

Recuerdos a la Sra. Carmen y demás familia, mis agradecimientos por todo y reciba el afecto sincero de quién la aprecia de corazón.

Affma.

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

 

 

CARTA Nº 84

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

Isla de San Andrés, 7 septiembre / [19]54

 

Señora Doña María de Aguas Vivas Taléns de Rius

Barcelona.

 

Que el Señor nos dé su paz y amor

 

Mi muy querida y recordada Sra.:

Esta le lleva mi recuerdo más sincero y a la vez mi salido cariñoso, el que hago extensivo a toda su familia, deseándoles bienestar.

El correo pasado nos trajo la hermosa encomienda de los libros y revistas, todo ello ha pedir de boca; pues el viejecito, como ésta, su humilde servidora nos distraemos mucho, leyendo todos los periódicos como las hermosas revistas. tardaron un poco en llegar, pero nos ha dado un gustazo muy grande con ellas, pues todos los ratitos que las clases del colegio me dejan libres, las paso entreteniendo al ancianito. Si le queda fácil, puede mandarnos los tres libros cuyos títulos le adjunto, si costasen más, en la primera cosita que le envío irán algunos dólares para que se abone.

El Padre ha tenido una temporada muy decaído pero ya está recobrando un poco las fuerzas, nos ha cojido una gripa con fuertes calenturas, pero ya, gracias a Dios vamos pasando y levantando fuerzas.

Cuan admirada estoy, al ver su misión de DAMA CATEQUISTA, la envidio y le pido a la Santísima Virgen les ayude a salvar muchas almas.

Recuerdos a mi señora Carmen, las nenas y los niños, sin olvidar a su buen esposo y como siempre la ama y recuerda con cariño Affma.

Del Padre muchos saludos y cariños.

 

Sor María de los Ángeles de S.

R. T. F.


CARTA Nº 85

 

 

Isla de San Andrés, 20 de marzo de 1955

 

Señora Doña Besina Taléns de Rius

Barcelona.

 

Muy recordada señora y buen amiga:

Con gran pesar he sabido por la cartica del Reverendísimo Padre Eugenio, la triste noticia de la muerte de su hermano, cuando aún no ha pasado la de su Madre. Se ve que Nuestro Señor la ama mucho, cuando de tantas maneras la está probando y purificando por medio del dolor. reciba mi condolencia sincera y mi más sentido pésame y he ofrecido mis sufragios por el descanso de su alma.

El viejecito, ha pasado estos días animadito y contento y con motivo de la visita del Excelentísimo Sr. Nuncio Apostólico, del Obispo de Barranquilla y algunos sacerdotes y caballeros aquí a la Prefectura y que están hospedados en la Casa Misión, nos hemos trasladado a una casita de la Misión, que está en el patio del Colegio de las Religiosas, para dar hospedaje a los visitantes, y en esta nueva residencia ha pasado muy contento y aliviadito. Se ve que le ha convenido el cambio y las brisas tan frescas que respiramos aquí.

Sus revistas me encantan y sirven mucho, para los catecismos de las niñas, siempre que pueda fácilmente, no deje de enviárnoslas. Su obra es admirable y extraordinaria. Ese Centro Obrero que tan acertadamente dirigen, es algo muy grande. El P. desea saber si recibió el artículo de su vida misionera, que lo despachamos desde enero.

Recuerdos cariñosos a las pequeñas y a sus hijos y un saludo especial para su esposo y con el afecto de siempre le recuerda.

Affma.

 

Sor María de los Ángeles

 

 

CARTA Nº 86

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

San Andrés, junio 2 de 1955

 

Señora Doña Besina Taléns de Rius

Barcelona.

 

Muy apreciada Sra. Besina y buena amiga:

Esta le lleva mi cariñoso saludo el que hago extensivo a su esposo e hijos, deseándoles bienestar.

Hemos recibido su maravillosa encomienda de libros, retratos y revistas, todo precioso y portador del cariño de ese hogar, que miro como propio.

Imposible pintarle la alegría del viejecito y de esta su servidora, al ver las hermosas fotos, de esa familia tan virtuosa y querida, todos respirando virtud, caridad y amor. Sólo tiene un deje de tristeza, y es la ausencia de la buena y querida mamacita (Q.E.P.D.), y que desde el cielo los mira complacidos y los bendice. Los libros están magníficos y le doy UN DIOS SE LO PAGUE, por su grande caridad.

El Reverendísimo Padre ha tenido una temporadita buena, después del GRIPON tan violento que le dió y ahora se encuentra más restablecido y yo le veo de mejor apetito y ánimo. Dios quiera conservárnoslo, pues es un pararrayo para esta Misión.

Mis recuerdos para José María cuando le escriba. Todos los días le encomiendo a Nuestro Señor para que lo conserve bueno y le dé la perseverancia. Tampoco puedo olvidar a los demás hijos y a su buen esposo para que no le falte el trabajo y pueda continuar educando a los niños. En el retrato todos están preciosos, pero mi Señora Besina y buena amiga está DIVINA...

Los niños deben estar orgullosos con tales padres.

Recuerdos a todos, besitos a las niñas y con el afecto de siempre la recuerda.

Affma.

 

Sor Ángeles

 

 

CARTA Nº 87

 

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

Colombia

 

San Andrés, junio 2 de 1955

 

A las niñitas Carmencita y Pilarín Rius T.

Barcelona.

 

A mis queridas niñas:

Gracias... mil gracias por el hermoso retrato que han mandado para el Reverendísimo Padre Eugenio, que todos los días está mirándolo y besándolo.

Que hermosa está mi Pilarín, con su traje de Primera Comunión y la visita del DIVINO NIÑO JESUS a su corazón puro y lindo. Y que decir de la bella Carmenzuela, tan sonreída y grande ?... Pues escúchenme lo que les escribo:

Tienen que conservarse así de hermosas y puras como están en el retrato, sin manchar la pureza de sus corazones con ningún pecado, siendo muy fervorosas al oír la Santa Misa y recibir si les es posible todos los días la Sagrada Comunión. Respetando mucho a sus buenos papacitos que se sacrifican por ustedes y sólo desean verlas buenas y felices.

Estudiando sus lecciones en el colegio para que ganen los cursos y algún día puedan recibir su Diploma y pedirle a la Santísima Virgen que les ilumine su vocación. No olviden todas las noches, entregarle al Niño Jesús y a su Divina Madre, sus pequeños corazones y decirle que ELLA en cambio les dé el suyo.

Quiero recibir una cartica de ustedes, y en ella me contarán lo que estudian en el colegio y que calificaciones tienen.

Recuerdos cariñosos del Reverendísimo Padre Eugenio y reciban el afecto de quién mucho las quiere y las besa Affma.

 

Sor María de los Ángeles de S.

R. T. F.

 

CARTA Nº 88

 

 

Prefectura Apostólica

de San Andrés y Providencia

República de Colombia

 

Isla de San Andrés, 16 de agosto [19]55

 

Señora Doña Besina Talens de Rius

Barcelona.

 

Carísima en Cristo:

Ansiosa que estaba de escribirle y dar contestación a la última suya recibida aquí a mediados de julio, pero el viejecito ha estado bastante enfermo ya casi un mes y aún apenas está convaleciente. Lo primero que le atacó fué una hemorragia y una vez combatida ésta le vinieron unas fuertes calenturas, que apenas ahora está convaleciente, pero aún de noche le acompañamos dos religiosas. Parece que está restableciéndose un poco y el médico Dr. Adalberto Gallardo una buena eminencia que le quiere mucho porque fué su acolitito y cada día viene a visitarle. Está haciendo todos los esfuerzos posibles para que el viejecito se restablezca pronto y vuelva a recobrar sus antiguas fuerzas.

Hemos estado muy preocupadas pensando en los exámenes del niño Marcelino y todas nuestras oraciones y plegarias son pidiendo a Nuestro Señor y a la Divina Pastora que le dé buen éxito y salga aprobado si es la Divina Voluntad. Si no fuera así, bendigamos entonces la mano de Dios que todo lo dispone para nuestro bien.

Hace una temporada que no tenemos carta de José María, pero esperamos en este correo y quizás nos llegue también las revistas q. nos anunció, pues como vienen por correo nacional tardan un poco.

Ojalá que la estadía en Carcagente haya sido buena y provechosa y que la naranja les diese un buen rendimiento. Cada día estamos ofreciendo nuestros sacrificios por su esposo, sus hijos y el adelanto y progreso del Centro Catequístico. El día del Aniversario de la muerte de su mamacita el Padre ofrecerá la Santa Misa y esta servidora con los niños la Misa y Comunión. Así es que estaremos unidas muy especialmente y compartiremos nuestras tristezas y pesares.

Recuerdos cariñosos a las nenitas y que estoy esperando una cartica de ellas. El reverendísimo Padre se une a mí para saludarle con mucho cariño y decirle que hoy se encuentra mejorcito y que confía en Dios que se restablecerá.

Para las señoras del Centro nuestro saludo sincero y reciba la bendición del Padre y el afecto de su Affma.

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

 

Es de noche excuse tanto disparate.

El Padre dice que si encuentra el canto por García que comienza: “Flores del campo abríos ya”. Si le es fácil se lo envíe.

 

CARTA Nº 89

 

Carcagente 12-VI-[19]56

 

Sra. Dña. Besina Talens de Rius

Barcelona.

 

Muy señora mía: Por correo le mando un paquete que trajo un padre capuchino para usted. Como no tenía que ir a Barcelona me encargó a mí que se lo mandará. Creo serán recuerdos que pertenecieron a mi tío el P. Eugenio de Carcagente, q.e.p.d.

La creo enterada de su fallecimiento que fué el 13 de abril próximo pasado.

Agradecería mucho me notificara el recibo de dicho paquete.

Suya affma. S. S.

 

Eugenia Artés

 

Dirección de esta su casa:

E. Artés Soler.- San Pablo 27

Carcagente (Valencia)

 

CARTA Nº 90

 

Isla San Andrés junio 13 / [19]56

 

Sra. Dña. Besina Talens de Rius

Barcelona.

 

Carísima en Cristo:

El último correo fue portador de su queridísima cartica, la que además de traer consuelo a mi corazón, renovó la pena de mi orfandad con la desaparición de mi viejecito querido. Era mucho lo que él amaba y admiraba la hermosa obra de Apostolado Católico que su querida Besina llevaba a cabo, y tenga por cierto que desde el cielo, él derramará bendiciones especiales sobre su obra, su familia, sus obreros y especialmente sobre sus hijos y sobre el nuevo hijo o hija (Eugenio o Eugenia) que dentro de poco tiempo alegrará ese hogar y será prenda de bendición y de paz, para los queridos y amados papacitos. Sus cartas me animan y consuelan, y no deje de hacerlo con frecuencia. El Padre José recibió los dos paquetes de revistas, los próximos que pueda enviar póngalos a mi nombre.

Durante este tiempo pido mucho a N. S. por sus necesidades y el alma de nuestro queridísimo Padre (q.e.p.d.) nos alcanzará desde el cielo cuanto pidamos.

Son muchas las muestras de condolencia que de todas partes de la república se han recibido por la muerte del Padre, el Presidente de Colombia ha mandado un hermoso pergamino, en el que lamenta la pérdida del insigne misionero, del celoso Pastor y del padre Amado.

Mi dolor y mis tristezas, ceden un poco, al pensar en la inmensa gloria que disfrutará allá en el cielo, al lado de sus padres, de sus amigos, de sus familiares y más que todo en la posesión del mismo Dios.

Recuerdos cariñosos y abrazos a las nenitas, al misionerito, a su esposo e hijo mayor, y un beso y una bendición al nené cuando llegue.

Le envió el recordatorio de mi amado y bien llorado viejecito. Hoy hace dos meses que murió.

Le abraza con cariño su Affma.

 

Sor María de los Ángeles de Sonsón

R. T. C.



[1] Al original: 1925.

[2] Al original: 1896.

[3] Notas autobiográficas que al cumplir los noventa años facilitó a su prima Carmen Anglasell de Taléns, publicadas en Carcagente. Feria y Fiestas 1955, Ayuntamiento, Carcaixent: Cuenca/Fábregues. Vid. cartas núm. 72 y 75.

[4] F. FOGUÉS JUAN: Historia de Carcagente. Compendio geográfico-histórico de esta ciudad, Carcaixent, 1934-36, pág. 244-45.

[5] Al original: 1898.

[6] En el original: 1936.

[7] E. DE SOLLANA [OFM.Cap]: “Eugenio de Carcagente”, dentro Escritores de la provincia capuchina de Valencia. Ensayo Bibliográfico, Ed. Curia Provincial de Capuchinos, València: Imp. Semana Gráfica, 1963, pág. 115-117.

[8] E. SOLERIESTRUCH: Carcaixén. Biografia d’un poble de la Ribera Alta, 1977, pág. 307-8.

[9] Carcagente. Feria y Fiestas 1956, Ayuntamiento, Carcaixent: Cuenca/Fábregues.

[10] A. FERRÁNDIZ MORALES: Historia religiosa de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, 1998.

[11] “Tradicions carcaixentines. Toia de glories”, dentro Carcagente. Feria y Fiestas 1970, s. pág.

[12] Hija de Manuel Anglasell Serrano y Emilia Puig-Oriol Olivet, nació en Barcelona circa 1869. En 1890 contrajo matrimonio en Barcelona, con Domingo Taléns Rodríguez (Carcaixent, 1859- ? 1932), hijo de Domingo Taléns March y Dolores Rodríguez Garrigues, hermana de la madre del Padre Eugenio. Fueron padres de Domingo (Barcelona, 1891- ?1955), Besina, Carmen Emilia (1894), Desamparados (1896), Manuel (1899), César y María de Aguas Vivas. Falleció en Carcaixent, el 12 de agosto de 1954, siendo enterrada en el cementerio municipal.

[13] Nació en Carcaixent en 1853.

[14] Hijo de Juan Bautista Soler, de Atzaneta de Albaida, y Rita Gisbert, de Albaida, nació en Atzaneta de Albaida, c. 1819. Contrajo matrimonio con Angela Rodríguez Garrigues, en 1844. Fueron padres de: María Angela (1845), Pascuala Antonia (1847-1847), Pascuala Antonia (1849-1923), Josefa Ramona (1951-1951), María Francisca (1853-1920), María del Carmen (1854-1855), Joaquín Tito (1857-1931), María del Carmen (1859-1934), Josefa Ramona (1862-1905), Juan Bautista (1865-1956) y Josefa María (1867-1868). Falleció en Carcaixent, en 1911.

[15] Ciudad del norte de Colombia, capital del departamento de Guajira; 40.000 habitantes en 1983. Situada en la costa del Caribe, en la desembocadura del río Ranchería. Centro comercial agrícola (henequén, legumbres) de los productos de las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta. Pesca (perlas). Obispado. Vid. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, tomo XVII, pág. 428.

[16] Alfredo Badenes Moll (Carcaixent, 1875-? ca, 1910). Escultor. Desarrolló toda su actividad en Valencia. Según el historiador F. Fogués Juan (Historia de Carcagente, pág. 246), perdió la razón con motivo de los comentarios que se suscitaron por la aparición del cometa Halley y se suicidó. Fue el autor de los dos ángeles que sustentaban los candelabros de la Capilla de la Patrona, desaparecidos en 1936.

[17] Ciudad del norte de Colombia, capital del departamento de Atlántico en la margen izquierda del río Magdalena, a 15 km. de su desembocadura; 855.195 habitantes en 1979. Antiguo puerto fluvial, la ciudad se ha convertido después de la canalización de la desembocadura del Magdalena (Bocas de Ceniza) en un importante puerto marítimo y fluvial. A principios del siglo XX la ciudad contaba con 30.000 habitantes, y en 1951 tenía ya 279.627 habitantes. Fundada en 1629, creció lentamente como ciudad mercantil hasta el saqueo de 1815, durante la guerra de la Independencia. La construcción de un ferrocarril al puerto fluvial del Magdalena aumento el tráfico comercial y la hizo rival de Cartagena de Indias. Desde 1920 aumentó su potencial industrial y su crecimiento demográfico, que se vio reforzado por la construcción de un aeropuerto internacional. Vid. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, tomo III, pág. 426.

[18] Nació en 1859. Contrajo matrimonio con Antonio Artés Faus, de Lloc Nou de Sant Jeroni, en 1885. Fueron padres de María Angela (1886-1913), Eugenio (1889-1897), Enrique (1892), Carmen (1895-1919) y Eugenia (1902). Murió en 1934.

[19] Nació en Carcaixent, el 28 de febrero de 1847, hijo de Vicente Gomis Reig y Josefa Vila Monzó, de Albaida (Valencia), sobrina del párroco Monzó. Beneficiado (1878), y archivero (1881) de la Parroquia de San Pedro de Sueca, donde fue el artífice del catafalco erigido con motivo de las exequias por el papa Pío IX, el 17 de febrero de 1878, y del abecedario de defunciones del siglo XX. En Carcaixent tomó posesión del Beneficio de San Roque, fundado por el párroco Monzó, el 25 de junio de 1893. Hizo donación a la parroquia de valiosas obras de arte para el culto litúrgico y embellecimiento de la Capilla de San Bonifacio Mártir. Entre ellos una casulla roja de terciopelo, con cenefa artísticamente bordada con emblemas martiriales; una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y un estandarte antiguo de terciopelo rojo, bordado de seda y oro, con la imagen de nuestro Santo Patrón. También diseño y costeó el estandarte de la Virgen de Aguas Vivas, que fue estrenado en la procesión del Corpus, el 4 de junio de 1899. Murió el 3 de febrero de 1912.

[20] El P. Eugenio se refiere al Excmo. y Rvdmo. P. Atanasio de Manises, llamado en el siglo Vicente Soler y Royo, hijo de Vicente y de Sinforosa, nació en Manises el día 27 de enero de 1870. Cursadas las humanidades y la filosofía en el seminario conciliar de Valencia, cuando contaba 18 años, ingresó en el noviciado de capuchinos, del que se vio obligado a salir para volver al seminario; ordenado de sacerdote el 22 de diciembre de 1894, ejerció el ministerio de las almas en la diócesis valentina hasta que el día 19 de mayo de 1898 volvió a vestir el hábito capuchino en Masamagrell, donde hizo la profesión simple el día 21de mayo de 1899. Dotado de extraordinarias cualidades oratorias se entregó a la predicación con gran fruto de las almas. En 1900 es destinado a la misión guajira en Colombia, donde con gran entusiasmo desplegó su celo apostólico; el día 17 de noviembre de 1902 hizo en Riohacha la profesión solemne. El día 19 de julio de 1904 es nombrado custodio de la misión; poco después de constituido en ella el vicariato apostólico de la Guajira, Serra nevada y Motilones, fue designado el 31 de julio de 1905 su primer vicario apostólico; el día 31 de diciembre de 1906 es preconizado obispo titular de Citarizo, recibiendo la consagración episcopal en Bogotá el día 19 de marzo de 1907. Al frente de la misión desarrolló una ingente labor apostólica: concluyó colegios; fundó orfanatos; consiguió la residencia de Bogotá, que con el tiempo había de ser la procuradoría de las misiones; planeó y consiguió la reducción de los indios motilones; promovió el progreso material de la región; estableció cajas de ahorro, cajas dotales, sindicatos, etc.; trabajó en fin con infatigable celo y con entusiasmo y amor de padre por el bien de aquellas almas. En medio de la veneración de todos, que veían en él el prototipo de un gran apóstol, falleció en Bogotá el día 21 de noviembre de 1930. Vid. E. DE SOLLANA [OFM.Cap]: “Atanasio de Manises”, dentro Escritores de la provincia capuchina de Valencia, Op. c., 1963, pág. 53.

[21] El P. Eugenio se refiere a los sucesos ocurridos en la llamada “Semana trágica”.

[22] Antonio Boxó Torres, hijo de Francisco y Salvadora, nació en Reus el día 17 de enero de 1855. Vistió el hábito capuchino en Guatemala el día 11 de julio 1869, donde hizo su profesión simple el día 22 de enero de 1871 y su profesión solemne el día 18 de enero de 1874; siendo ordenado sacerdote el 26 de enero de 1879. Ha sido dos veces custodio de la misión guajira (1892 y 1908); guardián de los conventos de Masamagrell (1881 y 1895), Antequera (1885 y 1889), Ollería (1899), Jijona (1904, 1907 y 1910) y Monforte del Cid (1911 y 1914); definidor provincial (1907 y 1911) y ministro provincial (1917). En el ejercicio de su cargo falleció en Valencia el día 18 de octubre de 1918. Vid. E. DE SOLLANA [OFM.Cap]: “Estanislao de Reus”, dentro Escritores de la provincia capuchina de Valencia, Op. c., 1963, pág. 114.

[23] Francisco Mora Berenguer (Sagunt, 1875-Castelló de la Plana, 1961). Arquitecto. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, en donde fue discípulo de Gaudí. En 1901, y después de un corto tiempo como arquitecto de Gandesa y Tortosa, se instaló en la ciudad de Valencia, en donde fue profesor de la Escuela de Artes e Industrias y Arquitecto Jefe del proyecto de Ensanche de la ciudad. Tomó parte en la realización de la Exposición Regional Valenciana de 1909, para la que construyó el Pabellón Municipal, en el que reprodujo líneas y elementos de los monumentos góticos de la ciudad. Sus obras supusieron una aportación fundamental al modernismo valenciano, y entre ellas cabe destacar, en la ciudad de Valencia, la nueva fachada del Ayuntamiento (en colaboración con Carlos Carbonell) (1915), el mercado de Colón (1914-16), el asilo de San Juan de Dios (1908), la iglesia de San José de la Montaña, el monumento al pintor Sorolla, en la playa de la Malvarrosa (1933), los edificios del banco Hispano Americano (1926) y del cine Coliseum, ambos derruidos, etc. Desempeñó numerosos cargos oficiales y perteneció a las Academias de San Carlos de Valencia y de San Fernando de Madrid. Vid. Gran Enciclopedia de la Región Valenciana, 1972, tomo VII, pág. 217.

[24] Francisco Pascual Bolinches Serra. Nació en Carcaixent, el 7 de octubre de 1865, hijo de Francisco Bolinches Lluch y Filomena Serra David. Ordenado presbítero en 1891, fue nombrado vicario de Carcaixent-Cogullada, el 30 de marzo del mismo año. El 10 de marzo de 1907 tomó posesión del Beneficio de la Anunciación de Nuestra Señora, presentado por Salvador Serra David y Vicente Timor Talens. Murió el 31 de octubre de 1918.

[25] Vicente Taléns Taléns. Estaba casado con María Amador Palau.

[26] Llamado en el siglo Andrés Simón Gómez, hijo de Manuel y de Francisca. Nació en Orihuela el día 30 de noviembre de 1876. Vistió el hábito capuchino el día 1 de diciembre de 1891 en Masamagrell, donde hizo la profesión simple el mismo día del año siguiente; y la solemne en Orihuela el mismo día de 1895; recibió la ordenación sacerdotal el día 9 de abril de 1899. Fue lector (1899, 1902 y 1904); destinado al vicariato de la Guajira (1906), ejerció varios años el cargo de secretario de su tío el siervo de Dios Ilmo. Sr. Fr. Francisco Simón y Rodenas, obispo de Santa Marta; fue superior regular de la misión y definidor provincial (1926). El día 7 de noviembre de 1936 fue martirizado por los marxistas en el término de Crevillente. El día 1 de abril de 1955 se comenzó el proceso informativo de su causa de beatificación o declaración de su martirio. Vid. E. DE SOLLANA [OFM.Cap]: “Eloy de Orihuela”, dentro Escritores de la provincia capuchina de Valencia, Op. c., 1963, pág. 105.

[27] San Pío de Pietrelcina (1887-1968), O.F.M.Cap. Conocido como el fraile de los estigmas, fue canonizado por el Papa Juan Pablo II, el 16 de junio de 2002, del que es un gran devoto y que se asegura le profetizó que sería elegido Papa. Los estigmas en las manos pies y costado, que reproducen las llagas de Cristo Crucificado, el poder de la bilocación y la capacidad de comprender y hacerse entender en idiomas desconocidos son algunos de los fenómenos extraordinarios hallados en el Padre Pío. Los estigmas en las manos y pies se le aparecieron por vez primera a finales de 1911 y la llaga del costado, la experimentó el 5 de agosto de 1918, tras la visión de un personaje celeste que le traspasó el costado izquierdo con una especie de lanza, que volvió a aparecer el 20 de septiembre siguiente, después de la misa, cuando miraba un crucifijo.

Los estigmas se mantuvieron a lo largo de toda su vida y de ellos manaba sangre continuamente, sin que se infectasen, ni hubiera pérdida de glóbulos rojos. Desaparecieron instantánea y completamente el 22 de septiembre de 1968, cunado celebraba su última misa, un día antes de su muerte (De Levante-EMV, 17 junio 2002, pág. 59).

[28] Nació en 1849. Contrajo matrimonio en 1869 con Sebastián Sáez Candel (Carcaixent, 1843-1885). Fueron padres de Pascuala Antonia (1870), Vicenta Antonia (1872), Salvador (1874), Sebastián (1876), Enrique Cayetano (1878), María Loreto (1881), Juan Bautista (1883) y María del Carmen (1885). Viuda contrajo nuevamente matrimonio en 1898 con Pedro Laguía Rodríguez (Jabaloyas, Teruel, c. 1838-Carcaixent, 1900). Falleció en 1923.

[29] Intendencia insular de Colombia, en el mar Caribe, frente a la costa de Nicaragua; 44 km², 30.000 hab. en 1981 (14.583 concentrados); 681,8 hab./km². Formada por el archipiélago homónimo, que comprende las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Relieve llano. Clima caluroso, suavizado por las brisas marinas. Cereales, caña de azúcar y cocoteros. Peca. Industria alimentaria. Turismo. Comprende los municipios de San Andrés y Providencia. Capital, San Andrés. Vid. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, tomo XVIII, pág. 127.

[30] Primera carta mecanografiada.

[31] Isla y municipio de Colombia, capital de la intendencia de San Andrés y Providencia, en el mar Caribe; 26 km², 20.104 hab. en 1973 (14.428 la cabecera); 773,2 hab./km². Pesca. Turismo. Vid. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, tomo XVII, pág. 428.

[32] Isla volcánica de Colombia, que forma parte del archipiélago de San Andrés y Providencia; 17 km². Coincide con el municipio homónimo: 2.615 hab. en 1973 (155 la cabecera); 153,8 hab./km². Vid. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, tomo XVII, pág. 93.

[33] Joaquín Tito, nació el 1857. Contrajo matrimonio en 1883 con Josefa Antonia Navarro Sanz. Fueron padres de Josefa Antonia (1884), Joaquín (1886), Elodia (1888), Josefa Antonia (1890), María (1892), Joaquín (1894), María Dolores (1696), María Consuelo (1898) y María Desamparados (1900).

[34] En el original: prima.

[35] En el original: prima.

[36] “Un misionero de Carcagente, a Carcagente. Mi obsequio a mis paisanos.

Señoras y señoritas de mi pueblo:

¿Un obsequio? ¿Cuál, qué?, diréis, movidas si no por la curiosidad, a lo menos por el deseo de conocer cuál sea mi ofrenda..

Os lo diré sin titubeos; se trata de una florecilla de mi jardín misional. Esto, sin duda, os parecerá a simplevista, un misterio, pero quedará pronto descubierto con la descripción que de ella os voy a hacer en este relato.

¿Véis ese niño vestido de acolitito, con su carita y ojos vivísimos? Esa es la flor que pongo bajo vuestro amparo y protección.

Este campo misional, en verdad, da muchos abrojos y espinas, pero en medio de ellos no deja de brotar alguna hermosa flor, y una de ellas ese niño que se llama Jorge Tirso Muñoz.

Desde muy niño se educó en el colegio de la Sagrada Familia que regentan las religiosas T Capuchinas. Tiene ahora catorce años, es de familia muy pobrecita, habla la lengua inglesa como un Shakespeare; tiene un carácter jovial y espontáneo; se trasluce en el un espíritu franco y decidido; inteligencia precoz y nada común; entusiasmo vehemente por las cosas de la Misión, y un corazón tierno y generoso. Cualidades estas que, dirigidas con tino y puestas al servicio de la causa del bien, podrían producir frutos admirables.

Os contaré algunos detalles de su celo:

Habiéndole un día encomendado la distribución de unos periódicos de controversia católica, fué a ofrecerlos ciertas a cierta casa, donde estaban reunídas varias viejas protestantes, de las que sobresaliendo por su fanatismo son las llamadas entre ellos «diaconisas». Con toda naturalidad y soltura les ofreció dichos periódicos para que pudieran darse cuenta de las verdades que desconocían sin duda. Las viejas, después de mirarle indignadas, pareciéndoles aquello un atrevimiento inaudito, prorrumpieron en insultos y abobinaciones, y renegando como verdaderas empedernidas en el error.

El muchacho no se inmutó por aquellos desmanes, y con toda entereza y en forma cortés, les iba refutando cuantos errores proferían, y fueron tantas y tan atinadas las razones que adujo en defensa de nuestra santa fe católica, que las pobres viejas, no sabiendo cómo defenderse, le arremetieron a escobazos y le sacaron de la casa precipitadamente. Un señor abogado que se enteró de la polémica, llenó de merecidas alabanzas al valeroso niño.

Para salvar a este niño y sacar un buen misionero, os propongo formar una beca que podíamos intitular de la Virgen de Aguas Vivas, por ser el que os habla legítimo carcagentino título del que se gloría.

¿Cómo formar esta beca? Recomiendo la iniciativa al Secretariado de Misiones de la Archidiócesis y al señor Cura Párroco de Carcagente. Ellos sabrán formar una Junta de respetables matronas para que se encarguen de recoger la suma necesaria para esta beca.

¡Y que júbilo para mí y satisfacción para vosotras el día que, acabada la obra, podamos contar con un nuevo operario mediante vuestra desinteresada y constante cooperación. Estoy seguro de que los ángeles os señalarán con el dedo atribuyendoos esta obra magnífica; y los mismos ángeles, encargados de tejer la corona de todas vuestras obras buenas, estimarán ésta como la más singular y digna de recompensa eterna. Y, además de esto, en todas las misas de este vuestro protegido, en todas las conquistas que haga para el cielo, vosotras tendréis parte especial y aumentará más y más la corona que será vuestro galardón por toda la eternidad.

Vuestro afmo. compatriota,

Fr. Eugenio de Carcagente

Superior Eclesiástico y misionero Capuchino

Islas de San Andrés (Colombia), 22 junio 1935”.

 

[37] En el original: sobrina.

[38] En el original: tío.

[39] En el original: sobrina.

[40] José Pérez Pérez, hijo de Francisco y de Ana, nació el día 11 de diciembre de 1902 en Orihuela. Vistió el hábito capuchino el día 6 de enero de 1918 en Ollería, donde hizo la profesión simple el día 8 de enero de 1919; y en Totana la solemne el día 12 de diciembre de 1925; recibió la ordenación sacerdotal el 29 de mayo de 1926. Ha sido profesor en el colegio de san Buenaventura de Totana. En 1926 es destinado al vicariato apostólico de la Guajira, en cuya misión ha sido cuatro veces superior regular (1936, 1939, 1943 y 1949). El día 9 de nero de 1953 fue elegido prefecto apostólico de San Andrés y Providencia, de cuya misión ha sido dos veces superior regular (1953 y 1960). Vid. Vid. E. DE SOLLANA [OFM.Cap]: “Gaspar de Orihuela”, dentro Escritores de la provincia capuchina de Valencia, Op. c., 1963, pág. 185.

[41] En el original: Besana.

[42] En el original: prima.

[43] En el original: prima.

[44] Había fallecido el 12 de agosto de 1954. Sus restos fueron enterrados en el cementerio municipal de Carcaixent.

[45] En el original: primo.

[46] En el original: prima.

[47] En el original: prima.

[48] En el original: prima.

[49] En el original: primo.

[50] En el original: primos.

[51] En el original: primos.

[52] María del Pilar Modesta Petra Josefa, nació en Carcaixent el 12 de octubre de 1891, hija del abogado Marcelino Solís Jodrá, de Naviereas (Soria) y de María de las Mercedes Armand Rodríguez, de Carlet (Valencia). Contrajo matrimonio en Valencia con Domingo Taléns Anglasell, en 1927.

Comenta